miércoles, 30 de enero de 2013

Apuntes para una lucha No Violenta - II



Por Luis Manuel Aguana

Deseo hacer una aclaratoria previa antes de continuar con estos Apuntes. Soy solo un estudiante que comparte apuntes, no el profesor. Como en otras materias en las que no me he formado académicamente, he abordado este tema con la rigurosidad universitaria que conozco. Y como dije en mi nota anterior (ver Apuntes para una lucha No Violenta en http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta.html) la lucha No Violenta es una de ellas. Con lo cual, les paso mis Apuntes con los errores y omisiones que haga en medio del aprendizaje, que son de mi entera responsabilidad.

Lo primero que hay que tomar en consideración es que cada caso presentado de Lucha No Violenta, a nivel mundial, es completamente diferente. No solo porque las sociedades donde se han presentado son diferentes, sino porque las estructuras de poder son distintas, así como la realidad histórica y el contexto cultural de cada país.

Con lo cual cualquier metodología no puede ser aplicada a rajatabla y de la misma manera sin hacer las observaciones y modificaciones correspondientes. Nadie de fuera del país puede entender nuestra idiosincrasia mejor que nosotros. Lo importante es que los principios y valores sobre los que se fundamentan esas metodologías son de una validez tan horizontal que bien pudiera considerarse que esos principios son igualmente aplicables.

Cuando Gene Sharp escribió “De la Dictadura a la Democracia” lo hizo para ser aplicado al caso de Birmania en 1993, sin conocer a ese país, tal y como el mismo lo confesara en el documental referenciado en mi nota anterior. Por eso es que este texto es un libro neutro y no todo puede ser aplicado como una receta de cocina. Lo importante es conocer qué cosa puede haber allí para rescatar y aplicar en nuestro actual escenario político. Incluso, podrían variar las estrategias si se aplican ahora que dentro de un año.

La acción No Violenta es tan vieja como el Cristianismo. La aplicó Jesús de Nazareth en el Sermón de la Montaña (Mateo 5, Lucas 6) donde esboza los principios de la acción No Violenta cristiana. Amar al prójimo, incluso a nuestros enemigos, poner la otra mejilla, no criticar el defecto ajeno sin antes ver el propio, son solo algunos de los bastiones que han hecho de la Iglesia Cristiana una institución que ha durado más de 2000 años.

De acuerdo a la obra de Freddy Cante (Acción Política No Violenta – Guía para estudiosos y practicantes, ver en https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDZ0t4WTZsc0g0b3M/edit) el Mahatma Gandhi, fundamenta su lucha en la India en base a principios No Violentos basados en el concepto de Satyagraha (Lealtad a la Verdad) y cuatro principios: Dialogo con el adversario, tácticas no violentas de No Colaboración y Desobediencia Civil, Coraje para refrenarse en usar la violencia y Persistencia en la promoción de objetivos de largo plazo.

Martin Luther King, como seguidor de Cristo y Gandhi, propone estas mismas formas basadas justamente en la acción No Violenta estructural de altos principios humanos. Sin embargo al decir del mismo Canto, la gran escasez de seres humanos no violentos incondicionales, como estos ejemplos, es una gran traba para este tipo de propuesta No Violenta, que sea completamente fiel a esos principios.

Esto es como condicionar la lucha No Violenta a que existan seres de esa elevada condición humana liderando un movimiento de esa naturaleza en Venezuela, siendo  poco realista y casi imposible intentar repetir esa misma acción No Violenta, haciendo uso de estos principios utilizados por ellos en su tiempo y esperando cierta probabilidad de éxito. No funcionaría.

Como consecuencia, pragmáticamente dejamos fuera del análisis esas técnicas tipo Gandhi o King, claro está, dejando siempre la puerta abierta a que en cualquier momento podamos tener a alguien con esas características personales entre nosotros, pero no es definitivamente esperable del liderazgo inmediato en Venezuela.

Sin embargo mucho de lo propuesto por los movimientos de resistencia No Violenta pasa por invocar esos principios como guía espiritual de actuación y es por eso bien importante mencionarlo, antes de entrar a las consideraciones prácticas, porque lo que subyace aquí es un temple inquebrantable para salir de un régimen dictatorial castrador de libertades.

Y eso requiere de algo más que la voluntad política de hombres y mujeres, así como de una especial condición humana, que aun sin llegar a ser como la de los seres excepcionales que fueron Mahatma Gandhi y Martin Luther King, puedan llevar a cabo procesos de transformación política de envergadura con un gran sentido ético y sin las flaquezas y debilidades morales de la gran mayoría de los políticos de oficio.

