Suscribete a TICs & Derechos Humanos

martes, 31 de diciembre de 2013

Los verdaderos retos del 2014




Por Luis Manuel Aguana

No quiero dejar el 2013 sin dejar dos reflexiones que considero importantes, no para finalizar un año sino para comenzar uno nuevo. Y van orientadas a pensar un  poco cuales han sido a mi juicio los mayores obstáculos que los venezolanos deberemos sortear para al menos comenzar a ser exitosos en esta lucha que se nos ha planteado con el castro-comunismo en vías de implantación en nuestro país.

El primero de ellos tiene que ver con un cambio en nuestras convicciones. La sabiduría popular indica que para querer cambiar el mundo uno debe comenzar por cambiar uno mismo. Y es verdad. Todavía hay venezolanos que piensan que este es solo un mal gobierno y que poco a poco hemos ido conquistando “espacios” mediante el voto, que poco a poco iremos saliendo de esto. Que es preferible esto a un “Pinochet”, que cual culebra en el cuento de “Las Ranas Pidiendo Rey” llegue y se las coma a todas, las del gobierno y las de oposición (ver Fabulas de Esopo en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/03/fabulas-de-esopo.html).

Ese cuento les ha servido tanto al gobierno como a la oposición oficial- a la de nuestro propio Vichy-, para que a los militares venezolanos que puedan tener todavía alguna reserva nacionalista ni se les ocurra hacer cualquier cosa en contra de los cubanos en los cuarteles ni contra los que han entregado al país, y que piensen que no habrá civiles que los respalden a la hora de hacer respetar la constitución.

Es solo cuestión de tiempo que con la profundización del modelo cubano en nuestro país, ese pensamiento de la mayoría quede en el pasado. Pero para ese momento ya será muy tarde. Ya estaremos sometidos de cabo a rabo, sin sociedad civil articulada, con persecuciones selectivas, sin Alcaldías, y con un modelo comunal que controle la vida de todo el mundo, desde lo que se coma hasta lo que se piense. Por eso es que el sistema es perverso, va calando poco a poco y cuando ya uno se da cuenta es tarde.

En noviembre de 2011 escribí una nota dedicada a los presos políticos de Hugo Chávez (¡Libertad para los presos políticos! en http://ticsddhh.blogspot.com/2011/11/libertad-para-los-presos-politicos.html). Hacía la referencia histórica de aquellos venezolanos que en el pasado habían sufrido los rigores de las dictaduras en las diferentes épocas. Pero cometí un error. Esas fueron NUESTRAS DICTADURAS. Dictaduras de venezolanos en contra de venezolanos. No hemos sufrido ninguna dictadura importada. Eso es algo novedoso para nosotros.

Una cosa es pedirle a un gobierno dictatorial venezolano libertad para los presos políticos y otra muy diferente a un gobierno dictatorial cubano manejado localmente por gobernantes ilegítimos. Creo que si la dictadura hubiera sido venezolana ya Ivan Simonovis estuviera en su casa. Los cubanos necesitan que la gente se muera en las cárceles para hacer escarmiento a los que están fuera. Ese es el estilo. Y esa es la perversión de esta situación: venezolanos que hacen que otros venezolanos mueran por órdenes de amos extranjeros. Por eso es que son peores que los mismos invasores.

Entonces todos, la mayoría en el país, debemos estar claros en lo que tenemos por delante: un gobierno controlado desde otro país, que tiene el control de nuestro sistema electoral y que nunca, léase bien NUNCA, perderá ninguna elección, salvo las que desee perder bajo un plan de dominación. Incluso las suspenderá indefinidamente si así lo considera conveniente a sus intereses. Si todos los venezolanos estamos claros de esa situación, habremos dado la MITAD del primer paso para luchar contra este mal que nos aqueja.

La segunda mitad de ese primer paso lo habremos dado cuando todos los opositores marchemos en una sola dirección: en contra del régimen. El régimen cubano está utilizando a lo más rancio y pervertido de los políticos de lo que ellos mismos bautizaron como la 4ta. República para sus propios fines, haciendo uso de lo que precisamente los liquidó como gobierno hace 15 años: la corrupción. Esos son los que en estos momentos hacen la mayoría decisoria de “la oposición” en la Mesa de la Unidad. Negociaciones, financiamiento, cuadre de cargos públicos en elecciones, hacen que esa oposición legitimadora y conveniente perpetúe este estado de cosas que pareciera no tener salida.

