martes, 7 de enero de 2014

Unidad sí, pero ¿de quién?



Por Luis Manuel Aguana

Los venezolanos de a pie fuimos engañados con una ilusión de Unidad. Si, así como lo leen, engañados. Peor aún, fueron engañados los mismos militantes de los partidos políticos que acompañaron ese partido político llamado MUD que se fundó para darle cascarón a esa Unidad que se pregonaba para hacerle frente al régimen.

De acuerdo a la historia recientemente documentada por Ludwig Moreno de Voto Limpio (ver La verdadera historia del partido MUD
http://www.noticierodigital.com/2013/12/la-verdadera-historia-del-partido-mud/) la MUD no es sino un partido político más. Peor que eso, un partido político que utilizando a la militancia de los partidos que integraban su coalición, le extrajo sangre vital a estos para inyectársela a si mismo, generando lineamientos hacia los demás desde una plataforma que nadie eligió para hacer eso. Brillante estrategia del gobierno para destrozar a la oposición desde adentro.

En lugar de fortalecerse, los partidos entregaron su independencia a una entidad “unitaria” donde el gobierno logró con operadores políticos específicos desmantelar a lo que quedaba de oposición, generando su propia oposición, ¿qué tal? Después de la debacle del 8D los partidos están contemplándose a sí mismos completamente desmantelados a favor de una entidad que ni es partido ni es ná.

Cuando de nuevo se habla de una “reestructuración de la MUD” desde la misma MUD, ¿qué nueva estaca estará preparándose para los verdaderos opositores venezolanos? ¿De quién será esa nueva “Unidad”? ¿Será la de Henry Ramos quien no piensa realizar nunca elecciones en Acción Democrática y que dice preferir a los cubanos y a este régimen que pasar por un golpe de estado de VENEZOLANOS? ¿O será la de Borges negociador de la “Unidad” con Jose Vicente Rangel? Seamos serios si realmente deseamos hablar de ser una opción de poder en Venezuela.

Ya el “partido MUD” como bien lo citó Tiby leyendo los resultados del 8D, es minoría en las Alcaldías, y sus representantes electos fueron a pedir cacao a Miraflores tratando de realizar un diálogo de sordos con el régimen. Allá ellos. Ya lo comprobaron durante la instalación del nuevo período legislativo de la Asamblea Nacional del 2014.

Entonces, ¿Qué cabida pueden tener los venezolanos en esa “Unidad” de la MUD? Obviamente ninguna. Entre otras razones porque deberíamos militar entonces en la MUD, que como ya se enteraron es un partido político, o bien enrolarse en cualquiera de los existentes que conformaron esa coalición que no fue electa por nadie, esperando que sus líderes-que no realizan elecciones en sus propios partidos-, les den paso. En ambos casos no le auguro mucho éxito en esa tarea a nadie.

Pero entonces ¿qué hacer? La propuesta que acabamos de poner sobre la mesa un grupo de venezolanos fue la de elecciones de la oposición, incluyendo a esa MUD como partido político que es, y al resto de los partidos y grupos que deseen participar sin distingos de ninguna naturaleza, sea político o personalidad del mundo empresarial, sindical, comercial, docente, estudiantil, comercial, etc., provenientes de CUALQUIER región de Venezuela.

Lo que cuenta es que sea opositor a este régimen y desee luchar y establecer estrategias y planes para salir victoriosos de este trance que ya lleva 15 años (ver y firmar en caso de estar de acuerdo la Carta abierta a los venezolanos de buena voluntad – Restituir el Hilo Democrático: El Reto Nacional en http://www.gopetition.com/petitions/restituir-el-hilo-democr%C3%A1tico-el-reto-nacional.html).

Que los partidos políticos sigan haciendo su trabajo electoral de proponer candidatos a cargos de elección popular cuando corresponda. Eso lo saben hacer bien y lo que deben es fortalecerse haciendo elecciones internas y aplicando la democracia en ellos mismos. Lo que no saben ni pueden hacer bien, porque son extremadamente dependientes y susceptibles a ser sobornados y comprados, es establecer la estrategia opositora para salir del régimen. Y eso es lo que ha sucedido hasta ahora.

Esa tarea solo la puede realizar una supra estructura opositora compuesta por una representación proporcional de TODOS los sectores de la sociedad venezolana, incluyendo a esos partidos, que están siendo afectados por las políticas de un régimen que ha sido penetrado por un invasor extranjero. Esta supra estructura sería mucho más difícil de penetrar por el régimen al estar compuesta por una representación heterogénea de intereses más allá de los meros intereses partidistas.

Esa supra estructura opositora podría llegar a la conclusión de no ir a elecciones si no hay condiciones electorales, convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, o establecerle un plan de resistencia civil a todos los venezolanos que nos oponemos a este régimen invasor, constituyéndose como el verdadero mando opositor en Venezuela. Ese Estado Mayor Opositor- militarizando el nombre-, sería el responsable de dirigir la oposición y sería renovable periódicamente hasta salir del régimen. Esa SI SERIA UNA UNIDAD VERDADERA y el primer paso significativo para comenzar una lucha con posibilidades de éxito, no lo que plantea la MUD en su cacareada “reestructuración”.

En nuestra Carta abierta a los venezolanos proponemos un sistema para elegir a esa oposición en Unidad. Puede haber otras propuestas. Bienvenidas sean. Pero lo que no se puede seguir calando este pueblo es perder, perder y perder sin cambiar al manager del equipo. Y nosotros somos el depositario de la soberanía, en este caso de la soberanía opositora, quienes en última instancia decidiríamos las personas que deben representarnos para que dirijan el barco de la oposición venezolana.

Es posible que al mando de esta nueva oposición unitaria queden algunos líderes políticos conocidos de acuerdo a los votos. Pero también está abierta la posibilidad da que queden líderes de diferentes campos que equilibren esa composición y de eso precisamente se trata. Que la sociedad civil no partidista presente también a su gente y esa elección sea de las regiones hacia Caracas, de acuerdo al esquema sugerido.

Creemos que la composición de esa dirigencia deberá ser homogénea porque nuestra propuesta es que la elección sea manual, sin CNE y contando todos los votos, en un esquema de Elecciones Autenticas para la oposición. Todo en democracia. Si queremos salir de un régimen que afirmamos autoritario y antidemocrático, la manera de sacarlo es aplicando democracia en nosotros mismos. ¿Qué podemos perder con darle una oportunidad a la democracia? Los verdaderos demócratas de la oposición tienen la palabra, ya hay una propuesta para su consideración…

Caracas, 7 de Enero de 2014

Twitter:@laguana