miércoles, 16 de abril de 2014

Algo completamente nuevo

Por Luis Manuel Aguana

Las entrevistas por televisión son dictadoras del tiempo. No me acostumbro, y eso que fui productor de televisión, a manejar en tan corto tiempo temas que requieren un desarrollo profundo. En televisión siempre hay poco tiempo para decir muchas cosas y todas ellas importantes. La extraordinaria Nitu Perez Osuna, la siempre Nitu, me honra al dedicarle a este bloguero escribidor un tiempo de su programa de televisión por Internet, Con Visión, a través del canal de El Universal Televisión, EU-TV (ver programa completo en http://eutv.net/con-vision/luis_manuel_aguana_1504s1 y http://eutv.net/con-vision/luis_manuel_aguana_1504s2) para intercambiar de los temas que hemos tratado en estas notas.

Para una persona con poca experiencia de estar frente a las cámaras es difícil conciliar eso porque precisamente esa dictadura del tiempo de alguna manera te bloquea para explicar muchas cosas que, aunque te lo propongas deliberadamente, no terminas de decir. Por eso es que en la comodidad de mi blog puedo expresar lo que se me quedó en el tintero y no expresé en el programa de Nitu y es lo que tiene que ver con la expresión del Movimiento Estudiantil “hay que cambiar el sistema político de este país”.

¿Qué en realidad quieren decir los jóvenes con esa expresión? ¿Qué es lo que al final quieren cambiar? Es difícil imaginar que puede sentir un muchacho de 22 años que solo tenía 12 en el 2002 al ver estas culebras enfrentarse en ese “dialogo” de la semana pasada. Ellos no existían en el panorama, estaban como dicen en el pueblo, “comprando kerosen”-¡eran niños!-, mientras a Diosdado lo estaban buscando para entregarle la banda presidencial y no lo conseguían por ningún lado (la revelación de esa cobardía fue la que no le gusto en cadena nacional).

¿Qué puede sentir la juventud venezolana al ver a Henry Ramos Allup negociando a los Rectores del CNE y a los Magistrados del TSJ con el régimen? ¿Quién es Henry Ramos Allup para ellos? ¿Qué significado puede tener para esos muchachos esa discusión de golpe o vacío de poder en el 2002 que se dio en esa cadena? Lo único que han visto en su vida de jóvenes adultos es a los delincuentes de éste régimen y a los personajes de esta “oposición” de la MUD haciendo negocios con él. Y ese es el sentimiento de asco hacia esa claque dirigencial del país. El mismo que sentíamos nosotros en 1998…

Para nosotros, los más pasaditos de años, que sabemos de la manera de hacer política de los viejos dirigentes de la MUD & Co, no nos es extraño, incluso puede hasta parecernos natural. Pero es que nosotros hemos vivido en la contaminación desde hace muchísimos años y para los muchachos tal vez no somos los más apropiados para juzgar con absoluta imparcialidad esta basura política en donde nos encontramos. Es como si tratáramos de explicar a qué huele el aire puro cuando hemos vivido siempre respirando dióxido de carbono. Los muchachos nunca lo entenderían. Saben que está mal respirar basura pero no ubican exactamente qué es lo que se debe respirar.

En ese contexto es donde los jóvenes dicen “¡Que se vayan todos!”. Y tienen razón…

Sin embargo la juventud tiene eso romántico. ¿Recuerdan aquella frase de los sesentas “paren al mundo que me quiero bajar”? Así respondía la juventud de ese tiempo a los violentos cambios del mundo. Esa es la rebeldía natural de la juventud expresada en un momento estelar de la vida del país. Como bien me decía Nitu, “a ellos les tocó”. Como les toco a los jóvenes de la generación del 1928 y la de 1958, treinta años después, a quienes les correspondió conducir procesos de transformación política fundamentales para nuestro país. A mi generación no le tocó, pero a la de ellos definitivamente sí.

Sin embargo esta generación de estudiantes necesita darle más contenido a la frase “hay que cambiar el sistema político de este país”. Y allí es en donde nosotros, los más viejitos y sobre todo a aquellos que hemos dedicado algún tiempo a estudiar y a escribir sobre el dióxido de carbono que hemos estado respirando por innumerables años, podemos hacer un aporte de contenido para el cambio que Venezuela está reclamando a gritos y que aun no tiene cauce.

Los estudiantes y la juventud son la vanguardia, la proa que debe reventar la dureza del sistema político pero es imprescindible que venga acompañada atrás con un tanque de contenido de una solidez incontrastable. Como un ferrocarril que le pase por encima a toda esta manera de hacer política que no solo es del desprecio de los estudiantes sino de todos los venezolanos de bien, que aun no ven la luz mil veces prometida y hasta el momento nunca jamás cumplida.

A través de Gaby Arellano dirigente de la ULA, hicimos entrega a la dirigencia estudiantil de varios ejemplares de los libros fundamentales del Proyecto País Venezuela, cuyas portadas y texto encontrarán en el blog para descarga gratuita. La Crisis venezolana, Causas y Soluciones Estructurales (https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDcHk2LXVoZzU5YVk/edit?pli=1) y Proyecto País Venezuela Reconciliada...Vía Constituyente (https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDR29KUFBDQ0JPa2c/edit?pli=1) son el aporte intelectual de un grupo de venezolanos del valiente Estado Táchira para resolver la crisis, con la intención de  un cambio del sistema político de las dimensiones que grita el estudiantado. Es necesario dar a conocer y explicar esta propuesta a la mayor cantidad de venezolanos.

Lo que se plantea allí es nada más y nada menos que el deslizamiento del Poder del Centro a las Regiones, empoderándolas por la vía de un CAMBIO CONSTITUCIONAL, y estableciendo un mecanismo diferente, que ya no de DISTRIBUCION DE RIQUEZA, sino de CREACION DE RIQUEZA.

Que el sistema político venezolano no busque el poder para administrar el “botín” petrolero de la Republica sino para coordinar un sistema federal de responsabilidades compartidas controlado por un Parlamento fuerte. Eso es ALGO COMPLETAMENTE NUEVO, como lo quise expresar en el programa de Nitu. Que haya creación de riqueza en todo el país, no que nos “administre” la cada vez mas menguada petrolera que existe un Presidente –Rey en Caracas, y que se generen oportunidades para todos, especialmente para nuestra juventud que no le ve futuro a un país que está lleno de futuro.

El país necesita que soñemos el porvenir en las manos de nuestra juventud. No dejemos que factores que no quisieron cambiar antes de 1998 (de eso si sabemos los viejos) y que sobrevivieron cual insectos después de la bomba atómica del chavismo, antes que ni siquiera alguno de estos muchachos naciera, estropeen esta oportunidad que solo le toca a la pureza de esta  nueva generación. Ni lo de antes, ni lo de ahora, algo completamente nuevo…

Caracas, 16 de Abril de 2014

Twitter:@laguana