Suscribete a TICs & Derechos Humanos

viernes, 30 de diciembre de 2011

Las Incertidumbres del 2012

Por Luis Manuel Aguana

El 2012 fue siempre marcado como el fin de los tiempos, el fin del mundo del calendario Maya. Toda mi juventud me la pase leyendo que el último año del mundo sería el 2012. Sin embargo, a los albores del supuesto último año de la humanidad de lo que hablamos en Venezuela es que pasará con las elecciones de 12F y del 7O del año próximo. Lo que suponía en mi juventud sería un año espiritual, dedicado a como enfrentaríamos como individuos ese supuesto final del mundo se trastocó en una película política que no sabemos cómo terminará, y con todos nosotros como protagonistas estelares.

Recuerdo una vez que en los años 70’s paso un helicóptero encima de Caracas dejando caer una lluvia de papelitos anunciando que el Avila se abriría en dos y entraría el mar. El papelito indicaba que se debía evacuar la ciudad ante la inminencia de la tragedia. Era una predicción hecha con una seriedad tal, incluyendo fecha y hora, que no fueron pocos los que huyeron de la ciudad esperando que realmente se abriera la montaña. Recuerdo que varios amigos, muchachos valientes, nos sentamos en un muro con vista al Avila esperando que se abriera el cerro. No se oía ni un ruidito en la calle. La gente como que se tomo en serio la cosa que se quedó en su casa. Nosotros hasta el último momento contuvimos el aliento por aquello que “de que vuelan, vuelan”, pero no pasó nada. Nos reímos mucho después pero en el fondo, dudamos asustados. La incertidumbre nos comió. Pocos tal vez se acuerden del incidente pero creo que ahora tiene significación en los eventos que tendremos que enfrentar el próximo año 2012.

El 12F es el punto de partida de la oposición en el marco de una campaña política como jamás hemos tenido en la Venezuela moderna. Lo que pasará el 12F marcará el rumbo de casi todo el 2012 hasta las elecciones presidenciales de octubre. El mensaje y la oferta electoral del precandidato de hoy y del candidato luego del 12F es la clave de la respuesta esperada del gobierno. Un mensaje de coexistencia pacífica de la oposición indicaría claramente que el gobierno estaría mucho más a gusto y tranquilo a la hora de cantar una victoria fraudulenta. Un mensaje claro de exigir condiciones transparentes y no tolerancia a las arbitrariedades que se puedan concretar, nos indicarán una respuesta violenta, dada la posición de los factores oficialistas de no querer entregar el gobierno en el 2012. ¿Cual de las dos posiciones prevalecerá en nosotros? Incertidumbre…

La situación mil veces denunciada por la sociedad civil y los especialistas en el tema electoral alrededor de la depuración del Registro Electoral Permanente, la presencia de la Observación Internacional, el nuevo sistema de votación con captahuellas violatorias del secreto al voto, la presencia de la Milicia Bolivariana, claramente oficialista, como “cuidadores” de la voluntad popular, todavía no ha sido abordada de una manera satisfactoria para todos por los principales partidos de la Unidad Democrática agrupados en la MUD. Es un silencio cómplice que se oye. Si las condiciones bajo las cuales vamos al 7 de Octubre son las mismas que tuvimos en las elecciones del 2006 vamos directo a repetir la derrota. Y los partidos dirán lo mismo que en diciembre de 2006: como somos demócratas, aceptamos la derrota y esperaremos hasta las próximas elecciones. Y volveremos a perder. ¿No fue Einstein quien dijo que la definición de estupidez era hacer las mismas cosas y esperar resultados diferentes?

