martes, 5 de noviembre de 2013

De buenas prácticas, universidades y transparencia electoral

Por Luis Manuel Aguana

La Universidad Católica Andrés Bello organizó un Congreso Internacional al que denominaron “Buenas Prácticas Electorales para el Fortalecimiento de la Democracia”, donde los expertos llegaron a la siguiente conclusión: Auditar exhaustivamente el RE en 2014 (ver noticia en el Nacional en http://www.el-nacional.com/politica/2014-Auditoria-CNE-Foro-RE_0_294570729.html).

No hacía falta reunir en un Congreso a ningún especialista para darse cuenta de eso desde el año 2004, no solo por las investigaciones de reputados especialistas sino por los resultados claros de la única auditoría independiente realizada al RE en el año 2005 por el Centro de Asesoría y Promoción Electoral (CAPEL) dependiente del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), con sede en Costa Rica.

En efecto, en el Informe publicado por ESDATA en noviembre de 2012 en ocasión a las Elecciones Presidenciales de ese año (ver informe completo Elección Presidencial en Venezuela 2012 – Una Evaluación Integral https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDWUQwanJiYUUtRFU/edit?usp=sharing) se señala: “Se puede observar que a partir de 1999, con la promulgación de la nueva Constitución que dispuso la NO OBLIGATORIEDAD DEL VOTO y por tanto de la inscripción en el RE, se desaceleró su crecimiento, hasta que se presentó la posibilidad de revocar el mandato presidencial (2003-2004). Allí hubo un crecimiento anómalo, (2004 en adelante) que continúa hasta el presente. Para 2011 había 18.406.244 inscritos en el REP, cuando la proyección histórica era de 16.847.203. Para 2012 el REP superó los 18.900.000 electores, pudiendo afirmarse que hay más 2 millones de inscritos que requieren de una investigación exhaustiva, por no haber pasado por el control de la extinta Fiscalía de Cedulación.” (Informe Pag. 35 negritas y subrayados nuestros).

¿Entonces? ¿Por qué reunir a unos especialistas sino para concluir, no esto que ya sabemos de la necesidad inmediata desde el 2004 de una AUDITORIA INDEPENDIENTE DEL REGISTO ELECTORAL, sino para darle un espaldarazo al sistema electoral del CNE y volver con la letanía de la MUD que votemos sin condiciones en un sistema electoral completamente viciado?

Creo que la UCAB es una institución seria. La MUD y sus técnicos buscaron cubrirse del manto de seriedad técnica que representa una institución universitaria para ponerle un sello de calidad y garantía al sistema automatizado del CNE y convencer a los venezolanos que este sistema electoral y “el sistema automatizado de votación” son confiables, como lo indicara el Sr. Luis Lander, Director de Observatorio Electoral Venezolano, quien al parecer descarta los estudios técnicos que se han realizado, y que comprueban la utilización parcializada de las maquinas Smarmatic en los procesos electorales en Venezuela, como el de ESDATA citado previamente, y que le recomendamos estudie con mucho detalle.

Y aunque denunciaron las irregularidades que el organismo electoral acostumbra a realizar en cada elección para hacer notar que es el ventajismo la causa principal por la cual se pierden elecciones en Venezuela, es bueno que también las universidades como casas del conocimiento y búsqueda de la verdad, no solo estudien un solo aspecto del problema.

Es notorio y comunicacional desde hace años, que existen ONG’s y técnicos independientes que diferimos de manera sustancial de las conclusiones y seriedad de los representantes técnicos de la MUD ante el CNE, en relación a todo el sistema técnico-electoral venezolano, al punto que en oportunidad de las elecciones del 7-O los invitamos a contrastar resultados y conclusiones técnicas (ver Urgente e Impostergable: La Unidad en lo Técnico en http://bitakoraeva.blogspot.com/2012/07/urgente-e-impostergable-la-unidad-en-lo.html), cosa que desecharon de manera destemplada sin dar argumentaciones técnicas sino políticas (ver Respuesta del Grupo La Colina http://bitakoraeva.blogspot.com/2012/07/respuesta-del-grupo-la-colina.html). Entonces, ¿es un problema técnico o es un problema político?

Sería muy interesante que todas las universidades, en especial la UCAB promotora de este encuentro unilateral, promovieran que sus estudiantes y centros de investigación se dedicaran a abrir la “caja negra” del sistema electoral venezolano, desmenuzándolo desde sus diferentes ángulos-político, legal y tecnológico-, contrastando las realidades de las “auditorías técnicas”-o visitas guiadas que llamamos nosotros-, que hace el CNE versus las que deberían realmente realizarse para garantizar que los electores venezolanos tengamos elecciones libres y transparentes. De esta manera nadie tendría dudas del sistema técnico-electoral que utilizamos para votar.

Sería importante que organizaciones como el Observatorio Electoral Venezolano, que afirman públicamente en un Congreso Internacional que “sistema automatizado de votación es confiable” nos explicara cómo este sistema electrónico garantiza Un-Elector-Un-Voto cuando no existen ni los procesos, ni una base de datos única sobre la cual contrastar si una persona votó o no, abriendo al contrario la posibilidad que sus registros biométricos se encuentren repetidos en múltiples maquinas Smartmatic distintas, hasta en el mismo centro electoral. Y si a esto le añadimos la corrupción de las huellas existentes dentro del RE, cualquier chino con cédula de identidad de la Misión Vivienda en Fuerte Tiuna estará votando por el gobierno las veces que le de la gana.

Sería bueno que el CNE y la empresa Smartmatic, quien estuvo representada en ese evento, le entregara a las Facultades de Ingeniería y/o Escuelas de Ingeniería Electrónica de universidades como la UCV, USB, ULA, LUZ, UC, UDO y la misma UCAB, algunos especímenes de esas máquinas y su software operativo para que de una vez por todas sepamos si tienen o no posibilidades de transmisión inalámbrica-mas allá de transmitir resultados electorales-, si pueden o no ser controladas de manera remota y que recibamos los venezolanos un detallado informe técnico de ellas, completamente independiente. Eso sí sería una buena participación de la Academia para contribuir con la transparencia del proceso, no este despliegue de mercadeo electoral de la MUD.

Aquellos venezolanos quienes hemos adversado la manera en que se ha conducido y manipulado este tema, tanto por el gobierno como por la oposición, exigimos que existan condiciones de participación, que sean retiradas las captahuellas y las máquinas de información a las entradas de los centros, que los centros de una y dos mesas sean acordados en consenso con la oposición y circunscritos a aquellos lugares donde realmente sean necesarios.


Pero esto no va a ocurrir. ¿Y por qué? Porque esas son precisamente las cuestiones que deberían estar discutiéndose en un Congreso que tenga por nombre “Buenas Prácticas Electorales” y que lamentablemente no fue lo que ocurrió en la UCAB. Tal vez fue por esa razón que otras ONG’s como la Red de Observadores Electorales de Venezuela y Fundación Para un Pueblo Digno declinaron su participación porque consideraron “que el panel estaba parcializado”. Mientras quienes nos representen técnicamente ante el CNE prefieran la manipulación mediática disfrazada de foro académico y no la discusión técnica abierta y transparente del sistema electoral venezolano, eso nunca ocurrirá…

Caracas, 5 de Noviembre de 2013

Twitter:@laguana