Suscribete a TICs & Derechos Humanos

martes, 26 de septiembre de 2017

La disyuntiva de los lagartos con frac

Por Luis Manuel Aguana

Los venezolanos nos hemos dividido de nuevo entre apoyar o no la permanente tendencia electoralista de los partidos opositores ante la trampa continuada del régimen de llamarlos a elecciones.

Para todos es claro que los partidos viven de eso. Los apoyos financieros, el pago con contratos en posiciones de gobierno a los favores recibidos, ha sido la degeneración impuesta por un método de hacer política que ha beneficiado a todo el que está en el “negocio de la política” -si es que se puede llamar así- pero en nada al pueblo que los elige. ¡Mal negocio para nosotros!

Ese esquema cae en abierta contradicción cuando sucede lo que está pasando en el país cuando los liderazgos se les hace muy cuesta arriba explicar que para permanecer en el “negocio de la política” los venezolanos tengamos que tragarnos una narco tiranía militarizada. Es allí donde los líderes políticos deben escoger entre los principios que rigen esa actividad o dejar de recibir los beneficios de sus posiciones políticas.

Grave problema para esos personajes que publicaban en caricaturas Leoncio Martínez  y  Pedro León Zapata como lagartos con frac, quienes preferirán mil veces vender a su mamá por un plato de frijoles antes de perder un centímetro en las columnas de los periódicos, al encontrarse en la disyuntiva de la libertad o los reales. Preferirán siempre los reales, y la libertad que la busque otro.

Les obsequio esta gráfica de 1936 para que vean que este problema no es para nada nuevo:


Entonces se hace imperativa la incursión en política de otro tipo de personas diferentes que no perciban la política como un negocio del cual lucrarse o sacar ventajas de cualquier tipo a su favor. Pareciera difícil pero no imposible.

En una reciente alocución, el Papa Francisco indicaba sabiamente: “A cualquier persona que tenga demasiado apego por las cosas materiales o por el espejo, quien le gusta el dinero, los banquetes exuberantes, las mansiones suntuosas, los trajes refinados, los autos de lujo, le aconsejaría que se fije que está pasando en su corazón y rece para que Dios lo libere de estas ataduras. Pero parafraseando al ex Presidente latinoamericano que está por acá, el que tenga afición por todas esas cosas, por favor, que no se meta en política, que no se meta en una organización social o en un movimiento popular, porque va a hacer mucho daño a sí mismo o al prójimo y va a manchar la noble causa que enarbola. Tampoco que se meta en el seminario…” (ver alocución del Papa en https://youtu.be/cig7X8AfLvQ).

Muy apropiadas y oportunas estas palabras del Papa Francisco para este momento de la vida de Venezuela, ahora que precisamente se está definiendo en quien creer, dada la macro devaluación de la credibilidad de los liderazgos políticos que conducen la oposición oficial, que es ciertamente peor que la de nuestro signo monetario. Es por eso que Venezuela reclama, necesita y exige la aparición de nuevos conductores con un discurso claro capaces de llevar a cabo el mandato preciso que la población dio el 16J y que aun espera por su materialización.

Lo que lamentablemente hemos visto es la clara imposición del régimen y de su inconstitucional, ilegitima y fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, de su exigencia sin discusión a que esta sea reconocida a juro por todo el mundo nacional e internacional. Vana aspiración. Los venezolanos nunca podremos reconocer una entidad que por definición debió haber nacido de nuestra condición de depositarios de la Soberanía y no de la imposición de un mandatario ilegítimo. Es por eso que todos los actos y decisiones de esa Constituyente son nulos, y aún peor, mas nulo e ilegitimo no podrá ser el régimen que pretenda imponerlas. De allí la desesperación del régimen de traerse un acuerdo como sea de República Dominicana.

El régimen valiéndose de la “representación oficial” de los venezolanos opositores que descansa en la MUD pretende que esta reconozca a esa Constituyente en unas negociaciones en Republica Dominicana que por principio jamás debieron haber comenzado, solamente por el hecho de ser conducidas nada menos que por la Presidente de esa Constituyente. Mayor descaro del régimen y peor falta de vergüenza de la oposición oficial al aceptar eso de entrada. Echaron a la basura las 7,5 millones de voluntades que les ordenaron rechazar a esa Constituyente ilegítima en la Pregunta No. 1 del la Consulta popular del 16J.

Voceros de la MUD han declarado a los medios que “no reconocerán a la Asamblea Nacional Constituyente como exige el gobierno de Nicolás Maduro” (ver MUD no reconocerá constituyente para el diálogo con el gobierno en http://www.el-nacional.com/noticias/politica/mud-reconocera-constituyente-para-dialogo-con-gobierno_204652). Resulta altamente sospechoso entonces que aun se continúe en las pretensiones de “diálogo” con el régimen o “discusiones exploratorias” como se les ha dado en llamar si éste ha indicado clara y repetidamente que esa condición es indeclinable. ¿Qué siguen haciendo allí? ¿Buscándole una solución de compromiso al régimen para legalizar lo que es a todas luces ilegal y fraudulento? Mientras aun sigan negociando –porque eso es lo que hacen por más exploratorio que lo llamen- menos credibilidad tendrá cualquier acuerdo que pretendan vendernos después.

Creo que a los lagartos con frac se les acabó el tiempo. O están con nosotros, los venezolanos que votamos el 16J por un cambio político inmediato, no para el 2018 ni para después, o están con la permanencia del régimen. Es tan simple como eso. O todos hacemos oposición para que se vayan o que los lagartos terminen de unirse al régimen para que se queden. Pero que no pretendan vendérsenos como nuestros representantes. No se pueden seguir vendiendo como oposición si lo que desean es una cosa diferente del mandato que el pueblo les dio.

Diferentes actores políticos y de la sociedad civil conscientes de esta situación ya están reaccionando ante este estado de cosas intolerable. O eres de la oposición o eres del gobierno. Si juegas a su continuidad para cohabitar, participas en el juego del régimen, punto. Los lagartos con frac tienen ante sí una grave disyuntiva que deberán resolver a la brevedad: O cumplen con la ciudadanía que se expresó el 16J o se apartan para que ella genere su propia solución que le de una dirección diferente a lo que debe pasar en Venezuela.

Caracas, 26 de Septiembre de 2017

Twitter:@laguana

martes, 19 de septiembre de 2017

Soy Venezuela

Por Luis Manuel Aguana

Pareciera que al hacerse pública la iniciativa de una nueva Alianza denominada “Soy Venezuela” (ver noticia en https://www.el-carabobeno.com/soyvenezuela-alianza-construir-una-venezuela-democratica/) justo luego de mi nota anterior (ver Hacia una nueva coalición opositora en Venezuela  http://ticsddhh.blogspot.com/2017/09/hacia-una-nueva-coalicion-opositora-en.html), esta se convirtiera inmediatamente en una suerte de  propaganda anticipada, de esas que hacen los publicistas de productos por venir pero sin mencionar el nombre. Nada más alejado de la realidad. Desconocía de la iniciativa de este grupo de venezolanos, que al parecer se había estado gestando previamente, llegando a la misma conclusión acerca de la necesidad de conformar una nueva alternativa opositora, obvia para mi desde hace mucho tiempo, pero que se hace indispensable en este momento aciago de la vida del país.

Sin embargo creo que hay algunas consideraciones que creo obligado comentar luego del debut de “Soy Venezuela” en la escena política venezolana y que son importantes destacar porque pienso que Venezuela necesita, exige, reclama que una alternativa como esta tenga éxito, aun por encima de cualquier aspiración “in pectore” que pudieran tener algunos de sus organizadores.

Lo primero que se debe destacar es que cualquier organización que pretenda hacer valer el mandato que dio el pueblo venezolano el 16J, y asumir la representación de los venezolanos como oposición valida, por encima de la oposición oficial conformada en la MUD, debe legitimar su aspiración ante el pueblo venezolano, estableciendo claramente desde el inicio su carácter diferenciador. No se puede jugar en ambos tableros a la vez de manera ambigua diciendo que aun se pertenece a la MUD abriendo otro frente que pretende hacer lo mismo.

La MUD todavía es reconocida como la oposición oficial venezolana. No en vano el gobierno negocia con ellos como representantes nuestros. Y ese es el verdadero problema que enfrentamos  ¿De dónde le viene a la MUD esa franquicia? Del voto popular. Entonces esta nueva organización debe preguntarle al pueblo en consulta popular si desea o no que exista una nueva conducción opositora dirigida por ellos, además de someter a la consideración del pueblo la nueva ruta propuesta. No puede ser un cheque en blanco como ha ocurrido hasta ahora con la MUD.

La MUD no salió por generación espontánea. Nació como expresión opositora a partir del voto recibido en todos los procesos electorales desde que esa agrupación política de carácter electoral existe. Son los representantes de la MUD quienes se reúnen hasta ahora fuera del país como representantes legítimos del voto opositor y es por eso que si sus decisiones nos tiran por un barranco nada podemos hacer para evitarlo. Es por esa razón que hay que darle un vuelco democrático a esa oposición.

La MUD demostró haber desviado el mandato del pueblo venezolano a partir del 16J, tomando decisiones que han afianzado al régimen de Nicolás Maduro, dejando así de representar lo que la mayoría opositora quiere en este momento crucial de la República. En consecuencia debe ser reemplazada por una entidad organizada que apropiadamente conduzca el proceso de sustitución del régimen y que responda a los intereses y al mandato del pueblo venezolano que votó el 6D-2015 y el 16J-2017, y no a los intereses electoralistas que han evidenciado los dirigentes de los partidos políticos agrupados en la MUD.

Hasta ahora los venezolanos han utilizado la herramienta equivocada para enfrentar este grave problema del país. Es como intentar subir un cerro empinado utilizando un carro tipo sedan cuando lo apropiado es usar un rustico. Y así tenemos 15 años fundiendo todos los carros tipo sedán que hemos tenido, tratando de subir el cerro de la sustitución del régimen. Parece que por fin alguien entendió que se requiere otro tipo de carro para subir ese cerro, de la misma manera como la MUD -por cualquier cantidad de razones- no es el vehículo adecuado para salir de esta mafia delincuente en el poder. Y esta nueva Alianza podría ser la solución.

Lo segundo que debemos señalar es que cualquier nueva Alianza opositora para enfrentar el reto de del rescate de la democracia no puede tener los mismos fines, ni debe ni puede estar estructuralmente diseñada como la MUD. No debe tratarse entonces de una nueva agrupación política buscando el poder en competencias electorales. Si se entiende así entonces nace deformada. Ese ha sido el error en el que ha incurrido la oposición oficial, que le lleva a concluir que es con elecciones que el régimen debe salir. Si se es un partido político en una democracia con Estado de Derecho, esa afirmación es válida.

Pero no estamos en democracia, ni existe Estado de Derecho vigente en Venezuela, sino una mafia narco militarizada que ha secuestrado el poder, con la que ni siquiera se pueden utilizar las herramientas que comúnmente se usan para dirimir conflictos en situaciones de guerra, como el dialogo y la negociación. Es por esta razón que se requieren formulas Ad hoc, procedimientos y mecanismos distintos, así como un nuevo tipo de protagonista organizador que deba ahora tomar el control de la situación para aplicarlos, hasta que se regrese a la normalidad político-partidista en el país.

Como consecuencia de esto último, está fuera de lugar cualquier “aspiración” o presentación de ningún participante de esta iniciativa como “presidenciable”, buscando o aparentando buscar alguna posición en el futuro devenir político del país. Eso podrá ciertamente venir pero después de solventar el trágico problema que agobia a todos los venezolanos. Es por eso que es erróneo que el lanzamiento partiera primero de un anuncio hecho por una conocida dirigente político como María Corina Machado, quien aun teniendo todos los méritos, sectoriza el planteamiento causando la impresión de una estrategia más para obtener ventajas políticas (ver https://twitter.com/MariaCorinaYA/status/909205645458657280). Si el planteamiento se “mariacoriniza” pierde su efecto aglutinador de voluntades de diferentes tendencias para el supremo propósito de la Alianza. Y así podría decirse de cualquier otro dirigente político que impulse la iniciativa.

Esa iniciativa debería utilizar las ventajas competitivas que cada integrante posea para ser aplicadas en una estrategia única dirigida a un solo propósito: recuperar la libertad. Este criterio da paso a una metodología distinta a las ya conocidas en el terreno político para conseguir un objetivo común. Debe aglomerar todas las voluntades por muy diferentes que sean, para acordar participar y jugar un rol en un nuevo plan de lucha que deberá construirse con las ideas de todos.

Y por último, mi más importante consideración: una nueva estructura opositora deberá tener claro desde el comienzo que no es suficiente con “sacar” a Nicolás Maduro del poder y terminar con su régimen. La cosa va más allá de eso. Hay que sanar institucionalmente al país para evitar que esto nos vuelva a pasar. Y para eso cualquier cosa que se pretenda hacer posteriormente debe pasar por la legítima convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente Originaria, que haga reingeniería al sistema político, re institucionalice al país y reconcilie a los venezolanos en justicia. No hacer eso equivale a tener a otro Chávez en el poder a la vuelta de la esquina. Si eso era válido antes, lo es más ahora con la constituyente fraudulenta de Maduro y lo seguirá siendo después que salgan estos bandidos del poder.

A estas alturas los venezolanos debemos estar muy claros que no será posible derrotar a la narco tiranía militarizada de Maduro sin antes solucionar el colaboracionismo de la oposición. De hecho, me atrevo afirmar que lo segundo es más difícil que lo primero. Y si hemos entendido que ambas cosas no se han podido lograr al mismo tiempo, debemos acometer la más difícil primero ya que al resolver la primera, la segunda sale por añadidura. Si la nueva Alianza “Soy Venezuela”, a quien le deseamos el mayor de los éxitos, es capaz de solucionar el problema opositor sin caer en los vicios de la MUD, estoy seguro que nos asombraremos al ver que ambos temas se resolverán al mismo tiempo…

Caracas, 19 de Septiembre de 2017

Twitter:@laguana

sábado, 16 de septiembre de 2017

Hacia una nueva coalición opositora en Venezuela

Por Luis Manuel Aguana

La velocidad de los acontecimientos políticos es atropellante. Pensé que el “dialogo” quedaba congelado luego del comunicado de la MUD del 12 de septiembre, que reiteraba en su primer párrafo: “La Mesa de la Unidad reitera que no hay un reinicio del diálogo e informa a Venezuela y el mundo cuáles son sus condiciones para una negociación seria”, para finalizar diciendo que “Para entrar en una negociación seria, exigimos acciones inmediatas que demuestren verdadera disposición a resolver los problemas nacionales y no para ganar tiempo” (ver comunicado en http://unidadvenezuela.org/noticias/7622=comunicado-mesa-de-la-unidad-democratica#).

A buen entendedor pocas palabras. Al parecer algo cambió desde el 12 de septiembre que sin el régimen haber realizado NINGUNA acción tendiente a demostrar su disposición a resolver los problemas del país, salieran corriendo Julio Borges (PJ), Eudoro González (PJ), Luis Florido (VP), Vicente Díaz (Ex Rector del CNE), Timoteo Zambrano y Manuel Rosales (UNT), a República Dominicana a reunirse al primer grito de Maduro desde una cadena para retomar el “dialogo” con el régimen. ¿Extraño no? En especial cuando algunos de ellos no tenían pasaporte (caso Luis Florido) y prohibición expresa de salida del país (caso Manuel Rosales). El régimen al parecer les agenció lo necesario para que se reunieran con sus representantes y quién sabe si además un avión expreso en la Rampa 4 del aeropuerto Maiquetía.

¿Es con esos representantes “negociadores” que el grueso del pueblo opositor venezolano, conformado por la mayoría de la población que votó el 6D-2015 y el 16J-2017 por un cambio, podemos esperar que Maduro y su régimen delincuencial salga del gobierno, caracterizado así no por mí, sino por el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos?

Hasta el 15 de septiembre ya se habían reunido dos veces pretendiendo que los venezolanos aceptemos cualquier cosa que salga de allí, con la venia de Jorge y Delcy Rodríguez, los personajes más nefastos del régimen. En su último comunicado la MUD recoge las velas del anterior, indicando ahora que ellos “exigieron” en una reunión exploratoria condiciones para iniciar una negociación (ver http://unidadvenezuela.org/noticias/7625=comunicado-exigencias-de-la-mesa-de-la-unidad-democratica-en-reunion-exploratoria-para-iniciar-proceso-de-negociacion) ¿En qué quedamos entonces? ¿No era que el régimen debía demostrar “verdadera disposición a resolver los problemas nacionales y no para ganar tiempo”? Pues no lo ha hecho y hasta donde se ve por todos lados, están ganando tiempo y la MUD se los está concediendo con bonos adicionales.

Las sanciones norteamericanas y europeas se han paralizado como consecuencia de esa nueva “disposición” al dialogo de la MUD, porque los gobiernos de esos países no son locos y están diciendo: “bueno, ya se están poniendo de acuerdo y hay que esperar”. Y los venezolanos volvemos a decir ¿Y esperar que? ¿A que se mueran más niños y madres en los hospitales por falta de medicinas? ¿O que la gente siga pasando hambre producto de la hiperinflación mas horrorosa que jamás haya vivido este país? Ese es el daño criminal que nos está causando la MUD al convenir con el régimen unas negociaciones a espaldas de la población y del sufrimiento de la gente.

Pero veamos con lupa que es lo que quiere el régimen: a) ganar tiempo para llegar al 2018 (cosa que ya están logrando con este “dialogo”); b) paralizar todas las sanciones que le siguen viniendo por delitos de lesa humanidad (cosa que lograron); c) legalizar con la firma de los traidores de la MUD su Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta (cosa que les falta). Solamente con esa última aspiración cumplida, el régimen accede a cualquier cosa que la MUD le pida. Y esa es la clave de ese encuentro en República Dominicana y la razón por la cual no me extraña que todos esos negociadores “opositores” estén cobrando en metálico y/o en especies su participación en ese encuentro, para luego salirnos con que se consiguieron TODAS las “exigencias” a costillas de legitimar la constituyente fraudulenta de Maduro, así lleven esos acuerdos a una consulta popular manipulada.

Porque esto último es lo peor. Si hay algo que los jefes de esta oposición de Vichy y el régimen aprendieron del 16J: necesitan de nuestra aprobación para sellar su supervivencia. De allí que ambos inventaran un referéndum aprobatorio de lo que acuerden en Republica Dominicana. Pero hay algo por lo que los venezolanos no se han paseado: no debió existir esa reunión en Republica Dominicana en primer lugar. Aceptar ese referéndum es aceptar de entrada la legitimación del régimen de Nicolás Maduro y olvidarnos de tres meses de lucha y dolor de la familia venezolana y que produjo el informe del ACNUDH. ¿Se dan cuenta de lo grave de esta traición de la MUD? ¿Vamos a aceptarles eso?

Una vez conseguida esa legitimación, el régimen sobrevive a cualquier cosa que venga del exterior, porque la constituyente de Delcy Rodríguez podrá decidir en cualquier momento posterior cambiar los acuerdos llegados en esa “Mesa de Dialogo” dejando a los venezolanos colgados de la brocha y a merced de los castrocomunistas, todo a cambio de unas billeticos de Monopolio sin valor de Gobernaciones, Alcaldías y Concejos Legislativos que es lo que quieren en la MUD, como el régimen bien lo sabe. En otras palabras fueron a República Dominicana a cambiar a su mamá por un par de chancletas.

De nuevo la MUD deja al Secretario General de la OEA sin discurso. Por un lado el Secretario General Luis Almagro intentando llevar a los principales delincuentes del régimen a la Corte Penal Internacional de la Haya por delitos de Lesa Humanidad y por el otro la representación opositora oficial del país, la MUD, sentándose con esos mismos delincuentes para llegar a un acuerdo de convivencia. ¿Quién en su sano juicio entiende eso? Es por eso que en la comunidad internacional creen que los venezolanos hemos enloquecido, o al menos sufrimos el Síndrome de Estocolmo.

Pues no. Creo que le ha llegado la hora a los venezolanos de romper definitivamente con ese círculo vicioso, llamando al pan, pan y al vino, vino, como se acostumbraba a decir antes. El régimen: son delincuentes, como bien los ha caracterizado el mundo civilizado y hay que salir de ellos con el menor costo posible de vidas. No se negocia con terroristas ni delincuentes como se ha demostrado internacionalmente. La MUD: con sus acciones dejo de representar al grueso de la población opositora venezolana, por lo que como venezolanos rechazamos cualquier acuerdo, dialogo, comunicación, representación que ellos digan tener con el régimen ilegitimo de Nicolás Maduro y su constituyente fraudulenta.

En consecuencia, los venezolanos deberemos encontrar de inmediato las vías para legitimar una nueva y verdadera coalición opositora que efectivamente represente ante Venezuela y el mundo los intereses de quienes nos manifestamos el 6D-2015 y el 16J-2017 para un cambio inmediato de gobierno, y comenzar una ruta nueva que nos sacuda de la mafia delincuente y terrorista que ha secuestrado el poder en Venezuela. Eso es lo racional y coherente con el sacrificio en vidas que este noble pueblo ha dado a favor de la democracia y la libertad.

Caracas, 16 de Septiembre de 2017

Twitter:@laguana