Un candidato de la oposición democrática que no tenga de entrada para medirse las condiciones mínimas de transparencia en ese proceso, no debería concurrir a ese encuentro y denunciar al árbitro. Y en eso tiene mucho que ver el carácter personal del próximo candidato y su posición frente a las ejecutorias del gobierno en materia electoral. Los venezolanos deberemos juzgar cual de todos los precandidatos podría enfrentarse con éxito en este juego macabro en el que el gobierno pondrá a nuestro candidato. ¿Aceptará o no aceptará las condiciones claramente obscuras del CNE? Incertidumbre…

De todos los precandidatos que han expuesto sus puntos de vista en relación a esta materia solo hay uno que ha dicho claramente que no las aceptará: Diego Arria. ¿Y porque el resto de los precandidatos no se han pronunciado al respecto? Incertidumbre de nuevo…No sabemos cuáles son las razones que los mueven para evitar confrontar al CNE como árbitro y exigir condiciones transparentes. Hay un velo a través del cual gran parte de los venezolanos no hemos podido apreciar por que la oposición representada en la mayoría de los precandidatos todavía no ha asumido una posición clara respecto a la situación del árbitro. Algunos piensan que temen a que los venezolanos le pierdan confianza al voto y no vayan a las elecciones. ¡Qué poca confianza en la madurez de los electores venezolanos después de más de medio siglo votando! ¡Todavía existe incertidumbre en lo que harán los electores si se les dice que tenemos que obligar al árbitro para que existan condiciones mínimas para los participantes! Y quien deberá llevar la voz cantante de eso a partir del 12 de Febrero del 2012 será el precandidato que resulte electo. ¿Y ustedes creen que quien no se haya pronunciado respecto a las condiciones del árbitro antes del 12F, lo hará después del 12F? No lo sabemos. Incertidumbre de nuevo…

Un candidato a la Presidencia que no tenga ataduras de ninguna naturaleza puede reducir los niveles de incertidumbre de la población indicando una lucha frontal por condiciones transparentes. El año próximo vamos a elegir al candidato que confrontará a la peor amenaza que la democracia venezolana ha tenido en tal vez toda su historia. La experiencia y la teoría me indican que debemos reducir lo máximo posible los niveles de incertidumbre, es decir lo que no sabemos, para poder salir con bien de esta pesadilla. No sabemos porque la oposición representada por varios precandidatos se niega a discutir y a denunciar las condiciones básicas para concurrir a una elección presidencial. No sabemos si existen intereses ocultos detrás de esta elección que hagan que cierta oposición le interese coexistir con el chavismo después de las elecciones, lo que hace dudosa la posición de algunos precandidatos ante los graves delitos cometidos por esta administración y denunciados hasta la saciedad por la sociedad venezolana. No sabemos, no sabemos, no sabemos. Incertidumbre…

Ante este cuadro difícil, la recomendación de este escribidor es respaldar al precandidato que garantice los mayores niveles de certidumbre posibles en un año lleno de incertidumbres. Y de acuerdo a lo que se ha expresado públicamente, el único precandidato dispuesto a exigir condiciones mínimas de transparencia al CNE a partir del 12F es Diego Arria. A veces es difícil explicar lo que uno ve (o cree ver) claro y ni aún así la gente se convence. El Avila no se abrió en los 70’s como muchos creyeron, pero la incertidumbre y la duda asustadiza, como antes, aún prevalecen. Si la oferta de algún precandidato solo se redujera a lograr las condiciones mínimas para concurrir al proceso electoral para elegir con legitimidad al próximo Presidente de la Republica, esto sería más que suficiente para darle mi voto con toda certidumbre…

¡Que tengan todos un Feliz Año 2012 con mucha paz y sin incertidumbre!

Caracas, 30 de Diciembre de 2011

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

viernes, 23 de diciembre de 2011

Feliz Navidad 2011

Estimados amigos,

Deseo agradecerles a todos el seguimiento que han realizado a mi blog TICs y Derechos Humanos durante todo el año 2011. Además deseo aprovechar la ocasión para enviarles a todos mis más sinceros deseos por que tengan una hermosa Feliz Navidad y un exitoso y Próspero Año Nuevo 2012. Estoy seguro que todos vemos este próximo año con mucha esperanza de un país mejor para el futuro y con el favor de Dios será así.

Y como este es un Blog que tiene que ver con la tecnología de la información pero que dadas las circunstancias se ha ocupado mas de los Derechos Humanos, les obsequio, para desquitarme, este enlace con una simpática historia de la Navidad llamada “La Historia Digital de la Natividad”, acorde con esta época de globalización y cambios. Que lo disfruten!

http://www.youtube.com/watch?v=GkHNNPM7pJA&feature=player_embedded

Reciban todos un gran abrazo de Feliz Navidad y Feliz Año 2012!