La Venezuela actual requiere de una clase dirigente diferente, que vaya más allá en el rescate los valores de la política como el instrumento fundamental para la transformación del país. Así fue entendido por los grandes liderazgos que se dieron en los momentos estelares pero muy complejos de la Venezuela del siglo pasado y que dieron pie al periodo más largo en democracia que ha tenido el país. Y la oportunidad que está dando esta grave situación que enfrentamos es que de ella salga la cohorte que lidere ese nuevo proceso de transformación política.

Habiendo establecido el fundamento moral de esta lucha, que va más allá de un simple recetario de cómo cambiar hacia un régimen de libertades, comenzaremos por decir lo Gene Sharp y muchos venezolanos han dicho en incontables oportunidades: NADIE NOS VA A SACAR DE ESTE PROBLEMA, SOLO NOSOTROS SALDREMOS DE ESTO CON NUESTROS PROPIOS MEDIOS.

En este sentido, de acuerdo a Sharp, hay 4 tareas fundamentales que realizar y que desarrollaremos a lo largo de estos Apuntes: a) Fortalecer a la población en su determinación de luchar, en la confianza en sí misma y en sus aptitudes para resistir; b) Fortalecer grupos sociales e instituciones independientes; c) Crear una fuerza poderosa de resistencia interna; y d) Desarrollar un amplio y concienzudo Plan Estratégico global para la liberación y ejecutarlo con destreza.

De acuerdo a un texto que difundió la Agencia Reuters (ver Manual para hacer una Revolución: Cómo se gestó la revuelta de Egipto en http://www.nuevorden.net/r_379.html) fueron 4 las personas inspiradas en las ideas de Sharp las que iniciaron el movimiento de resistencia que terminó en la Plaza Tahrir seis años más tarde y con la salida de Mubarak en Egipto. No se requiere de muchas personas para iniciar un movimiento dirigido y organizado. Solo la determinación de cambio y el convencimiento de que se puede torcer el curso de la historia es más que suficiente. Pregúntenle al Samán de Güere…

Caracas, 30 de Enero de 2013.

Twitter:@laguana

domingo, 27 de enero de 2013

Apuntes para una lucha No Violenta

Por Luis Manuel Aguana

Nunca fui estudiante de tomar muchos apuntes. Cuando la cátedra se ponía difícil prefería ir directamente a los textos de bibliografía, de donde el profesor sacaba la materia que daba. Cuando se trataba de material de cierta complejidad tomaba notas acerca de las diversas fuentes para poder orientarme, cruzando las ideas. Por eso cuando algún compañero que faltaba a clases me pedía los apuntes, no le servía de nada lo que le daba porque más bien aquello parecía un crucigrama inentendible.

Eso es lo que siempre he hecho, nunca he dejado de estudiar. Las clases de nuevas materias son permanentes en la vida y ahora estoy tomando notas en una nueva para mí: la lucha No Violenta. Pero en esta oportunidad espero que el material si sea entendible porque al parecer hay muchísima gente que falto a clases o peor aún, no saben ni siquiera que hay que asistir a clases.

En efecto, cuando usted no sabe de algo y quiere enterarse para hacerlo bien tiene que pasar por un proceso de aprendizaje. Yo no me atrevería a construir un puente sin haber pasado por 5 años de aprendizaje universitario en ingeniería civil. Indudablemente, si me atrevo a hacerlo, el puente se caería y lo peor sería ponerme a llorar porque al volverlo a intentar se vuelva a caer. Se tiene que aprender. ¿Y de quien? De quienes lo saben hacer.

Por eso me ha extrañado que quienes hemos emprendido la lucha No Violenta, la resistencia civil en contra de este régimen, hayamos hecho tan poco esfuerzo por aprender a hacerlo. Y no es que yo me las esté dando que sí lo sé y les pretenda dar aquí una clase sin saber. “Solo sé que no sé nada”, Sócrates dixit. Este es el primer paso.

No puedes salir a la calle para que te den palos a ciegas porque tú disientes del régimen, sin pensar. Y no estoy diciendo que cuando haya una situación que amerite una protesta, esta no se haga. Lo que estoy diciendo es que ésta se haga y se quede allí, y todo lo que se sufrió con tanto esfuerzo, incluso de vidas humanas, se pierda en un vacio porque nadie se tomó la molestia de concertar esfuerzos para que eso tuviera un norte hacia un objetivo que lleve a que lo que origino esa protesta no se vuelva a presentar.

