sábado, 11 de junio de 2011

Captahuellas “en línea” o Revocatorio Parte II

Por Luis Manuel Aguana

La respuesta del CNE a los partidos no se hizo esperar. Les dijeron que aún no se habían adquirido las máquinas. Lo asombroso de esto es que figuras destacadas de la oposición aun estén pensando que esto lo esta haciendo el CNE solo para retrasar el proceso de elecciones. Tienen que despertar. Como dice Súmate, hay que activarse frente a esta nueva invención. Quiero aclarar a todos los que me han indicado que lo que escribo mina la confianza del elector, que esto no es un ataque a la institución del voto, sino todo lo contrario.

Debemos y vamos a participar pero en conciencia que tenemos un árbitro que juega para un lado que no es el de la democracia y que no somos pendejos para no saber cuales son sus pretensiones. Para decir, como indicó el representante de la MUD ante el CNE, Enrique Naime, en declaraciones recientes a El Nacional a raíz de las quejas hechas publicas por todos los que hemos opinado del asunto, que el secreto del voto no está amenazado después de haberse reunido con los rectores, tiene que haber visto los programas de esas máquinas y el proyecto en cuestión y haber analizado a profundidad lo que nadie todavía ha visto porque el CNE no lo ha mostrado, como es su deber. No es de otra manera. Insisto que nuestra gente en la MUD y todos nosotros tenemos la obligación de seguir haciendo presión publica para que le CNE se abra y nos diga como se come eso de unas captahuellas pegadas a la maquina electoral y que se garantizará a la vez el secreto del voto.

Por otro lado, solo hay dos maneras que una captahuella identifique a un elector. La primera es que la información biométrica de este se encuentre en la máquina electoral o en una maquina que opere simultáneamente. La segunda es que se encuentre “en línea” con el CNE. El CNE no ha aclarado en donde residirán los datos biométricos de los electores de la mesa para que ocurra el proceso de identificación. En cualquier caso estamos ante una situación que desfavorece los derechos del elector. Si los datos de identificación están en la máquina de votación, nos encontramos ante un riesgo cierto al secreto del voto, que el CNE no ha explicado como garantizará; sin contar con lo que hemos advertido en este Blog en relación a la unicidad de la data. Me gustaría mucho conocer como el CNE garantizará a la población que no habrá electores cuya data biométrica no esté repetida en diferentes máquinas ubicadas en distintos centros electorales, originando lo que di en llamar los nuevos “multicedulados”.

Pero al parecer están pensando en repetir la experiencia exitosa del Revocatorio del 2004. Esto es, colocar la captahuella “en línea” con el CNE y esta dará el pase al elector a la máquina electoral, una vez que éste haya sido identificado. De esta manera el CNE monitoreará a nivel nacional quienes han votado o no. Pero con el agravante que ahora, a diferencia del 2004, todas las máquinas estarían “en línea” con el CNE para que el elector pueda ejercer su derecho a votar. En el 2004 solo algunas captahuellas de los centros mas importantes permanecieron “en línea” con el organismo electoral. Y si recuerdan, el CNE al conocer esta información segundo a segundo, alargó ilegalmente el horario de los centros, permitiendo que el oficialismo movilizara a su electorado a su antojo por todo el país. En otras palabras un Revocatorio Parte II, mas sofisticado. Esto originó que la oposición exigiera que las captahuellas estuvieran “fuera de línea” o desconectadas para los subsiguientes procesos electorales. Las colas serían, si se implementara este nuevo procedimiento, peores que en el 2004 en virtud de que habría la captahuella de la entrada al centro de votación (ellos no han anunciado que la eliminarán) y la captahuella de la maquina de votación, para que podamos votar. Falta aun saber si la maquina electoral también esta conectada al lector biométrico-y todo parece indicar que si porque si no duplicarían los costos-, para dar el pase a la votación porque esta puede “capturar” una copia de la imagen biométrica leída para ser enviada en línea, y esta copia luego ser almacenada con el voto del elector. ¡Cuidado con esto CNE!

Es por esto que todo este nuevo sistema del CNE apesta a fraude por todos lados y a la fabricación de una nueva, actualizada y muchísimo más peligrosa Lista de Tascón. No es posible que nos quedemos de brazos cruzados con esto. ¿Cuales son las razones técnicas, económicas y políticas que justifican esta nueva adquisición del CNE, si no es el poner en marcha un mecanismo dirigido a garantizar la permanencia del régimen? ¿Por qué no se utiliza el mismo sistema que ha funcionado hasta ahora? Muchas interrogantes que deben ser respondidas para que los venezolanos no vayamos al matadero de la continuidad y al comunismo. Amanecerá y veremos.