miércoles, 6 de junio de 2018

TICs y política

Por Luis Manuel Aguana

Hace ya varios años cuando comencé a escribir este blog lo titulé “TICs y Derechos Humanos” porque en su oportunidad sentía la importancia de destacar que se estaban haciendo uso en Venezuela de las herramientas de la tecnología de la información y las comunicaciones (TICs) para violentar los derechos humanos de las personas.

Comencé por destacar los temas de la privacidad de los datos, para llegar en algún momento a la mayor violación de Derechos Humanos cometida en el mundo en relación a la privacidad y el secreto que deben mantener las instituciones públicas acerca de la información de los ciudadanos, como lo fue el caso de la tristemente célebre Lista de Tascón. Esa lista automatizada todavía sigue siendo utilizada en sus diferentes versiones (Lista Maisanta) como mecanismo de discriminación política de los ciudadanos en Venezuela.

De la misma manera el mal uso de la tecnología de la información y las comunicaciones (TICs) tuvo su ejemplo más sobresaliente en el área electoral venezolana. Millones de dólares fueron invertidos por el gobierno para colocar en funcionamiento un sistema técnico-electoral sofisticado al servicio de la continuidad en el poder del finado Presidente Hugo Chávez Frías. El sistema fue heredado y mejorado por sus sucesores, con las consecuencias políticas y económicas que todavía estamos sufriendo. Se modificó la ley electoral para darle legitimidad al escrutinio electrónico en detrimento de la transparencia que todo proceso electoral requiere de acuerdo a las normativas internacionales. Todavía los venezolanos estamos sometidos a una manera tecnológica de contar los votos que ha sido legalizada, y que es una caja negra al servicio de los intereses del gobierno.

Como se verá la tecnología al servicio del autoritarismo y las dictaduras es una plaga que debemos combatir. Pero si bien es cierto que las tecnologías de la información y comunicaciones (TICs) pueden ser utilizadas como armas para afianzar dictaduras, también pueden ser utilizadas para fomentar la libertad y la democracia, combatiendo a aquellos que las usan de manera inapropiada. Lamentablemente para hacer eso se requiere planificación e inteligencia, cosa en la que todavía “los buenos” no le ganan a “los malos”, porque estos cuentan con muchos recursos. Y en Venezuela el régimen utiliza la caja del Estado para financiar la tecnología que usa para perseguir opositores.

La buena noticia es que la sociedad civil en su conjunto puede hacer uso de múltiples herramientas que están disponibles en la red para hacer llegar su mensaje, así como para organizarse adecuadamente para combatir al régimen. Aplicaciones que permiten generar gratuitamente servicios de radio por Internet, broadcasting de TV por la red, email marketing, edición de videos, servicios de edición de documentos, todos ellos que asociados en una sola estrategia de difusión y organización, hacen de esta nueva manera de hacer política una forma eficaz de combatir el mal uso de la tecnología de la información y las comunicaciones (TICs). El buen uso de las redes sociales más conocidas como Twitter, Facebook, Instagram, Blogger, Google+, YouTube masificadas a través de la telefonía móvil, son solo un ejemplo de lo que las redes ponen al servicio del ciudadano para hacer política, sin más esfuerzo que abrir una cuenta y hacer uso de ellas.

De no haber sido por las redes sociales y el uso que han hecho de ellas los ciudadanos con las aplicaciones mencionadas, no hubiéramos podido informar al mundo de la situación de nuestro país ante el bloqueo de los medios de comunicación social por parte del régimen. La permanencia de TICs y Derechos Humanos en la red y su línea de actuación política sostenida es solo un pequeño ejemplo de lo que los ciudadanos pueden hacer, generando opinión pública a favor de la causa de la libertad y la democracia. Invito a todos los venezolanos a acompañar ese esfuerzo. Solo así tendremos una ventaja sobre quienes usan las TICs para violar nuestros derechos.

Caracas, 6 de Junio de 2018

Twitter:@laguana