Tales ha sido los fracasos continuos desde el 11A que ya la gente está cansada de salir a las calles a protestar. Dicen ¿para qué? Y el régimen muerto de la risa haciendo creer que son mayoría porque a nosotros se nos enfrió el guarapo,  Y NO ES ASI. Deponer el ánimo de lucha es el primer paso de la entrega del país.

El último golpe desgarrador fue el 7-O. Una oposición movilizada a nivel nacional, un gobierno que no podía llenar ni una plaza de pueblo sin pagar autobuses, sale derrotada porque su candidato se entrega sin pedir al menos que se cuenten las Constancias de Verificación Ciudadana. Y entonces se le hace creer a los venezolanos, con la ayuda de la oposición entregada, que las cifras de este CNE cubano son ciertas y se convence a la población que somos minoría. ¿Qué vaina es esa?

¡SOMOS MAYORIA! Y todavía el candidato que tuvimos cree que esos votos son de él sin pasearse por el pequeñísimo detalle que la mayoría de los venezolanos NO DESEAMOS UN REGIMEN CUBANO EN VENEZUELA. Y que todos salimos a las calles en su campaña política para apoyar a cualquiera que pacíficamente y con los votos, estaba llamado a cambiar el estado de cosas en nuestro nombre. Si hubiera sido el portero de la MUD hubiera sacado exactamente el mismo número de votos y hubiera movilizado a la misma gente.

Entonces el primer apunte de la clase es que el requisito fundamental para una protesta no violenta es la creencia sin ASOMO DE DUDAS, QUE SOMOS MAYORIA QUIENES NO DESEAMOS UN GOBIERNO CUBANO NI LA INTERVENCION CUBANA EN VENEZUELA; Y QUE ESA MAYORIA NO SE REFLEJÓ EN LAS URNAS PORQUE EL GOBIERNO HIZO FRAUDE.

¿Y porque hablo de resistencia no violenta ahora y no antes, aun cuando tuvimos un 11A? Porque como muchos venezolanos me creí el cuento bien elaborado de la oposición “formal” de que podríamos pacíficamente, en una siguiente y siguiente elección, salir de un gobierno malo. Que si bien era cierto que había una abyecta entrega del Presidente al “mar de la felicidad” cubano, tarde o temprano saldríamos electoralmente de él. Pero al ir profundizando el tema electoral, ya es para muchos evidente que esa salida nos la ha vetado el régimen.

Y si a una mayoría no le es permitido expresarse por los medios pacíficos y constitucionales acerca del gobierno que desean porque un régimen entregado a un país extranjero secuestró ese medio de expresión fundamental que es el voto, entonces su salida es protestar masivamente, desconociendo el régimen, legislación o autoridad que está contrariando los valores, principios y garantías democráticos o menoscabando los derechos humanos (Elecciones Auténticas) tal y como señala el Art. 350 de la Constitución, teniendo el DEBER de colaborar para el restablecimiento de su efectiva vigencia, tal y como indica el Art 333 constitucional.

Esto nos lleva indefectiblemente a aquellos quienes vemos que esto ya es abierta y declaradamente una intervención extranjera en Venezuela, y que no cesará porque tienen el control del sistema electoral, al inicio de una protesta cívica, no violenta y continuada que implique la colaboración organizada de esa mayoría, hasta que se restituya el Estado de Derecho en Venezuela y se expulsen pacíficamente a los invasores.

Debemos comenzar por revisar las experiencias que ya hemos vivido en Venezuela. Es por eso que es importante consultar el recuerdo de nuestros héroes vivos que combatieron la dictadura de Perez Jimenez y que colaboraron para llegar a esa liberación el 23 de Enero de 1958. Pero también debemos ir más allá. Tenemos que estudiar detenidamente las experiencias internacionales recientes de la Primavera Árabe, los casos de Serbia, Ucrania, Irán, Siria, Túnez y Egipto, solo por mencionar algunos, cuyas sociedades han manifestado en las calles y han podido salir del sometimiento de un régimen que castra las libertades.

Sin embargo ahora nuestro caso se ha complicado. Ya el problema dejó de ser Chávez. Ahora se trata del sometimiento de nuestro país a un gobierno extranjero dictatorial con la complicidad de factores locales que han permitido una invasión abierta al país. Eso es un problema inédito en el mundo, que necesariamente deberá convocar a nuestras mentes más lúcidas para poder abordarlo con éxito. Es por eso que debemos estudiar mucho y actuar al mismo tiempo.