Luis Manuel Aguana

Coordinador General AC Familiametro

Twitter: @laguana

Blog: TICs y Derechos Humanos http://ticsddhh.blogspot.com/

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Navidad Con Presos Políticos

Por Luis Manuel Aguana

Cómo quisiera escribir una nota diferente. La nota debería llamarse Navidad Sin Presos Políticos. Pero no, el gobierno les niega y les seguirá negando la libertad a los presos políticos. En estos días en que todo el mundo busca regalos y quieren estar alegres, lamento poner una nota discordante. Yo no me siento alegre. Y es difícil estarlo porque estoy convencido de que pasarán otra Navidad y Fin de Año encerrados. Y siento que desde el año 2002 cuando miles de venezolanos se lanzaron a las calles de Caracas aquel histórico 11 de abril, reclamando la renuncia de Hugo Chávez por abuso y violación de la Constitución, en la marcha más grande que jamás se haya hecho en este país y si acaso en el mundo, los Comisarios Iván Simonovis, Henry Vivas, Lázaro Forero y el resto de los policías presos, estaban arriesgando sus vidas cuidando las de los manifestantes para que no los mataran en la calle los esbirros del gobierno. Lamentablemente ese día murieron muchas personas pero pudieron haber sido más si ellos no hubieran hecho su trabajo de protección de vidas. Debemos reconocer y honrar eso.

Posteriormente, la Jueza María Afiuni y el Comisario Mazuco fueron también víctimas de la persecución desatada por un gobierno paranoico que ve golpistas en todos lados, por aquello de que cada ladrón juzga por su condición. Todos ellos son presos por la soberana voluntad de una persona, quien creyéndose dueño del país los mantiene presos al margen de cualquier consideración legal y en contravención de todo Derecho Humano. Tal vez si esto pasara en otro país y fueran otras culturas las protagonistas de estas infamias, quizás los venezolanos pudiéramos pasar unas Navidades con las alegrías que acostumbramos en esta época. Pero no, eso está pasando aquí mismito y ahora, en la Venezuela de Diciembre de 2011. Es por eso que me parece tremendamente injusto e inmoral que estas personas no puedan disfrutar de unas navidades con su familia como el resto de nosotros. Ni todavía redactando una Ley de Amnistía, aun así el gobierno se ha dignado a dejar que los presos políticos pasen las navidades con sus familias, por razones de simple humanidad. No esperemos que una mata de mangos nos dé naranjas.

No quiero decir con esto que nos sentemos todos a llorar y sentirnos mal en estas Navidades. No. Solo quiero llamar la atención del grave problema de conciencia que esto tiene y las serias implicaciones de olvidarnos de ello, precisamente en esta época. Son estos momentos los que definen sociedades enteras. Aquellos instantes de la historia que reclamarán nuestros descendientes cuando estudien la Venezuela de los últimos años y se pregunten qué pasó y porque eso se permitió. Quiero ser solo una pequeña piedra en el zapato de mucha gente que dirá: “que fastidioso este señor pensando en cosas tristes en esta época” creyendo que solo lo hago porque me satisface machacar que eso sucede y que no hay que olvidar lo que sucede. ¡Que no nos convirtamos en un pueblo cínico solo porque llego el autoritarismo que tiene petrificada de miedo a mucha gente! Recordemos especialmente en este momento del año al Papa Juan Pablo II, quién gritó: “No tengáis Miedo”. Y al decir de muchos, esto hundió las tiranías del Este de Europa. Esa frase fue uno de los legados más importantes del Papa que mayor influencia tuvo en la humanidad en el Siglo XX.

Deseo que en mi cena de Navidad estén como invitados especiales y de honor todos los presos políticos de Venezuela y rezar con los míos una oración por ellos y por sus familias. Le quiero pedir al Niño Jesus que ellos sean las personas más acompañadas esta Navidad y que estén en el corazón de cada venezolano que se siente a comer una hallaca el 24 de Diciembre en su Cena de Navidad, por más pobre que esta sea. Es muy difícil no guardar rencor por aquellos que les niegan la libertad a la que todo ser humano tiene derecho, pero no dejaré como cristiano que ellos tengan control sobre mis odios o mis rencores. La energía positiva que emana de la fuerza de cada venezolano deseando la paz y la reconciliación debe prevalecer sobre los odios que nos han hecho sentir en todos estos años.

