lunes, 20 de julio de 2015

La Edad del Obscurantismo

Por Luis Manuel Aguana

Si entra basura, sale basura (“Garbage in, garbage out”). Así rezaba una de las sentencias más emblemáticas de nuestra profesión, en aquellos tiempos cuando la tecnología era solo el terreno de unos pocos. Si a un proceso le metes basura a la entrada, solo obtendrás basura a la salida. Y eso fue lo primero que me vino a la mente cuando leí con estupor que los únicos que entraran a la UCV serán los “egresados” de la Misión Ribas (El Nacional, 12/07/2015 Privilegian Misión Ribas en la asignación de carreras en UCV http://www.el-nacional.com/sociedad/Privilegian-Mision-Ribas-asignacion-UCV_0_662933789.html).

Y si, ¡basura! Porque como bien reseña el editorial de El Nacional del 13 de julio de 2015 (Infiltrar las universidades http://www.el-nacional.com/opinion/editorial/Infiltrar-universidades_19_663723622.html) no se puede comparar estudiantes que dedican 40 horas semanales durante un quinquenio para graduarse de bachilleres del sistema educativo nacional, con ese curso de medio pelo de formación express de dos años que insulta el nombre de uno de nuestros próceres mas estimados, a pesar de todas las deficiencias que pueda tener el sistema público de educación secundaria.

En esta época de globalización y conocimiento, cuando los principales valores que se veneran en los países más desarrollados son la excelencia y la calidad de sus universidades, quienes gobiernan en Venezuela se esfuerzan porque del traumado sistema universitario salga basura. Lo único que les falta a estos “revolucionarios” es apilar los libros de la Biblioteca de la UCV y prenderles fuego, emulando lo que hicieron los nazis en 1933.

Y lo más grave es que no lo hacen para democratizar el ingreso de los que menos tienen sino con fines de someter a nuestras universidades a su control, violando una vez más la Constitución y la autonomía universitaria.

Si ya el sistema universitario a duras penas funcionaba y en algunas partes ya dejo de funcionar, con la educación media en crisis, ahora definitivamente colapsará. Esa es la mentalidad atrasada de quienes en mala hora llegaron al poder en Venezuela.

¿Cómo parar esta destrucción sistemática de lo que se había construido desde la extinción de la malaria en Venezuela? Si se sigue por esta vía llegaremos a las condiciones existentes a la llegada de los españoles. Mucho daño producto de la ignorancia y apetito de poder...

Podría bien decirse sin equivocarnos mucho, que esta época podría ser llamada la "Edad del Oscurantismo" venezolano. Un salto atrás de muchos años en nuestro desarrollo. Inclusive, esta época es mucho más oscura que la que se vivió con Juan Vicente Gómez, donde al menos los ministros eran los más educados pero al servicio del dictador ¿Que hacían los que más sabían en las épocas de barbarie del mundo? Se encerraban en monasterios, que no era otra cosa que aislarse de tanto horror e ignorancia.

Pero en esta época de barbarie a la venezolana, los que más saben no se aíslan como en la edad media, huyen. Y en este caso por el aeropuerto de Maiquetía (ya habíamos reseñado que han salido más de millón y medio de personas del país, Estudio de la Comunidad Venezolana en el Exterior, UCV-Infografía de El Universal, https://twitter.com/RobertoSmithP: “180.000 PhDs y 700.000 con maestría se ha ido porque Venezuela no les da un futuro. Así se arruina un país”).

En este punto ustedes me dirán: ¿y entonces? ¡No estás diciendo nada nuevo!... Es verdad. Tal vez lo nuevo deba ser la actitud que tengamos aquellos que creemos que el conocimiento es la base del desarrollo de cualquier país para el futuro. Que sin gente educada, por más que el petróleo llegue a 1000 dólares el barril este país no tendrá ese futuro. Que sin importar las  riquezas que tenga Venezuela, sin gente que no sepa cómo aprovecharla, vendrán otros de afuera a hacerlo por nosotros pero para su beneficio. Ese es el daño más grave que nos está causando ese drenaje de personas educadas hacia el exterior y ahora aumentado con la producción de nuevos y deficientes productos de la educación.

Apelo entonces a la necesidad urgente de plantearnos un nuevo modelo de país donde la educación sea de verdad el eje central. Eso es lo que proponemos en el Proyecto País Venezuela (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/) como uno de los ejes de la nueva Venezuela descentralizada y autosustentada. Vuelvo a repetir y repetir (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2013/09/doce-ejes-y-un-destino-7-educacion-para.html): A mi modo de ver, el Eje MAS IMPORTANTE de los Doce del Proyecto País
Venezuela ES LA EDUCACION PARA EL DESARROLLO. Simplemente porque los demás no se pueden ejecutar sin gente con educación. El Proyecto lo resume de esta manera La Educación para el desarrollo permite formar una conciencia de ciudadanía democrática integral en cada venezolano y asumir su responsabilidad social, en sociedad democrática, en la lucha contra el subdesarrollo y la pobreza.”

No se puede esperar que si no se ha tomado en cuenta a la educación como algo en lo que se debe invertir consistentemente, y cuidar celosamente como un buen padre de familia el producto de lo que se ha invertido, traducido en las mejores condiciones para los estudiantes y docentes en todos los niveles, y fomento del conocimiento en todas las áreas, se pueda tener una conciencia de permanencia para asumir la responsabilidad que implica una lucha contra el subdesarrollo y la pobreza. Nadie lucha por una familia que lo trata mal.

No es sólo que las condiciones han empeorado por causa de un sistema de gobierno que rechaza la mayoría de los venezolanos. Es que las condiciones ya eran malísimas antes que ese sistema llegara. Los chavistas lo que hicieron fue agregar la gota necesaria para derramar un vaso que se encontraba lleno. Entonces, estamos siendo testigos de un resultado previsible. Es por eso que ir a las causas vivas del problema es una prioridad insoslayable que no se resuelve con un simple cambio de gobierno. Hay que excavar más hondo.

Por eso cuando hablamos que es necesario un nuevo pacto que reordene nuestra vida política en todos los órdenes, creando las condiciones necesarias para que cada región decida su destino con los recursos y la gente que tiene, no estamos hablando de los delirios de soñadores empedernidos, sino de soluciones concretas a nuestras realidades, siendo la educación la principal de ellas para nuestro futuro. Debatamos ese pacto en una Asamblea Nacional Constituyente Originaria. Debatamos un Nuevo Modelo de país para Venezuela y salgamos de una buena vez de la Edad del Obscurantismo.

Caracas, 20 de Julio de 2015

Twitter:@laguana