viernes, 21 de marzo de 2014

Un mensaje y una boina


Por Luis Manuel Aguana

Pocas veces he presenciado un acto tan significativo como el que se realizó en el auditorio de El Nacional ayer. No se trataba en el fondo de un apoyo de una generación a otra, como lo reseñó El Nacional (Generación del 58 apoya a la Junta Patriótica Estudiantil http://www.el-nacional.com/politica/Generacion-apoya-Junta-Patriotica-Estudiantil_0_376162511.html) sino de algo más trascendental que sentí la necesidad de evidenciar en esta nota.

Un grupo de venezolanos se reunió en el auditorio de El Nacional con la intención de enviar un mensaje a la Nación y que para mi sorpresa no ha sido todavía lo suficientemente reseñado, particularmente en estas horas tan importantes para Venezuela. Para esos efectos lo estoy publicando igual que esta nota en mi blog (Mensaje a la Nación http://ticsddhh.blogspot.com/2014/03/mensaje-la-nacion.html). El vocero principal fue el Dr. Enrique Aristeguieta Gramcko con la presencia muy especial de la representación estudiantil encabezada por Gaby Arellano, dirigente estudiantil de la Universidad de Los Andes-ULA.

No voy a repetir la excelente reseña de El Nacional, que podrán leerla en el enlace arriba indicado. Solo deseo puntualizar tres aspectos que como testigo del acto considero que son los más importantes para que este tuviera la trascendencia que creo que tiene para la Venezuela actual.

El primero de ellos es el CONVENCIMIENTO que tenemos la mayoría de los venezolanos y en particular la dirigencia y el movimiento estudiantil, que el régimen presidido por Nicolás Maduro y su atajo de delincuentes, es la principal causa de los males que azotan a Venezuela y la necesidad inmediata de su salida del poder. NO HAY VUELTA ATRÁS. Los estudiantes y el resto de los ciudadanos de este país estamos resueltos a continuar con esta lucha, por desigual que sea, PORQUE TENEMOS LA RAZÓN.

En ese sencillo acto sin sillas, se recordaba que en un austero ambiente similar se habían realizado los eventos más importantes para la construcción de nuestra venezolanidad e independencia. Se recordó a 1811. Como en ese entonces, un grupo de ciudadanos resueltos se reunía para darle un mensaje al país, resueltos en conseguir la libertad para Venezuela. Solo eso se necesita…

El segundo de ellos lo indicó Gaby Arellano en su intervención, que más que un mensaje del movimiento estudiantil, es la revelación de un sueño para todos los venezolanos: CAMBIAR EL SISTEMA POLITICO (ver http://www.dailymotion.com/video/x1ikv5m_generacion-del-58-apoya-con-orgullo-a-los-estudiantes_news). Y este es un mensaje de una trascendencia tan, pero tan grande que a los venezolanos se les escapa de las manos. Cambiar el sistema político en Venezuela no solo implica la salida de Maduro y sus asesinos sino de todos aquellos que desde la oposición hacen posible que este régimen todavía exista.

Que los estudiantes tengan una claridad meridiana de lo que nos acontece nos debe enorgullecer a todos. Muchachos que con tan corta edad hayan aprendido lo que todavía a muchos viejos dedicados a la política no les entra, ni les ha querido entrar por osmosis, nos da la esperanza cierta que Venezuela TIENE MUCHISIMO FUTURO.

Cambiar el sistema político es condición fundamental para que en Venezuela no vuelva a ocurrir otro Hugo Chávez ni mucho menos otro bufón como el que tenemos de Presidente de la Republica. La declaratoria de esos muchachos de “queremos ser políticos, queremos dirigir a esta nación” es una brisa fresca y un trago de agua fría para aquellos que nos encontramos en el desierto.

El último aspecto que considero trascendental y muy emotivo es el paso del testigo generacional, simbolizado por la entrega de la histórica boina azul que ha destacado en nuestra historia al movimiento estudiantil. Laureano Márquez hace una extraordinaria reseña de lo significativo de esa prenda en su artículo de hoy, Boinas Azules (http://www.noticierodigital.com/2014/03/boinas-azules/). No existe ningún ucevista que no se estremezca ante las notas del Himno de la UCV cuando se llega a la estrofa de las azules boinas…

Muchos de los que tuvimos presentes en el acto, viejos y jóvenes, pero especialmente los más viejos, hemos firmado muchos documentos a favor de un cambio político en Venezuela. Pero les confieso que nunca había firmado un traspaso bien ganado de legitimidad política.

Enrique Aristeguieta Gramcko al entregar su boina azul al Movimiento Estudiantil, no solo le dio su apoyo a la Junta Patriótica Estudiantil y Popular. Les dijo en nombre de todos los venezolanos, le entregamos el testigo político a nuestra juventud. Ustedes se han ganado el derecho de gobernar este país. Que de su sangre derramada florezca una Venezuela más fuerte, más sabia, más honesta pero por sobre todo más representativa del espíritu orgulloso de nuestros libertadores.

Caracas, 21 de Marzo de 2014

Twitter:@laguana