Cuando el régimen dice “No volverán” es porque ellos están pagando para que eso no suceda, manteniéndolos de socios minoritarios en el reparto de la teta petrolera y del país, donde precisamente el resto de los venezolanos no estamos invitados. Es por eso que URGE una nueva oposición, una oposición que no se venda y no se identifique con la administración de ese pasado ni de este lamentable presente.

Y que conste que no es un tema de “anti política”. Es una realidad que hemos visto los venezolanos al presenciar que por más que la sociedad civil indique a la oposición que  siguen un camino errado, ésta empecinadamente y sin ningún sentido le hace la cama de la legitimidad al régimen, abonando poco a poco el camino cubanizante de la sociedad venezolana.

Entonces todos los venezolanos tenemos dos retos importantes a partir de mañana mismo: a) Internalizar que no podemos pedir la libertad de venezolanos a un régimen que jamás la concederá, porque son extranjeros con un plan preciso de dominación. Los que conducen ahora los destinos de Venezuela no se pararán ante NADIE para lograr poner a su disposición permanente nuestras riquezas a menos que nosotros entendamos que no podemos seguir jugando ajedrez con las reglas de las Damas Chinas; y b) Necesitamos cambiar URGENTEMENTE a los jugadores que nos representan porque precisamente son una parte importante del problema.

La situación que vivimos en la actualidad pone a venezolanos a trabajar para el enemigo. La perversión de los cubanos de usar a nuestra propia gente en contra de nosotros mismos es verdaderamente diabólica. Saben de la dirigencia opositora que utilizó la política para enriquecerse en el pasado. A aquellos que conocen que les gusta el dinero los compraron, y a aquellos que saben que les gusta el poder los asociaron para manejar a la oposición con una parte minoritaria de la torta electoral.

De esa manera mantienen a una oposición conveniente a sus intereses y al país sometido mientras profundizan el modelo. Luego los desecharan como papel sanitario cuando hayan perfeccionado el sistema de dominación. Juego perfecto. Pero lamentablemente para ellos no nos conocen como creen, y les haremos ese juego bien difícil, sino imposible, a partir del año entrante. Esos son los verdaderos retos que deberemos asumir todos los venezolanos para poder desearles con mucho optimismo Feliz Año 2014…!

Caracas, 31 de Diciembre de 2013

Twitter:@laguana

domingo, 22 de diciembre de 2013

Dignidad




Por Luis Manuel Aguana

El paso lógico y natural de una oposición oficial que acepta el sistema electoral tal cual está, era ir a Miraflores a "dialogar" con el régimen. Eso no me extrañó. Tampoco me extrañó que llamaran "Sr. Presidente" al Ilegitimo. Y esto no es posición radical.

Ya el solo hecho de creer que un régimen comunista claramente dirigido desde Cuba "dialoga" con opositores, si no es una prueba de ingenuidad política al menos sí lo es de colaboracionismo. Aquí no se puede hablar de tolerancia porque si no habría que preguntarle a Simón Bolívar porque no toleró los españoles en su discurso de la Sociedad Patriótica en julio de 1811.

Esa clase de "diálogo" fue lo que motivó al General De Gaulle a irse de Francia después de la firma del armisticio de Vichy al contemplar a unos opositores tolerantes a un régimen que a todas luces no se podía tolerar.

Algunos podrán decir "¿pero qué podían hacer?" si el régimen estaba "tendiendo puentes" para un diálogo que fue a pedirle Capriles al Papa. No, no podían hacer nada más porque esa estrategia no los podía llevar a otro lugar que no fuera ese. Y esa es precisamente nuestra diferencia de fondo con estos "opositores". No hay tal diálogo, lo que hubo fue capitulación. Es decir un bando derrotado fue a negociar los términos de su rendición. Solo que esa gente no toma rehenes ni carga preso amarrado. Necesita verlos muertos o arrastrados para consolidar su victoria.