Esto me trae a la memoria el cuento “De cómo Panchito Mandefuá fue a Cenar con el Niño Jesus”, un regalo inolvidable de José Rafael Pocaterra. Este cuento poco conocido por las nuevas generaciones cuenta la historia de cómo un niño pobre, sin ningún chance de tener nada en la Navidad fue el invitado de gala en la Cena de Navidad del Niño Jesus. Y aunque Panchito murió para que ese regalo fuera posible, el mensaje de vida del cuento es muy hermoso y trascendental. Todos tenemos el chance, aun en las peores y más precarias circunstancias, de cenar con el Niño Jesus. Es un cuento que aunque muchos lo juzguen triste, es en realidad una mezcla de tristeza y esperanza. Eso es lo que siento que debemos llevar a la Cena de Navidad de este año 2011 por todo lo que nos está pasando como país y que están sufriendo en carne propia los presos políticos y sus familias.

Quiero concluir esta nota especialmente con un obsequio de Navidad para todos los presos políticos venezolanos, de la pluma del mismo autor del mencionado cuento de Panchito Mandefuá y que fuera pronunciada hace justo 90 años en la Navidad del 24 de Diciembre de 1921. Una hermosísima oración que debiera aprenderse todo venezolano amante de la libertad, dedicada en 1921 a los presos de La Rotunda y que, a mi juicio, también fuera dirigida a todo aquel que fuese vejado en Venezuela en cualquier tiempo por las mismas razones. Esta oración tiene ahora una gran vigencia y, con el favor de Dios Todopoderoso, tal vez el poder para cambiar las cosas:

“Padre nuestro Libertador que estas en la Gloria!

Desagraviado sea tu nombre

Vénganos el tu genio

Hágase, señor, tu libertad, así sea en mi Patria como en la América

El decoro nuestro, el de otros días, dánosle hoy

Y perdónanos nuestras infamias así como nosotros, perdonamos a nuestros infames,

Y no nos dejes perecer en la decadencia, mas líbranos señor,

De toda esta brutalidad siniestra.

Amén”[1]

Amén…


Caracas, 21 de Diciembre de 2011

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

[1] José Rafael Pocaterra, Memorias de Un Venezolano en la Decadencia, Caracas, 1936.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Pío Tamayo: Entre la Civilización y la Barbarie

Por Luis Manuel Aguana

Los recientes sucesos ocurridos en la Universidad Central de Venezuela en el marco del proceso electoral estudiantil ponen de relieve de nuevo la lucha eterna entre las fuerzas del oscurantismo y la barbarie en contra de las de la civilización y el conocimiento. La historia tercamente ha demostrado que la razón de la fuerza nunca ha superado a la fuerza de la razón. La casa que siempre ha vencido las sombras prevalecerá.

Pero eso no es suficiente. Decir que la luz vencerá a las sombras no es suficiente. Aun en plena era del conocimiento, las fuerzas de la barbarie impiden la libre discusión de las ideas, precisamente en el recinto donde se vencen las fuerzas de la ignorancia. Se aplica la violencia para someter la razón y la democracia.

En este escenario muchos universitarios asumen posiciones en reacción a la violencia que reina en el recinto universitario: ¿Resolver la violencia con violencia? ¿O asumir una actitud de esperar pacíficamente que continúen vandalizando y acabando con la paz universitaria?

Tal vez las respuestas a estas preguntas nos la de la trascendencia histórica de un personaje como Jose Pío Tamayo Rodríguez, mejor conocido como Pío Tamayo, marxista de formación y protagonista de la llamada Generación del 28. Pío Tamayo no solo acompaña en el encierro gomecista en el Castillo de Puerto Cabello a quienes posteriormente fueron los líderes de la democracia venezolana sino que les da formación política en un una Escuela que él mismo llamó “La Carpa Roja” dentro del mismo Castillo de Puerto Cabello (http://piotamayo.blogspot.com/2010/10/biografia.html), suerte de cátedra de formación intelectual y política básica para aquellos que se atrevieron a enfrentar intelectualmente por primera vez el régimen violento y bárbaro de Juan Vicente Gómez. Que mejor ejemplo de civilidad y creencia en los valores del conocimiento en contra de la violencia desatada del gomecismo brutal. La Cátedra Pio Tamayo fundada con la intención de estudiar las ideas políticas en Venezuela y que lleva en la actualidad el nombre de este insigne intelectual, resulta un farol que ilumina la oscuridad en la que desea vernos sumidos el castrochavismo violento en nuestra Universidad. ¿Qué hizo Pío Tamayo durante su encierro en el Castillo de Puerto Cabello, en medio de la más brutal violencia de sus carceleros?: enseñar y transmitir conocimientos.

Al margen de que no comulguemos con las ideas marxistas de Pio Tamayo, este intelectual y político fue encerrado y torturado hasta su muerte por exponer sus ideas, por un régimen que pensaba en la razón de la fuerza y la violencia. Ya puesto en libertad en diciembre de 1934, fallece diez meses después, el 5 octubre de 1935, un poco más de dos meses antes de la muerte del Dictador. Es paradójico que los factores violentos y que dicen seguir los postulados del marxismo que impartió Pio Tamayo en el transcurso de su vida, sigan en la UCV las mismas prácticas de persecución y amenaza de las dictaduras, como la que sufrió Pio Tamayo, haciendo uso de esa misma brutalidad de la que este intelectual fuera víctima, siendo nuestra universidad quien precisamente ha rescatado su nombre como un adalid de la enseñanza política. Más les valdría a los factores políticos del castrochavismo en el gobierno que se han dado a la tarea de agredir a nuestra universidad, estudiar un poco la historia de Venezuela, y en especial la de aquellos lideres intelectuales que ellos mismos dicen seguir y admirar.

En consecuencia, la respuesta no es oponer violencia con violencia, sino oponerla con enseñanza, iluminación y conocimiento como lo hiciera Pio Tamayo en el Castillo de Puerto Cabello, así impartiera el comunismo como práctica. Eso es parte de la libertad de pensamiento que sostenemos todos aquellos que moriríamos por permitir que digas lo que piensas aunque no estemos de acuerdo con lo que digas. Sin embargo, en ese marxismo de Pio Tamayo existía algo más grande y que salió a relucir en la histórica Semana del Estudiante de 1928: un amor profundo por la Libertad y la Justicia. Esa era la prédica de todos aquellos jóvenes de espíritu libre que se reunieron en aquellos días de febrero de 1928. Pío Tamayo leyó el poema que le valdría el encarcelamiento hasta su muerte y en cuyas estrofas se encerraba en realidad un canto a la Libertad y el Porvenir. Extraigo para ustedes la última parte de ese histórico poema denominado “Homenaje y demanda del Indio”:

“Pero no, Majestad que he llegado hasta hoy,

y el nombre de esa novia se me parece a vos!

Se llama LIBERTAD!

Decidle a vuestros súbditos

-tan jóvenes que aún no pueden conocerla-

que salgan a buscarla, que la miren en vos,

¡Vos, sonriente promesa de escondidos anhelos!

Vuestra justicia ordene,

Y yo enhiesto otra vez,

-alegre el junco en silbo de indígena romero-

armado de esperanzas como la antigua raza,

proseguiré en marcha,

pues con vos, Reina nuestra,

juvenil, en su trono, ¡se instala el porvenir!”[1]

Si Pío Tamayo hubiera leído este poema durante la marcha del 11 de abril de 2002, estuviera acompañando a Vivas, Forero y Simonovis en su encierro. Chávez no le hubiera perdonado esa afrenta, como no se la perdonó Gómez. Y es por eso que todos los regímenes como este le tienen pánico a la academia, a la discusión de las ideas, a lo intelectual. No saben bien de qué se trata, ni como se come eso y le temen porque de alguna manera saben que en esa iluminación se encuentra la base de su propia destrucción. La ignorancia no convive con el conocimiento, ni la civilización con la barbarie. Chávez y sus hordas le temen a la UCV y podrán agredirla, pero será un esfuerzo inútil y bien les valdría desistir de él porque nuestra Alma Mater además de constituir el conocimiento y la intelectualidad de su comunidad, está cimentada en bases tan sólidas como el coraje y la determinación de Libertad de Pio Tamayo y en ella, como en el poema, ¡se instala el porvenir!...

