martes, 3 de octubre de 2017

Retomando el camino constituyente

Por Luis Manuel Aguana

Algunos amigos han vuelto a escribirme preguntándome que pasó con el proyecto Constituyente del que tanto había escrito, habida cuenta de la trastada del régimen y su ya harto famosa constituyente fraudulenta.  A todos le he contestado lo mismo: nunca pensamos en la constituyente como un fin sino como un medio para construir un mejor país. Y el hecho de que la impulsáramos organizadamente desde la Alianza Nacional Constituyente (http://ancoficial.blogspot.com/) no obedecía a otra cosa en que esa era la manera organizada en que la sociedad civil, a través de los mecanismos establecidos en nuestra constitución, pudiéramos matar dos pájaros de un solo tiro: resolver la crisis política con la sustitución constitucional del régimen, para en el mismo acto discutir entre todos un nuevo sistema político para el país del futuro en paz y reconciliación.

Lamentablemente el régimen hizo lo que la oposición oficial reunida en la MUD se negó tozudamente a hacer, convocándola él mismo para atornillarse en el Poder y acercarnos más al castro-comunismo cubano. Pero esa ya es historia pasada y no suelo llorar sobre leche derramada sino reagrupar fuerzas para establecer una nueva estrategia que nos lleve al mismo lugar que nos propusimos desde el principio, que no es otra cosa que la creación de ese nuevo sistema político que debemos construir entre todos.

Pero reagrupar fuerzas no es fácil. Ya llevábamos cierto camino recorrido en la Alianza Nacional Constituyente hasta que el régimen decidió convocar su constituyente fraudulenta sin el consentimiento del Depositario de la Soberanía. Algunos se unieron a la ANC, tanto personas como organizaciones, con la intención de “salir del régimen”. Otros –creo que la mayoría- lo hicieron por la esperanza de convocar al Constituyente Originario para discutir un Proyecto de País, con nuevas reglas e instituciones, que nos pusieran en la cabecera de una pista de despegue –hasta ahora imaginaria- para comenzar realmente con el Siglo XXI, de la misma forma como Venezuela lo hizo después de la muerte del dictador Juan Vicente Gómez en 1935.

Ambos grupos siguen a la espera de la ANC por esa nueva estrategia de acción. Les informo que no nos hemos quedado tranquilos. La tarea es muy grande y no la podemos hacer solos. Siempre fue una importante tarea de la Alianza convencer a los factores políticos que era, es y sigue siendo necesario e indispensable para lograr una sana evolución del país, que luego de salir de esta tragedia de delincuentes en el poder, discutamos a Venezuela en el único espacio donde puede hacerse: en una Constituyente Originaria convocada y aprobada por el pueblo.

Y al llegar a la conclusión de que eso era imposible de hacer con los factores políticos que ahora negocian nuestro futuro con el régimen en Republica Dominicana, decidimos emprender el camino más duro: intentarlo nosotros mismos con el propio Depositario de la Soberanía y convencerlos de que ese camino era posible. Pero resultaba un camino muy largo y nos ganó el régimen. Hubiéramos levantado 3 millones de firmas (+15% del padrón electoral) como se requería en el Artículo 348 Constitucional para la convocatoria del Constituyente Originario, que con la ayuda de los partidos que ahora son mayoría en la Asamblea Nacional se hubiera hecho en días por no decir horas. Pero ellos eligieron otro más tortuoso que resultó perdedor. Pero perdimos todos…

En este momento un importante sector de la Venezuela opositora se encuentra decidiendo que esa oposición oficial que no entendió el camino que les habíamos propuesto, no solo pudo haber sustituido al régimen a través del camino constituyente sugerido, sino que desatendió el mandato que les dimos el 16 de Julio en una Consulta Popular, a todas luces histórica en los anales de la democracia mundial, debe ser sustituida a la brevedad por otra que mejor represente los intereses de esta Venezuela que sufre. De lograrse esa nueva entidad opositora, será ella quien decida los caminos y las tareas que se requieran para la sustitución urgente del régimen de Nicolás Maduro, no continuando esta parodia opositora que ahora existe solamente para alargar su permanencia en el poder.

Nosotros en la ANC seguimos en nuestro empeño de convencer a todos los venezolanos de que sea cual sea la manera que se acuerde dentro de una nueva oposición para el cese inmediato en el poder de Nicolás Maduro y su régimen, Venezuela necesita discutir de nuevo su Contrato Social. Y eso solo se logra convocando al Constituyente Originario. Nosotros tenemos un papel de trabajo para esa discusión y se llama Proyecto País Venezuela Reconciliada vía Constituyente, con unas Bases Constituyentes para su convocatoria (ver el Proyecto y sus Bases en http://ancoficial.blogspot.com/p/documentos-fundamentales.html).

Pero lo más importante de toda esta discusión es que al iniciar un nuevo camino con un nuevo liderazgo opositor verdaderamente determinado y dispuesto a un cambio político inmediato, el panorama de Venezuela deberá cambiar, dándole esperanzas a un pueblo que necesita respuestas ya, no para el 2018.

La comunidad internacional que ha estado resteada con el pueblo de Venezuela en esta lucha que ha costado tantas vidas de jóvenes venezolanos está solamente esperando que nosotros nos pongamos de acuerdo y tengamos la racionalidad y la sensatez de ser coherentes con lo que hemos hecho al protestar en las calles.

Si por un lado desde afuera nos ven “negociando” con el régimen y aceptando tácitamente a ese fraude constituyente de Nicolás Maduro y Delcy Rodríguez, como lo ha estado haciendo la MUD al asistir a ese “dialogo” en Republica Dominicana, por el otro no podrán seguir aplicando las sanciones inteligentes dirigidas a cercar y neutralizar las acciones de los principales funcionarios del régimen en contra de nuestra población. Se requiere con urgencia redefinir la estrategia opositora y eso no se puede hacer con una oposición complaciente a los deseos del régimen.

El arranque urgente de una nueva plataforma de oposición nos daría el marco opositor adecuado para retomar el camino Constituyente Originario de una reconstrucción con reconciliación en el momento preciso, pero dentro de una estrategia combinada que nunca se pudo conciliar con una oposición colaboracionista y entregada. Nunca será tarde para recuperar la esperanza de cambio de los venezolanos…

Caracas, 3 de Octubre de 2017

Twitter:@laguana