lunes, 8 de marzo de 2010

Informe “Libertad en la Red” de Freedom House

Por Luis Manuel Aguana

A finales de Abril del año pasado, Freedom House publicó por vez primera su informe “Freedom on the Net” o Libertad en la Red Internet. Pueden acceder el reporte completo en http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=457. Nos ha parecido extraño que este informe haya pasado desapercibido en toda la jungla informativa dada la cada vez mayor importancia que está adquiriendo el problema de la intervención de los gobiernos en el tráfico libre de contenidos a través de la Red global. El informe advierte que los derechos de los usuarios, tanto de Internet como de telefonía móvil, cada día están en mayor riesgo tanto de gobiernos democráticos como represivos, en la medida que estos expanden su eficiencia en el monitoreo y control de la actividad en línea de los usuarios.

De acuerdo al comunicado de prensa de Freedom House, el reporte identifica amplias diferencias entre los 15 países considerados en este reporte piloto, cuya primera publicación fue el año pasado cubriendo solo los años 2007 y 2008. El puntaje mas bajo lo recibió Cuba como el país más restrictivo al tener el gobierno de Fidel Castro la casi totalidad del control del tráfico de Internet en la isla. Los otros países que acompañan a Cuba en su estado de No Libre en la Red fueron China, Irán y Túnez. La mayoría de los países estudiados recibieron la calificación de Parcialmente Libres en la Red. Estos fueron Egipto, Georgia, India, Kenya, Malasia, Rusia y Turquía. Estonia encabeza la lista de los países Libres en la Red siendo acompañado por Brasil, Sud Africa y Reino Unido.

Desde 1972 Freedom House publica el Informe Freedom in the World en donde se monitorea cada año el estado de las Libertades Civiles y Derechos Políticos en el mundo. Este primer Informe de Libertad en la Red y su metodología nos invita a reflexionar acerca de la propensión de los gobiernos a intervenir en la libertad de expresión, ya no de los medios y los periodistas, sino del común de la gente usuaria de Internet. Ya acabó el tiempo en que una persona tenía la alcabala del administrador del medio de difusión, impreso, radial o televisivo para expresar su opinión. Cualquiera ahora puede poseer gratuitamente un canal de video en YouTube o difundir contenidos a través de un Blog. Los gobiernos ya no pueden controlar lo que dice la gente en Facebook o Twitter y ya se puede medir opinión pública a través de estos medios de la Web 2.0. Es por eso que los gobernantes se ven cada vez más amenazados pues ya no basta con cerrar una planta televisiva o una estación de radio para que la gente se entere de lo que esta pasando. La próxima frontera será como controlar la Internet. Informes como el de Freedom House monitorearán año tras año las tendencias de los gobiernos a reprimir las libertades de sus ciudadanos para expresarse libremente. Estas serán nuestras herramientas para defendernos de los autoritarismos del siglo XXI.