Por más que se hayan levantado algunas voces en Miraflores pidiendo respeto a la Constitución, el solo hecho de concurrir a ese "diálogo" condicionado al reconocimiento de un mandatario Ilegitimo ya lo dijo todo. Era como el gato invitando a los ratones a su fiesta, y los ratones pidiendo en sus discursos que el gato dejara de ser quien es y no se los siguiera comiendo. La ingenuidad o la torpeza de la rana que pasa el rio con el escorpión encima y esperar que este no la pique en el medio del camino.

Pero no hablaré de la dignidad del liderazgo francés de 1940 cuando Charles De Gaulle dejo el país para luchar desde afuera por una libertad verdadera, en contra incluso de los colaboracionistas de su propio país, sino de aquella que hemos tenido nosotros mismos y que por alguna razón psicológica colectiva olvidamos de tanto en vez y que es conveniente recordarla. No en balde dicen los terapistas que recordando quiénes somos y lo que hemos hecho vamos en la vía correcta de curar nuestros males.

Recordábamos en una nota pasada (Los verdaderos agresores http://ticsddhh.blogspot.com/2013/05/los-verdaderos-agresores.html) la actitud digna de Fermín Toro en enero de 1848 frente al entonces mandatario José Tadeo Monagas, cuyos sicarios asesinaron a varios diputados conservadores quienes estaban a punto de aprobar una propuesta para su enjuiciamiento y destitución. El gobierno intentó buscarlo a la fuerza de vuelta al Congreso, pero Toro los paró en seco con la frase: “Decid al General Monagas que mi cadáver lo llevarán, pero que Fermín Toro no se prostituye”.

Que fácil hubiera sido para Fermín Toro acceder a las pretensiones de Monagas y volver al Congreso a avalar semejante barbaridad, pero no lo hizo. El solo anuncio de su resolución le hubiera costado la vida pero decidió a favor de su dignidad a la que le rendimos tributo permanente como el venezolano ilustre que fue.

Más recientemente en esta larga lucha que tenemos contra este régimen de muchos años, los venezolanos nos vimos expuestos por la Lista de Tascón a las amenazas de su líder eterno traducidas en despidos de puestos de trabajo, exclusión en contratos, discriminación abierta en trámites de respuesta obligatoria ante la administración por haber ejercido nuestro derecho a firmar para solicitar un revocatorio al mandato Presidencial en el año 2004.

Durante ese proceso, aun y habiendo recogido un número mucho mayor de las firmas requeridas, el régimen pataleando presionó y chantajeó a los funcionarios públicos para retirar sus firmas. Aun así el retiro fue mínimo lográndose un excedente de más de 130 mil firmas para ese revocatorio. El venezolano común probó tener dignidad al exponerse a ser despedido de un puesto de trabajo público al ratificar con su firma el revocatorio de un Presidente.

Por todo eso hemos pasado. Ningún político que se diga representante de ese Bravo Pueblo, como bien lo honra nuestro Himno Nacional, puede desechar esa historia reciente a cuenta de un “diálogo” que el régimen está abriendo con motivaciones oscuras que apuntan a lograr un claro consenso con esos colaboracionistas para las medidas que tomarán el año que viene en contra de la población.

Pero la prueba más importante de dignidad que se pueda reseñar la dio Franklin Brito con su propia vida. Brito pudo haber desistido en la defensa de un bien material que reclamaba pero se plantó ante un régimen super poderoso y le dijo que no. Su lucha lo elevó a un estado de fuerza suprema que se convirtió en una batalla frontal de dignidad y defensa de los Derechos Humanos y que todos los venezolanos deberíamos seguir y admirar. Ese NO de Franklin Brito a este régimen debería ser respetado por quienes dicen representarnos, entre otras cosas porque pagó bien caro por él.

No es fácil tener dignidad. Es por eso que es un bien humano extremadamente escaso en un mundo donde todo se vende y se compra. Ver Diputados que venden su voto o saltan talanqueras por dinero, o Alcaldes “opositores” que se morían por abrazar al Ilegitimo en Miraflores dan cuenta de lo escaso de ese bien que tanta falta le hace a este país.