Para esta primera clase, por lo pronto, les paso estos apuntes para que empecemos el estudio inicial, con dos referencias bibliográficas que son de indispensable revisión y lectura. La primera es un video documental de 52 minutos que usted debe ver de cabo a rabo para que aterrice acerca de quienes han abordado este problema a nivel mundial y como se debe y se puede organizar una resistencia inteligente en contra de este régimen autoritario (verlo en https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dHezFksIM68#). No es un tutorial. Es la historia del uso y aplicación de las ideas de Gene Sharp, del Instituto Einstein de Boston y su obra “De la Dictadura a la Democracia”, y cuya práctica el video describe desde 1989 en Birmania hasta el año 2011 en Egipto y la Primavera Árabe. Es por eso que no podemos salir a la calle como loquitos para que nos mate el régimen sin antes organizarnos adecuadamente.

Es interesante ver que en el minuto 29:36 del video aparece un Chávez vigoroso desacreditando públicamente el trabajo del Instituto Einstein, prueba evidente del terror que les causa un movimiento organizado de la gente en resistencia activa no violenta.

La segunda referencia es la propia obra principal de Sharp, “De la Dictadura a la Democracia”, que he subido en la previsión de que lo puedan encontrar con seguridad (bajar desde https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDLW9MeWxlVWtqQ2s/edit). Es importante que lean la obra y la internalicen, en especial aquellos grupos que deseen hacer resistencia activa no violenta.

Por ahora no comentaré la obra de Sharp y su posible aplicación al caso venezolano. Eso lo comenzaré a hacer en próximas notas. Por ahora solo haré aquí referencia a una parte del video que me llamó la atención porque su concepto forma parte de lo básico que debemos entender. Es la Lección 6: No Te Rindas. Mientras no nos rindamos, NUNCA seremos derrotados. ¡A organizarnos pues!

Caracas, 27 de Enero de 2013.

Twitter:@laguana

jueves, 24 de enero de 2013

Manifiesto y Elecciones Auténticas



Por Luis Manuel Aguana

El impacto causado en el país por el “Manifiesto a la Sociedad Democrática Venezolana y a su Fuerza Armada Nacional” firmado por un inmenso grupo de venezolanos (ver y firmar el Manifiesto en http://www.gopetition.com/petitions/manifiesto-a-la-sociedad-democr%C3%A1tica-venezolana-y-a-su.html) ha sido de una importancia trascendental, no solo por su contenido y su exhortación, sino porque el llamado ha removido la fibra esencial del venezolano en relación a invasión manifiesta del régimen castrocomunista cubano a nuestro país. Ha sido un campanazo que está despertando conciencias. El régimen no perdonará eso.

Se han escrito toneladas de papel acerca de la injerencia de Cuba patrocinada por el gobierno y pareciera que hasta hoy nos estamos desayunando con eso. Tal ha sido el despertar de conciencias. El Movimiento que comienza a partir de este momento, de rescate, en primer lugar de nuestro país caído en manos extranjeras, luce como de prioridad absoluta frente a cualquier otro problema. Hay que salir primero de la invasión comunista de los Castro para luego ocuparnos del resto de los problemas, pareciera ser la consigna. Y cuidado si con salir del primero se empiezan a resolver los segundos.

Esto pone de manifiesto un juego político enteramente distinto al que se había jugado hasta ahora. Convoca a la sociedad venezolana a organizarse frente a un invasor que, cual parásito, se ha adosado a la yugular del país y no la soltará tranquilamente porque en ello se le va la vida. Es por eso que a partir de ahora las cosas no seguirán iguales en Venezuela.

Ante esta perspectiva muchos venezolanos se están organizando en todo el país, lo que tarde o temprano obligará al régimen a quitarse la careta democrática que han lucido internacionalmente y a comenzar la persecución de personas. Y aunque digamos que nuestra protesta siempre será pacifica, ellos buscarán la manera de endilgar violencia a nuestras acciones.

No deseo ser aquí profeta del desastre. Es simplemente la dinámica de este nuevo escenario: un gobierno entregado, un invasor claramente descubierto, al punto que da directamente órdenes desde su país a partir del 10E, una oposición “formal” postrada, esperando la migaja electoral que le puedan entregar y pensando en los pájaros preñados de ganar una contienda electoral presidencial en ese tablero.

La mesa servida pues para una insurgencia, manifiesta por un lado y clandestina por el otro, porque alguien le tiene que hacer oposición real al régimen del invasor, como constitucionalmente TODOS estamos en el DEBER de hacerlo, de acuerdo al Art. 333 de la Constitución.

Y en medio de todo eso varios salimos a exigir Elecciones Auténticas. Algunos dirán, ¿Pero bueno, y si estamos en un régimen de facto, invadidos por un país extranjero, con las autoridades controladas, que caso tiene exigir Elecciones Auténticas? A esos les digo que ese podría ser Talón de este poderoso Aquiles y la solución posible de este complicado problema.

Si bien es cierto que Chávez ha importado el modelo cubano de gobierno no ha socavado todavía nuestro modelo constitucional completamente. Los venezolanos hemos sido duros de cambiar. Por más mensajes comunistas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por parte del Sistema de Medios Públicos, aun los venezolanos no han perdido su quintaesencia democrática. Aun protestamos democrática y pacíficamente en las calles. Aun quienes dicen estar con “El Comandante” y se visten de rojo en sus protestas, mantienen un alto grado de conflictividad y no se creen las soluciones comunistas del gobierno. Estaremos invadidos pero no hasta el grado de creer que ese sistema “socialista” nos resolverá los problemas.

Sin embargo, la exigencia de Elecciones Auténticas no puede funcionar sola. Amerita de un movimiento político nacional que crea en ella. Si la MUD y la oposición “formal” defiende a capa y espada lo que ha hecho el CNE, desestimando y descalificando a quienes nos hemos atrevido a indicar que el sistema electoral y el CNE están en manos cubanas, y que se ha hecho fraude técnico continuado con complicidad opositora,  entonces la solución de este problema se halla muy lejos. La oposición seguirá “perdiendo” elecciones infinitamente, tal vez de una manera deliberada.

Entonces si unimos el Manifiesto que expresa una lucha opositora real y verdadera en contra de la invasión castrocomunista en nuestro país y en nuestras instituciones,-en especial el CNE- con la reconstrucción del sistema electoral, expresado en los documentos publicados ayer por los integrantes del Proyecto EVA (ver “NO a un nuevo Proceso Electoral Viciado” en http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2013/01/no-un-nuevo-proceso-electoral-viciado.html y “Elecciones Auténticas – Una Exigencia Impostergable”, en http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2013/01/elecciones-venezolanas-autenticas-una.html puede bajarse este documento completo desde https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDYVdjanFORjdrVlU/edit) entonces se puede forzar una salida pacífica con la confluencia de todos los factores políticos del país. ¿Qué es difícil? ¡Claro que lo es! Por ello se requiere que TODOS los factores democráticos del país asuman e internalicen que existe el problema expresado en el Manifiesto y actúen en consecuencia de una manera única.

En ese sentido, el día de hoy, durante el Foro de El Nacional “La Injerencia Indebida de Cuba en Venezuela”, el Dr Enrique Aristiguieta Gramcko, personalidad que encabeza el Manifiesto a la Sociedad Democrática venezolana, expresó que el gobierno de transición que nace el 23 de enero de 1958 se constituye con la intención de llamar a un proceso electoral limpio y transparente, cosa que ocurrió en 1959 con la elección de Rómulo Betancourt como primer Presidente de la democracia.

No quiero terminar esta nota sin referirme a los tiempos que viviremos después del campanazo del Manifiesto, que al parecer hizo despertar a todo el mundo, aunque ya algunos habíamos madrugado. Durante el mismo Foro mencionado, una voz de la experiencia de la Venezuela contemporánea como la de Hector Perez Marcano, protagonista de la clandestinidad de Acción Democrática, indicó que los únicos partidos que hicieron resistencia clandestina al régimen de Perez Jimenez fueron AD y el Partido Comunista de Venezuela, pero que recibían línea de su fundador desde el exterior de actuar solo con URD y COPEI, partidos que hacían vida política abierta en Venezuela, ya que AD estaba proscrito.

Sin embargo, Perez Marcano indicaba que los únicos que se restearon en eso fueron AD y el PCV, porque el primero solo conseguía apoyo en el segundo para esos difíciles menesteres, al margen de que puntualmente hubiera dirigentes de los otros partidos presos por el régimen militar. Tal vez eso se debió a las raíces comunistas originarias de AD que hacían que ambos partidos compartieran riesgos comunes.

Lo interesante de esa aseveración histórica es que cuando se presenta una situación de crisis como esta no todo el mundo la enfrenta de la misma manera, siendo necesario encontrar desde donde antes no existían, las entrañas necesarias para abordar el lance. Alguien una vez me dijo que el venezolano es del tamaño del compromiso que se le presenta y nuestra historia lo ha validado una y otra vez. Esta vez no será diferente…

Caracas, 24 de Enero de 2013.

Twitter:@laguana