Caracas, 12 de Diciembre de 2011

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

[1] Poema leído por Pio Tamayo en el Teatro Municipal, con motivo de la Semana del Estudiante en febrero de 1928. http://embusteria.blogspot.com/2011/02/de-las-palabras-pio-tamayo-homenaje-y.html

viernes, 2 de diciembre de 2011

Volver a empezar

Por Luis Manuel Aguana

Amor y pérdida. Así llamó Steve Jobs la segunda historia que contó en la Universidad de Stanford a los estudiantes graduandos en su célebre discurso protocolar del 2005. Allí contó que la Junta Directiva de su propia compañía, Apple Computer, lo despidió. Tenía solo 30 años. Describió lo devastado que se sintió al encontrarse en la calle, luego de haber construido lo que había construido. Pensó huir y dejarlo todo. Pero aún amaba profundamente lo que hacía y que lo llevó a construir una de las empresas más importantes del mundo. Había sido rechazado, como afirmó, así que decidió comenzar de nuevo. Y al comentar que aunque no lo vió de esa manera en ese momento, el hecho de que lo hubieran echado de su propia compañía fue lo mejor que pudo pasarle en su vida, al verse de nuevo como un principiante. De acuerdo a su criterio entró en el período más creativo de su vida, fundó NeXT y Pixar (¿recuerdan Toy Story?), encontrando en el camino la compañera para el resto de su vida. Y como se dan los giros de las historias en el mundo de la tecnología, Apple adquirió NeXT y Steve volvió a presidir Apple, convirtiéndola con su genio en la empresa más innovadora en el mundo de la informática y las comunicaciones, posición que mantuvo hasta el día de su muerte.

Esta historia es una de las más significativas que he visto acerca de lo que llamo aquí “volver a empezar”. No es fácil volver a empezar. Requiere, como indicó Steve Jobs, de mucho amor por lo que haces, asumir la perdida, y en ese tránsito obscuro, encontrar el camino para reconstruir. El renacer requiere de esfuerzo y de mucho amor por lo que haces. Alguna vez leí que no hay nada como volver a empezar, porque valoras aún más lo que perdiste y sabes de muy adentro que lo harás mejor cuando lo recuperes, si tienes el coraje suficiente para hacerlo.

Y así como las personas, los países renacen de sus cenizas y vuelven a comenzar. Japón renació de sus cenizas, Europa destruida comenzó desde cero después de la Segunda Guerra. Pero en el caso de los países la cosa es distinta. Se requiere el amor y la determinación de toda una sociedad, de asumir que algo se perdió y volver a construir, sacando al país adelante. Tal vez suene ingenuo y hasta comeflor: es necesario que la gente del país asuma la pérdida y la llore, pero no quedarse llorando en la acera y luego pararse de allí para reconstruir sobre bases nuevas.

En el debate de las ideas acerca de qué hacer con Venezuela después de las elecciones del 7 de Octubre de 2012, he notado dos posiciones bien definidas entre aquellos que se disputan el voto de los venezolanos en las primarias opositoras. Voy a simplificarlas a riesgo de perder precisión pero estoy seguro que dará claridad a lo que intento explicar. La primera de ellas, esgrimida por Diego Arria, esencialmente es política y apunta al desmontaje del “modelo” socialista impulsado ilegalmente por el gobierno de Chávez y sus poderes subrogados. En este desmontaje se incluirían todas las leyes “socialistas”, incluyendo la electoral y la militar, aprobadas en contra del orden constitucional vigente; y el precandidato al resultar electo gobernaría tres años de una transición difícil; y para eso convocaría a una Asamblea Constituyente que haría los cambios puntuales necesarios (vuelta a la no reelección, disminución del período presidencial y hasta quizás incluir una doble vuelta electoral), haría caída y mesa limpia a los poderes constituidos, incluyendo a las Fuerzas Armadas, poniéndole orden a la casa, para luego entregar, después de esa transición y “limpieza”, el gobierno a una nueva generación de liderazgos y partidos con unas bases sanas. En otras palabras, volver a empezar.