Haber entrado a Miraflores a hacerle la cama de legitimidad al Ilegitimo tal vez le haya parecido perfectamente válido a muchos de los Alcaldes que estuvieron allí. Pero a los ojos de los venezolanos que votaron por ellos definitivamente no. De haber sabido que harían eso lo hubiéramos agregado a nuestras razones para no votar el 8D (ver Nuestras Razones para No Votar el 8D en http://bitakoraeva.blogspot.com/2013/11/nuestras-razones-para-no-votar-el-8d.html).

Cuando hablamos de conciliación o diálogo entre los venezolanos, no nos estábamos refiriendo a conciliarnos con la dirigencia del PSUV o el Ilegitimo y su régimen de ladrones. No. Hablábamos de conciliar con aquellos que legítimamente creyeron en un proyecto que derivó en un experimento comunista en ejecución y consolidación. A esos son los que hay que convencer de que es posible una Venezuela mejor, libres tanto de un régimen que no representa la voluntad popular como de una oposición que lo legítima.

Pero para ello es indispensable que la oposición sea verdadera, no aquella que solo representa una parte del espectro opositor, que negocia con el régimen su propia supervivencia política. En una verdadera oposición debería estar representado todo el país nacional, en toda su extensión. Dudo que una representación opositora de esa naturaleza hubiera tenido una estrategia que terminara con una rendición en Miraflores, legitimando a un régimen que solo sobrevive porque explota precisamente la falta de dignidad de muchos quienes hasta ahora la han dirigido.

Caracas, 22 de Diciembre de 2013

Twitter:@laguana

lunes, 16 de diciembre de 2013

Del Samán de Güere a la ocupación cubana: una contradicción insostenible



Por Luis Manuel Aguana

En diciembre de 1982 la situación económica venezolana era muy difícil. El gobierno de aquel que había “recibido un país hipotecado” boqueaba. Todos los que vivimos el día a día de esa época bautizamos al gobierno de Luis Herrera Campíns como el peor que había sufrido Venezuela. Nos faltaba vivir para constatar aquel principio de que cualquier mala situación siempre puede ser todavía aún peor. Dos meses después, el 18 de Febrero de 1983 ocurrió el famoso “Viernes Negro”, negritud de la cual no salimos aún los venezolanos.

Ese 17 de Diciembre de 1982, el Capitán Hugo Chávez Frías pronunció el Discurso de Orden por la conmemoración del 152 Aniversario de la muerte de El Libertador en el entonces Regimiento de Paracaidistas “Aragua”. De acuerdo al relato del General Raul Isaías Baduel Chávez hizo serios cuestionamientos a la situación política del país, lo cual generó molestias e incomodidad en los oficiales superiores, quienes una vez finalizado el acto lo increparon” (ver N24 http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/87191/exclusiva-isaias-baduel-expone-su-vision-del-4f-a-20-anos-del-fallido-golpe-de-estado-de-1992/).

Por supuesto, si usted o yo hubiésemos presenciado ese discurso en ese preciso momento político del país hubiéramos acordado con el futuro golpista, que Venezuela nadaba en un mar de ineptitud política que nos puso en la situación de devaluar nuestra moneda por primera vez pocas semanas después.

Ese jalón de orejas de la oficialidad superior a este cabeza caliente provocó la defensa de sus compañeros más cercanos, quienes le propusieron discutir la situación durante un ejercicio, trotando a las afueras de las instalaciones militares. Los compañeros de Chávez, el Capitán Felipe Antonio Acosta Carles, el Capitán Jesús Urdaneta Hernández y el Teniente Raul Isaías Baduel decidieron trotar con él hasta el sitio del Samán de Güere.

Habría que estar en esa situación particular donde seguramente estos militares discutieron la situación política de corrupción y desatino del gobierno de entonces, como lo hacía todo el mundo en Venezuela (¿les parece conocido?) y dada su condición de militares deciden jurar a la antigua usanza, en el ánimo emocional de esa fecha patria como lo hizo Simón Bolívar en el Monte Sacro, ante el histórico árbol: “Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor que no daré tranquilidad a mi alma ni descanso a mi brazo hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos. Elección popular, tierras y hombres libres, horror a la oligarquía” (ver Juramento del Samán de Güere en http://www.elperiodiquito.com/article/90690/Hugo-Chavez-forjo-la-Revolucion-Bolivariana-desde-Aragua-%28Fotos%29).

De acuerdo a la versión del General Raul Isaías Baduel en N24, el juramento se hizo en estos términos: No dar descanso a nuestros brazos y reposo a nuestras almas, hasta no ver instaurada en nuestro país una DEMOCRACIA SÓLIDA y PROFUNDA, con alto contenido social y especial atención a los menos favorecidos”.

En cualquier caso si analizamos los términos mezclados, fuera de aquellos de estricto corte de diferenciación de clases -oligarquía, la voluntad de los poderosos, etc.-,  en ambas versiones encontramos los siguientes: “Elección popular”, “Tierras y hombres libres” y “Democracia”.

Cada cual se toma un juramento de acuerdo a su propia personalidad y seriedad. De los juramentados en el Samán de Güere quedan solo dos con vida y de sus ejecutorias podríamos concluir que se lo tomaron bastante en serio. Urdaneta participó en el golpe de 1992 en la plaza militar más importante del país y Baduel fue el principal soporte militar de su gobierno hasta que el mismo Chávez lo defenestró.

Sin embargo Chávez le dio una interpretación diferente a este juramento, que según él marcó el inicio de la Revolución Bolivariana. Nada más lejano de conceptos como “Elección popular”, “Tierras y hombres libres” y “Democracia” signaron sus gobiernos. Más bien, elecciones amañadas con un CNE parcializado, encierro de hombres libres y probos, y autoritarismo y dictadura fue lo que en realidad pasó. Exactamente todo lo contrario a lo que juró ese 17 de Diciembre de 1982.

El alejamiento de sus compañeros de armas y juramento, Jesús Urdaneta Hernández y Raul Isaías Baduel reafirman esa realidad al punto que este último permanece todavía encerrado como preso de un muerto y de un gobierno extranjero. Y esta es precisamente la contradicción.

Si Chávez, como él mismo lo indicó, colocó a ese juramento histórico como la base de su Revolución Bolivariana, fundamentándola en luchar en contra de lo que en ese entonces todos los venezolanos repudiábamos y aún repudiamos de la política, jurando no descansar hasta lograr “Elección popular”, “Tierras y hombres libres” y “Democracia”, nadie que realmente crea en esa Revolución Bolivariana del Samán de Güere puede aceptar la ocupación cubana de nuestro territorio y mucho menos en los cuarteles, sitio de donde nació ese juramento.

Ningún oficial que en realidad se diga verdaderamente Bolivariano puede ser el soporte de la deformación de ese proceso. Podrán decir lo que quieran desde el gobierno, podrán escribir lo que quieran en los textos escolares de los niños de primaria desde el Ministerio de Educación Venezolano-Cubano, podrán tergiversar la historia, pero esa es una contradicción insostenible. Ningún militar puede decirse Bolivariano y Revolucionario en los términos de Chávez y su juramento histórico en el Samán de Güere, de “Tierras y Hombres Libres”, y al mismo tiempo ser el soporte de un gobierno que avala una invasión extranjera, especialmente la cubana.

La traición de Chávez a su propio juramento está matando su propia Revolución. Al ponerle una ideología que nunca tuvo y al hacer negocios con los cubanos con la intención aviesa de perpetuarse en el poder, dinamitó la base de sustentación de su propia creación. El régimen está sentado sobre una contradicción insostenible.

Los cubanos podrán permanecer en nuestros cuarteles apoyando a un gobierno ilegitimo, pero lo que no podrán hacer es mantenerse indefinidamente allí porque su base de sustentación es tan débil como la palabra de quien traicionó su juramento y tan frágil como la pretendida lealtad de nuestros oficiales a un proyecto comunista. Y que lo digan los demás que estuvieron allí y todavía son garantes de ese juramento…

Caracas, 16 de Diciembre de 2013

Twitter:@laguana