lunes, 27 de agosto de 2012

La Trampa del Simulacro

Por Luis Manuel Aguana

DRAE, Vigésimo Segunda Edición: Simulacro: (Del lat. simulacrum). 1. m. Imagen hecha a semejanza de alguien o algo, especialmente sagrada. 2. m. Idea que forma la fantasía. 3. m. Ficción, imitación, falsificación. Simulacro de reconciliación. Simulacro de vida doméstica. Simulacro de juicio.4. m. Mil. Acción de guerra fingida.5. m. desus. Modelo, dechado.

Coloco el significado castellano de la palabra “Simulacro” en sus cinco acepciones conocidas y tal cual aparece en el Diccionario de la Real Academia Española. Lo coloco también para constatar si no nos equivocamos todos los venezolanos al entender lo que realizará el CNE el próximo 2 de Septiembre, porque al parecer este organismo inventó una sexta acepción de la palabra.

Les daré un ejemplo para que nos entendamos todos. Cuando usted trabaja en una oficina y la gerencia le pasa un memo a todos los empleados indicando que se realizará un “simulacro” de incendio en el edificio a una fecha y hora, ¿Qué entiende usted? Todas las personas ordinarias y normales entenderían que sonaran las alarmas contra incendio en esa fecha y hora, y usted deberá seguir los procedimientos indicados en ese caso por la empresa y desalojara de una manera ordenada el edificio. Se habrá “simulado” el evento y usted habrá practicado qué hacer en caso de un incendio.

Pero si el día del “simulacro” la gerencia viene y le pega candela al edificio y hay humo por todos lados, lo que hay realmente es un incendio y usted verá que no se está “simulando” nada y en el mejor de los casos llamará a los bomberos olvidando todos los procedimientos porque no hubo ficción del evento como bien lo señala el DRAE.

Pues bien, el día 2 de Septiembre no habrá ningún simulacro de elecciones en Venezuela. El CNE ha dispuesto que en lugar de colocar un tarjetón ficticio, será el tarjetón electrónico que se usará el 7 de Octubre, con las opciones reales. El propio incendio, pues. El CNE publica que “Estarán disponibles 1.553 puntos para el simulacro electoral y se usarán las boletas electorales reales del 7-O”. De acuerdo a la información de Voto Limpio “No se van a publicar los resultados, el CNE totalizará pero será para su consumo interno... No se imprimirán actas, pero sí se transmitirán. No se contarán boletas, pero sí se imprimirán y se depositarán en las cajas de resguardo”.

Entonces, siguiendo con mi ejemplo, le van a pegar candela al edificio pero para hacerlo más real le vamos a trancar las escaleras a la gente para que no salga. El CNE, o sea el gobierno y El Saliente, si conocerán los resultados pero no la oposición, ¿Qué tal? ¿Qué clase de “simulacro” es ese? Si van a hacerlo REAL entonces que sea REAL. Tiene que haber el conteo de las boletas y la entrega de Actas a los participantes, como se hará efectivamente el 7 de Octubre.

¿Cómo es eso que solo una parte, el gobierno a través de este CNE parcializado, va a tener los resultados? Si lo quieren hacer de esa manera deberán eliminar el tarjetón real y colocar uno ficticio, simulado, con opciones ficticias, “Opción A” y “Opción B”, si es que quieren probar los procedimientos. Pero no, este CNE tramposo quiere saber cómo está la cosa de verdad en la calle para que El Saliente manipule los resultados y nosotros no tener ni idea de lo que allí pasó. La medición que se realizará ese día es mucho más que una encuesta, NO ES UN SIMULACRO ¡es la elección misma en 1.553 centros electorales!

Vista esta situación de desventaja expresa, varias organizaciones de la sociedad civil están llamando a desconocer y no ir a ese simulacro del CNE por ser una trampa montada para desconocer la mayoría clara que está saliendo por toda Venezuela al paso del candidato opositor. Sin embargo, este escribidor es de una opinión diferente. No creo que se deba llamar a la abstención en ese simulacro pero deben haber, así como en las elecciones reales, las condiciones mínimas para participar. Si ha de existir un simulacro de elecciones, entonces que SEA UN SIMULACRO. Es decir, con opciones ficticias y el resto de las condiciones puestas por el CNE. Ahora bien, si no va a ser así, entonces ya NO ES UN SIMULACRO y de realizarse de esa manera todos los participantes deben entonces disponer de las mismas condiciones que habrán el 7 de Octubre: Copia de las Actas, sorteo de auditoría, apertura de las cajas con los comprobantes en los 1.553 centros designados. O es una cosa o es la otra.

En lugar de que la sea la Sociedad Civil quien llame a ese desconocimiento, debe ser el Comando Venezuela quien solicite las condiciones basado en las premisas anteriores. ¿Y por qué? Porque es el Comando Venezuela quien debe dar muestras claras de transparencia al electorado y comenzar a pararse al frente del organismo a exigir condiciones. Ya estamos llegando a la hora de la verdad, donde el mono no carga a su hijo.

¿Qué pasaría en un escenario en donde el CNE se salga con la suya y haga ese “simulacro” tramposo en esas condiciones, convocando a todo el mundo? Que no solo que el Saliente saldrá diciendo que el “gano” el simulacro, sino que el gobierno sería el único en conocer realmente la situación electoral del país, colocándonos en clara desventaja al generar a través del sistema de medios oficiales una matriz diferente de lo que realmente está sucediendo en la calle, con “pruebas” en la mano. Necesitan parar al “Flaco” como sea y el CNE le estará dando el instrumento preciso para eso al gobierno ya que al poseer esa información estratégica que no se comparte con el adversario, generan las acciones necesarias para revertir su propia situación.

El Comando Venezuela debería establecer una posición contundente en relación a este tema esta misma semana, y antes de ese “simulacro” del CNE, exigiendo las condiciones mínimas para la participación del electorado opositor. De no darse en los términos adecuados el Comando Venezuela debería igualmente rehusarse a ir a ese “simulacro” de incendio del CNE porque no sería realmente un simulacro ya que nos están avisando que nos pegarán candela y nos quemaremos todos dentro del edificio.

Sin embargo, puede darse el caso que los políticos ignoren este nuevo llamado de la sociedad civil, como lo han hecho hasta ahora. En ese caso, la Oposición Civil deberá estar preparada para llamar a no ir a esa trampa de “simulacro” y DESCONOCER LOS RESULTADOS tal y cual sucedería si no nos dejan tener testigos en las elecciones. Si vamos a simular la cosa, que sea entonces completa. Si ellos no dejan que los testigos tengan las Actas en este “simulacro” tramposo cuando están colocando las opciones reales, dejémosle saber entonces cómo sería un escenario público de NO RECONOCIMENTO DE RESULTADOS ante un árbitro vendido.

Caracas, 27 de Agosto de 2012

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana