Suscribete a TICs & Derechos Humanos

jueves, 29 de junio de 2017

Transición, órdenes superiores y línea del partido

Por Luis Manuel Aguana

Uno de los temas que hay que abordar con urgencia a la hora de la reingeniería política necesaria que hay que hacer en Venezuela después de esta debacle, es el debate acerca de la verdadera representación de los diputados en un nuevo parlamento nacional o Congreso de la República. Y uno de los planteamientos más interesantes que se han hecho para abordar este problema la hizo la Asociación Civil Primer Poder, con su propuesta parlamentaria denominada  “Proyecto Grifo – El Estado Plural” (ver https://es.scribd.com/document/318726151/Resumen-Proyecto-Grifo-El-ESTADO-PLURAL-R-2006-Primer-Poder-A-C-V-Julio-2016). Este enfoque complementa muy bien a la estructura descentralizada que hemos propuesto desde la Alianza Nacional Constituyente con el Proyecto País Venezuela (ver PPV en  http://ancoficial.blogspot.com/p/documentos-fundamentales.html), habiendo acogido muy especialmente las ideas del Proyecto Grifo en ese tema particular.

El planteamiento es muy sencillo: ¿A quién representan nuestros Diputados? ¿A quienes  los eligen o a los partidos que los postulan? Obviamente la respuesta no es precisamente al pueblo que los elije, al punto que luego de ser electos, los Diputados de los Estados levantan la mano en bloque a favor de las propuestas de sus partidos por aquello de la “disciplina partidista” ¿Podemos culparlos por eso cuando aprueban cosas que eventualmente vayan en contra de los intereses de los ciudadanos? ¿A quién le echamos la culpa, a ellos o al sistema que los elige? Es por eso que hay que cambiar el sistema.

Nuestra propuesta de cambio constitucional en esa área se basa en que el puesto del Diputado no sea del parlamentario que se elije sino del Parlamento Regional del Estado de donde sale el Diputado. En otras palabras, al momento que los Estados elijan Diputados lo hagan para un Parlamento Regional, que hoy se llama Asamblea Legislativa, y que esta designe quienes de ellos le representarán en el Parlamento Nacional, rotando las personas permanentemente. De esa manera el Estado regional se asegura que esa persona actúe conforme a los intereses de ese Estado en particular y no a la parcialidad política que lo postuló. Eso no es anti partido ni anti política. Eso es pro ciudadano.

Hago esta reflexión inicial porque oyendo al Diputado Henry Ramos Allup en su intervención del 27 de Junio de 2017 en la Asamblea Nacional, por fin pude apreciar en su mejor expresión las razones –o al menos una muy importante- del porque aun el parlamento no ha tomado las decisiones que el pueblo le está pidiendo a gritos, que no es otra cosa que defenestrar de una vez al gobierno malandro de Nicolás Maduro. Los adecos, segunda fuerza política del parlamento, manejados por el Diputado Ramos Allup en la Asamblea, no están interesados en la formación de un Gobierno de Transición:

“Yo he dicho que no estoy de acuerdo con ninguna transición porque la transición supone Leyes de perdón y olvido. ¿Es que vamos a perdonar y olvidar todo cuanto se delinquió en estos 18 años? Es que contempla justicia transicional. ¿Nosotros que hemos denunciado este gobierno de hampones en los tribunales de justicia, para que perdonen a los que no pueden perdonar? ¿Que eso es la justicia transicional, un (ininteligible) político de los que lleguen al poder? Y finalmente allá los que estén pensando en un nuevo gobierno, calarse lo que se denominan enclaves autoritarios que son los órganos del antiguo régimen, les voy a citar solamente dos: Alto Mando Militar y Tribunal Supremo de Justicia, que pervivirían y pasarían a un nuevo régimen en caso de un régimen transicional. ¿El nuevo gobierno se los va a calar? ¿Podrá gobernar así? ¿Con ese par de anclas conspirando desde adentro para socavar la fortaleza del nuevo gobierno que se va a fundamentar en el abrumador voto popular? Ahora los que anden con proyectos, porque hay algunos en el plan de perdonavidas intelectuales, que el que no aprueba esto lo acusan de no sé qué cosa, de estar entendidos con el gobierno. Entendidos con el gobierno tienen que estar los que están preparando la alcahuetería de que ninguno pague por los delitos cometidos…” (ver HRA – Asamblea Nacional, Sesión AN, 27 de Junio de 2017, en el minuto 10:30, https://youtu.be/Ny4Wtb0Dr3c).

Mayor pieza de manipulación política imposible. Si no hay transición política ahora, conducida constitucionalmente por la Asamblea Nacional, que es lo que estamos pidiendo a gritos los venezolanos, lo que resta es dejar a Maduro hasta el 2019, que es lo que Ramos sí quiere por las razones obvias de su posible candidatura, sin pretender acusarlo de entenderse con el gobierno. Pero a lo que no da respuesta es que dejar al gobierno más tiempo significaría muchísimos más jóvenes muertos a manos de este régimen asesino.

Manipular la opinión con un supuesto perdón sin justicia a los delincuentes del régimen cuando eso es precisamente lo que se descartaría al momento de hacer las coincidencias necesarias para llegar a un Gobierno de Transición, es poco menos que abominable. Nadie ha dicho que se deje sin revisar en un nuevo gobierno cualquier aspecto que implique una investigación de todos los crímenes cometidos en contra de los venezolanos. ¡Todo lo contrario! Y mucho menos dejar impunes militares y jueces en altos cargos incursos en delitos de los que todos hemos sido víctimas.

Pueden apreciar aquí el porqué es necesario un cambio urgente del sistema de elección de los Diputados. Un solo Diputado, cualquiera que sea su nombre e influencia en su partido, no puede ser obstáculo a la posibilidad que el país alcance un estado de tranquilidad y sosiego. Cualesquiera que sean las verdaderas motivaciones del Diputado Ramos Allup, estas no deben impedir que Asamblea Nacional, en cabeza de cada uno de sus Diputados, que no de sus fracciones políticas, destranque ese juego y proceda a la designación de un nuevo Gobierno de Transición a la brevedad posible. Cada Diputado de cada partido, con nombre y apellido, es responsable de sus actuaciones frente al país. Mañana, cuando Maduro haya impuesto su constituyente comunista, no podrán dar como excusa a los venezolanos “órdenes superiores”, como los enjuiciados por crímenes contra la humanidad, porque la “línea del partido” les impidió hacer lo que el país les reclamaba.

Caracas, 29 de Junio de 2017

Twitter:@laguana

martes, 27 de junio de 2017

Roberto Picón o la responsabilidad política de los técnicos

Por Luis Manuel Aguana

Debo en primer lugar no solo lamentar sino repudiar profundamente y a viva voz el atropello y encarcelamiento contra todo derecho humano fundamental del Ing. Roberto Picón y quienes le acompañaban en una residencia en Altamira, acusados por el mismo Ilegitimo de un supuesto plan para “hackear” los servidores del CNE para impedir las elecciones del fraude constitucional que intenta consumar el régimen (ver noticia en http://www.el-nacional.com/noticias/gobierno/maduro-senalo-roberto-picon-como-autor-supuesto-hackeo-cne_189607).

Picón y el resto del equipo técnico electoral del denominado Grupo La Colina, que ha acompañado a la MUD en prácticamente todas las elecciones del régimen, han sido los fieles garantes técnicos de todos los resultados electorales por parte de la oposición oficial, especialmente las presidenciales del 7 de Octubre de 2012 y del 14 de abril de 2013, respaldando siempre que los resultados “se correspondieran” con la realidad, con un Poder Electoral que al parecer resultaba para ellos un oasis institucional venezolano, en el medio del desierto de un régimen completamente corrompido.

El 28 de Octubre de 2012, el Ing. Roberto Picón escribió una carta pública titulada “A todo elector frustrado” (ver texto reproducido en http://puzkas.blogspot.com/2012/10/a-todo-elector-frustrado.html), dándole una justificación a los venezolanos del porque “habíamos perdido” las elecciones del 7 de Octubre de 2012. Respondí a esa “justificación” públicamente en mi blog el 3 de Noviembre de 2012 (ver A todo elector frustrado: Mi respuesta, en  http://ticsddhh.blogspot.com/2012/11/a-todo-elector-frustrado-mi-respuesta.html), cerrando con el siguiente párrafo “Ustedes, solamente por el hecho de que influyeran para que no se tocara el Registro Electoral y no se retiraran las captahuellas, tienen una responsabilidad inmensa en lo pasó el 7-O. Solamente la historia los juzgará y eso de por sí es bien grave y serio. Por mi lado, y estoy seguro por el lado de muchos venezolanos, seguiremos luchando porque las elecciones en Venezuela sean Auténticas y eso incluye de que ustedes como Grupo no continúen siendo nuestros representantes técnicos ante este gobierno y CNE oprobiosos. No porque dude de su capacidad técnica sino porque aun no han comprendido a cabalidad cual debe ser la posición de un técnico ante una situación como la que vive el país. Cuando tengamos a alguien allí que realmente lo comprenda, no necesitara tener los galones técnicos o académicos que ustedes tienen para hacer que los resultados sean diferentes.”.

Cerré así porque considero que estos técnicos son los responsables de las lluvias que trajeron estos lodos, pero no precisamente por ellos, sino por ser obedientes a una línea de acción política que ahora, a la luz de estos oprobiosos y lamentables 5 años, ha demostrado haber estado absolutamente equivocada y culposa. La MUD aceptó en el 2012 un sistema con unas captahuellas (Sistema SAI) que, según sus mismos técnicos, no debían estar en las mesas electorales (ver El Ing. Mario Torre reconoce que el SAI es una falacia, en http://bitakoraeva.blogspot.com/2012/07/video-sobre-el-sai-mario-torre-21-julio.html)  y aceptó un Registro Electoral completamente corrompido con la venia, obligada o no, de los técnicos del Grupo La Colina, del cual el Ing. Picón era principal exponente y responsable.

Es por eso que mucho de nuestra insistencia como técnicos independientes, era que no se le podía dar el visto bueno técnico opositor a ese sistema que violentaba nuestros derechos humanos electorales (Elecciones Auténticas), haciendo que los venezolanos fuéramos prácticamente en ropa interior a esas elecciones presidenciales. Y ellos lo como especialistas responsables, aun sabiéndolo, técnicamente lo avalaron y lo consintieron.

Perfectamente puede decir ahora el G4 de la MUD que ellos hicieron lo que hicieron porque “ellos no son técnicos electorales” y que para eso estaban Picón y su grupo. Y pendejos los técnicos que asumieron esa responsabilidad firmándole eso al gobierno, porque así les salvaron la responsabilidad a los políticos de la MUD y de paso nos hundieron a todos en aras de la preservación de un sainete “democrático” que ahora esta reventando por todos lados.

Unos técnicos usados al gusto de políticos inescrupulosos para decir que ibamos a unas elecciones “transparentes” en dictadura –porque nosotros estábamos también en dictadura en el año 2012- no se constituyeron en ningún obstáculo para que Chávez se alzara con unas elecciones que tenia perdidas en todas las plazas del país, donde difícilmente podía reunir a nadie, aun pagándoles.

Pero en el 2013 la cosa fue peor. Muerto Chávez, el fraude técnico de Maduro con los 200 mil y algo más de votos por encima del candidato opositor, fue tan burdo que todavía no cabe en mi entendimiento que no hayamos ignorado la pendejada de la salsa y las cacerolas de Capriles y haber ido todos juntos arrechos al CNE a que abrieran todas esas cajas podridas de fraude (ver Las 12 Mil Cajas de Tiby, en http://ticsddhh.blogspot.com/2013/04/las-12-mil-cajas-de-tiby.html). De nuevo los técnicos electorales de la MUD –El Ing. Picón y su Grupo- fueron utilizados para acomodar eso, al ser llamados por el CNE para dar fe de veracidad técnica del supuesto “triunfo” del Ilegitimo.

Y ahora este episodio surrealista del “hackeo” al CNE. Al parecer nuestra dirigencia entendió finalmente lo que decíamos todos los días en aquel entonces, de que no estábamos tratando con algo diferente de una dictadura y que el CNE no era –antes y ahora- otra cosa que una maquinaria tecnológica para fabricar votos a favor del régimen. Con una dirigencia así no me extrañaría que hubieran pensado semejante imbecilidad de “hackear” al CNE, haciendo uso de técnicos calificados de la MUD para acompañarles.

¿Y porque lo creo? Porque si un sociólogo como el ex Rector del CNE Vicente Díaz, se atrevió a dar una opinión técnica en el sentido que el CNE es más inexpugnable que el Pentágono, porque “no puede ser hackeado” (ver http://www.lapatilla.com/site/2017/06/26/exrector-vicente-diaz-sistema-de-seguridad-del-cne-no-puede-ser-hackeado/), entonces ¿por qué no podría pensar cualquier otro disparate técnico un  dirigente de la MUD? Ya han dado opiniones “técnicas” catastróficas en el pasado (ver De BIOS, Máquinas y Delincuentes, en http://ticsddhh.blogspot.com/2013/04/de-bios-maquinas-y-delincuentes.html).

Pero en descargo de los técnicos –en especial de los buenos técnicos- no creo que ninguno sea tan estúpido para intentar eso, y en especial Roberto Picón. No porque no se pueda, como lo sentenció Díaz, ya que esa tecnología es muy sofisticada y se puede aplicar desde el exterior (solo vean como se hizo el “hackeo ruso en las elecciones norteamericanas en http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38350244), sin que te venga a buscar nadie del SEBIN a tu casa; sino porque creo que a estas alturas de esta pesadilla ya aprendieron -con Picón a la cabeza- de la peor manera posible, con el carcelazo de una dictadura que se pudo haber detenido hace tiempo, cual es la responsabilidad política que les corresponde como técnicos, porque estamos precisamente viviendo en Venezuela las consecuencias de su desconocimiento.

Ya los técnicos estamos muy claros que la solución del grave problema que tenemos no pasa por artimañas como esa de meterse en las máquinas del CNE como cree el régimen. Pasa por que la dirigencia política asuma de una vez su responsabilidad ante el país haciendo lo que tienen que hacer, que no es otra cosa que conducir políticamente esta crisis, estableciendo sin más dilación un gobierno de transición desde la Asamblea Nacional como constitucionalmente les corresponde, con el respaldo de todo el país en las calles. No necesitamos buenos técnicos, esos ya los tenemos. Lo que necesitamos de urgencia son políticos con “P” mayúscula, más interesados en Venezuela que en sus agendas personales. Ya los técnicos llegaron desde hace tiempo a donde tenían que llegar…

Caracas, 27 de Junio de 2017

Twitter:@laguana