El otro planteamiento, esgrimido por el resto de los candidatos, fuera de sus diferencias personales, es convivir con el “status quo” chavista los seis años del mandato Presidencial y lo que quede del resto de los poderes constituidos, confiando en una transición de los factores chavistas hacia un modelo democrático y de inclusión. En otras palabras, aquí no pasa nada y vamos a unas elecciones “normales” en las que el ganador opositor le será entregada la banda presidencial sin ningún problema. De allí en adelante se continuarán o mejoraran las políticas públicas del gobierno desde la oposición democrática, esperando convivir en paz, negociar y salir poco a poco del problema que significa tener todos los poderes en contra.

Simple. Esas son las dos visiones contrapuestas por las que se nos solicita el voto en las primarias. ¿Cuál cree usted que es la más conveniente? Decida con el corazón…

Esto me hace recordar lo que me dijo mi jardinero cuando le pedí una explicación del porque no crecía ninguna grama que sembrara en mi jardín: tiene que sacar toda la tierra, hasta el fondo y poner nueva abonada, me dijo. Cualquier cosa que usted siembre con una tierra llena de semillas de monte, con un sustrato pobre, no crecerá o el monte la estrangulará. Pero eso es más trabajo. ¡Pues claro que es más trabajo! Requiere comenzar la cosa desde cero. Requiere de más paciencia, porque luego de cambiar la tierra, al plantar cualquier cosa deberé esperar que crezca y florezca. Pudiera dejar la tierra vieja pero todo lo que siembre en mi jardín estará muerto a los pocos meses. Eso es un principio fundamental. A veces es necesario sacar de fondo la tierra y volver a empezar…Lo dijo Steve en Stanford, a veces la vida te da en la cabeza con un ladrillo y no hay que perder la fe en lo que se hace porque lo que te permite continuar la lucha ¡es precisamente el inmenso amor a lo que haces! ¿Tenemos o no tenemos el suficiente amor por este país para volver a empezarlo, sin importar el trabajo que nos dé? He allí la gran pregunta. Es mucho más trabajo, pero tenemos que llorar lo que ya hemos perdido por haber tomado la decisión equivocada en 1998 y continuar…

La propuesta de Arria, como señalé, es esencialmente política y fue la que vendió y no cumplió Hugo Chávez en 1998. Nos embarcó en una Constituyente y ahora se quiere quedar con el coroto para siempre. De nuevo se está planteando la reconstrucción de las bases institucionales del país para que el monte no se coma lo que se siembre luego. El venezolano ahora se halla en una encrucijada difícil de resolver. Escoger entre dejar para después las casitas, las autopistas que faltan, los hospitales, las escuelas, y de manera prioritaria arreglar las bases institucionales del país primero, corrompidas por la “revolución” chavista y asegurar que esas casitas, hospitales y escuelas sean de verdad una realidad después. Primero lo primero, la tierra abonada y fértil para que crezca lo que siembres después. No es muy difícil de entender, es simple pero muy duro.

Yo no sé si Diego Arria o el resto de los precandidatos nos embaucarán como muchos ya lo han hecho en el pasado. Esa es la ruleta rusa que nos estamos jugando. Esta escogencia se basará en una idea de vida y de futuro. De cómo cada uno de nosotros concibe como debe dibujarse un camino que no se ha recorrido todavía. En lo personal mi voto en esas primarias no se basará en la juventud o la historia del pasado de nadie, sino en la proposición que se hace al país. Y a mi modo de ver solo hay dos propuestas en la mesa. La fácil y la difícil. Votaré por la que creo más conveniente, la del camino más empedrado y duro, la de Steve y la de mi jardinero, escogeré volver a empezar…

Caracas, 2 de Diciembre de 2011

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana