Suscribete a TICs & Derechos Humanos

martes, 25 de septiembre de 2012

La complejidad del 7-O


Por Luis Manuel Aguana

Me he encontrado discutiendo en varias oportunidades la situación de Venezuela y sobre la posibilidad de que El Saliente continúe en el poder, habida cuenta de lo que he escrito y señalado en relación al fraude técnico que estoy seguro pondrán en marcha el 7 de Octubre. No, no se asusten. El hecho de que muchas personas y organizaciones hayamos alertado sobre este aspecto del proceso electoral, el intento de fraude no será la única variable que intervendrá en el resultado de estos comicios. El intento de fraude técnico solo será una de las muchas variables que intervendrán en el proceso del 7-O. Con lo cual, aunque el intento de fraude sea algo en la consideración del gobierno, eso no pondrá a ganar necesariamente al Saliente. Veamos por qué.

Para que el Saliente salga vencedor de esta elección, serán necesarias muchas condiciones adicionales al fraude técnico. Y como están las cosas para el gobierno con la candidatura en ascenso de Henrique Capriles Radonski, ese intento de fraude que seguramente estará funcionando el 7-O será una condición necesaria pero no suficiente, entre otras razones porque no tienen los votos.

Hace unos años, antes del Referéndum Revocatorio del 2004, el Dr. Evan Ellis de la compañía consultora Booz Allen Hamilton, Inc. realizó un análisis basado en Dinámica de Sistemas titulado “La Desestabilización Sociopolítica en Venezuela: Una perspectiva de dinámica de sistemas en la interacción de la retorica de las élites, estructura sociopolítica y movilización de masas” (“The Sociopolitical Destabilization of Venezuela: A system dinamic perspective on the interaction of elite rhetoric, sociopolitical structure, and mass mobilization” ver el artículo original en http://www.systemdynamics.org/conferences/2004/SDS_2004/PAPERS/145ELLIS.pdf).

Tal como lo indicó Ellis en el trabajo señalado, “el ambiente político y socioeconómico de Venezuela puede ser visto como un sistema complejo con numerosas interdependencias entre las acciones y las posiciones de los principales actores y el contexto que evoluciona en donde se desenvuelven”. La dinámica de sistemas, como disciplina técnica que estudia y modela sistemas altamente complejos, tiene más de 50 años. Su principal aplicación se halla en el estudio de la evolución de los sistemas y sus componentes, detallando las interacciones entre los diferentes factores determinantes y sus efectos resultantes.

El ejemplo de Ellis utilizando el caso de Venezuela para su disertación, trata de poner en un diagrama de influencia cuales fueron los principales factores que provocaron esta pesadilla chavista, modelándolos y estudiando su posible evolución en el tiempo. Ellis demuestra que este tipo situaciones requieren de análisis más complejos, no  causa-efecto, y que se debe aplicar una metodología como Dinámica de Sistemas para su abordaje, siendo este el tipo de análisis que hay que aplicar para analizar casos de una alta complejidad como los que ocurren en Venezuela.

No es la intención de esta nota hacer un análisis de Dinámica de Sistemas de la compleja situación actual de la Venezuela pre electoral, sino tratar de dar a entender, en general, que la oposición no tiene la razón cuando dice que los votos son suficientes para una victoria, aunque son condición absolutamente necesaria. Pero tampoco el gobierno tiene la razón al pensar que puede ganar si planea un fraude técnico.

En ambos casos la relación causa-efecto no está a la orden del día. Cualquier cosa puede pasar y los resultados dependen de una confluencia de factores que actúan en positivo y negativo montados sobre la variable tiempo. Y cualquier resultado puede salir de eso. En la medida que adicionemos factores e influencias haremos más complejo aun el diagrama y, por supuesto, un posible resultado del modelo.

Y así como el “Efecto Mariposa” de la Teoría del Caos, donde cualquier cambio en las condiciones iniciales, por más ínfimo que este sea, redunda en un resultado completamente inesperado, cualquier variable o factor de este muy complejo escenario actuara a favor o en contra de un resultado esperado por ambos bandos en disputa.

Se pueden modelar sistemas sociopolíticos complejos tal y como hace Ellis para tener un cuadro más cercano de la posible realidad, mas sin embargo esto solo nos llevaría a una mayor incertidumbre porque el modelo depende de cuáles y cuantos factores se consideren y en que niveles de importancia relativa. Una visión más objetiva para realizar un análisis de eso podría llevarse mucho tiempo y hacerlo tan complejo como uno quiera, considerando los innumerables factores que pueden tener determinación en el resultado final. Y uno de ellos podríamos llamarlo “Intento de Fraude Técnico” y su importancia relativa dentro del contexto del resto de factores.

Un modelo de dinámica de sistemas para este caso debería necesariamente tomar en consideración el nuevo sistema automatizado SAI del CNE, y su influencia en la decisión del elector para consignar su voto. Esto es, el famoso “factor miedo-fear factor” de las encuestas. Esto funcionaría como un elemento de influencia negativa para la oposición y positiva para el gobierno.

Por otro lado y al contrario, un factor de importancia positiva para la oposición es la cantidad aún no determinada de opositores “vestidos de rojo” escondidos en las filas del chavismo que votaran sin miedo por la opción de cambio que representa Henrique. Eso podría catalogarse como un factor llamado “Desencanto de las Masas” en el modelo, que se movilizaría a favor del candidato opositor. ¿Cual de los dos factores pesará mas en el resultado de esta elección? No lo sabemos.

Otro factor importante que debiera ser incorporado a un posible análisis de dinámica de sistemas acerca del proceso electoral sería el comportamiento de los centros críticos donde nunca ha habido un testigo opositor. Este sería nuevo factor de análisis: “Comportamiento de Centros Críticos”. ¿Se cubrirán todos, como lo indica el Comando Venezuela? Si se cubren todos, la influencia positiva en el resultado mejoraría notablemente. Pero puede ser que al final no sea así, -no lo sabemos- por innumerables razones contingentes: fueron amenazados los testigos, no llegaron a tiempo, o el CNE no les dio las credenciales y no los dejaron entrar a su centro.

Por otro lado, si los testigos y miembros de mesa hacen respetar el Reglamento y no permiten los sorteos antes del envío de las Actas se eliminaría una nefasta influencia negativa denunciada por profesores investigadores en el Táchira. Yo le llamaría “Factor Art. 441”. De esa forma aunque haya trampa en las cajas no auditadas habría que ver que disposición tendría el CNE y sus operadores en los centros para cambiar el resultado a transmitir en caliente, cambiando las Actas de las cajas que no serían auditadas antes de imprimirlas. Es por eso vital que se siga al pie de la letra el Art. 441 del Reglamento Electoral. Este sería otro factor imponderable.

El factor de Ellis, “La Condición Económica de las Masas”, funcionaria de una manera negativa para un posible resultado favorable al gobierno. La gente lo siente en la mesa de sus casas. Los reales no alcanzan ni para completar el mes de mercado. El mismo factor que funcionó en positivo para el Saliente en 1998 de acuerdo al modelo de Ellis, funcionara en negativo ahora para el gobierno el 7 de Octubre.

En relación al factor “Intento de Fraude Técnico”, ¿será este factor lo suficientemente importante y de peso ante una avalancha de votos a favor del Flaco? No lo sabemos. Intuitivamente podríamos indicar que no, pero existen influencias positivas y negativas del resto de los factores. Si no les alcanzan los votos al gobierno con los chinos-iraníes-cubanos y el RE inflado, -podríamos llamar a eso “Factor RE Inflado”- y al mismo tiempo existe una influencia positiva de los factores relacionados con el “Comportamiento de Centros Críticos” y tenemos efectivamente testigos allí, poco harán los chinos-iraníes-cubanos votando a favor del gobierno. ¿En qué medida? Tampoco lo sabemos.

Podríamos continuar colocando factores e influencias, construyendo un modelo básico como lo hizo Ellis para analizar con mayor detalle esta situación y correrlo en el tiempo. Imaginen solo introducir el “Factor Militar”. Existen las herramientas de Dinámica de Sistemas para hacerlo. Pero aunque podamos completarlo, lo único que se puede concluir de todo este análisis es que la cosa es compleja y no se puede decir que con solamente fraude ganará el Saliente y que con solamente votos ganará el Flaco. Simplemente no es posible.

Pero lo que si podemos decir es que el sistema para ambas opciones necesita votos, además de una influencia ambiental positiva a favor del ganador. En nuestro caso, muchas influencias negativas para el gobierno y muchas positivas a favor del Flaco, en particular los votos. En el primer caso, solo vean Amuay-El Palito y en el segundo solo vean las calles de Venezuela al paso del Autobús del Progreso.

Siendo así, un triunfo de ese intento de fraude será muy cuesta arriba, en tanto que la mayoría de los factores no favorecen al Saliente. Así que en un escenario de la alta complejidad superficialmente descrita aquí, solo Dios sabe lo que pasará el 7-O. Por eso y solo por eso, al ver al Flaco confiarle su destino a nuestra Virgen del Valle, creo firmemente que la visitará en Margarita el 8 de Octubre como lo prometió, para agradecerle el haber concedido su bendición a esta Tierra de Gracia…

Caracas,  25 de Septiembre de 2012

Twitter:@laguana

miércoles, 19 de septiembre de 2012

7-O: Punto de inflexión

Por Luis Manuel Aguana

Ya dijimos lo que teníamos que decir. Ya indicamos nuestras inquietudes y desconfianzas al sistema electoral impuesto por el CNE, a quien quisiera escuchar. Tomaron lo que iban a tomar -que fue muy poco o nada- y desecharon lo que iban a desechar, que fue prácticamente todo. Y aquí estamos, a pocos días del encuentro electoral debatiéndonos en dar un empuje optimista a todo el mundo a sabiendas de que todas las advertencias y denuncias que hemos hecho en el transcurso de estos meses fueron desestimadas. Queda solo decir, en lo que respecta a este escribidor, que espero haberme equivocado y que a pesar de todas las artimañas y trampas que el ministerio de elecciones realice, pasaremos por encima de todo eso y la democracia y la verdad lograrán imponerse al final.

Nadie tiene la verdad en las manos y seguro esta el cielo que no lo ensucien los zamuros. Aquellos quienes alguna vez nos dedicamos a la precisión del tema científico y técnico hicimos las advertencias que teníamos que hacer a aquellos quienes tenían la responsabilidad de tomar acciones sobre las condiciones técnico-electorales del próximo proceso del 7 de Octubre.

Aquí no hay que señalar mas nada en términos de responsabilidades futuras porque estas están claramente establecidas y eso quedará para la historia contemporánea de Venezuela. Y si pasa lo que todos esperamos que NO PASE yo esperaría al menos que tarde o temprano, al retornar la legalidad al país, se abra una investigación técnica acerca de lo que sucedió y los responsables no se escabullan diciendo que fueron engañados por el CNE, como se excusaron los responsables de proteger nuestros votos en el 2004. Cierro ese libro allí hasta nuevo aviso. Esperemos ahora que el pueblo venezolano concurra masivamente al proceso electoral y que sea lo que Dios quiera. Bien dice la vieja conseja de nuestros padres: “lo mejor es lo que sucede…” Así sea.

Indiqué hace unos meses en el blog que insistiría en la mejora de nuestro sistema electoral. Esta tarea no se acaba el 7 de Octubre. Todavía hay cosas torcidas que deben enderezarse. Y al no haber oído ninguna palabra de cambio de parte de aquellos que desde la oposición democrática han defendido como suyo este sistema indigno del CNE asumo, salvo opinión pública en contrario, que piensan que se debe quedar así.

Así gane Henrique Capriles Radonski las elecciones con este sistema electoral chimbo, como en efecto anunció que iba a hacer, eso no necesariamente implica que se debe quedar así. Insisto e insistiré, ahora y en el futuro luego del 7 de Octubre, que se debe regresar al conteo del 100% de las urnas y que los testigos hagan el papel que históricamente tuvieron antes de la introducción del actual sistema de contarnos electoralmente, esto es constatar que los votos sufragados coinciden con los resultados de las boletas en el 100% de las Actas.

Los cambios en el sistema electoral deberán estar en la agenda post 7 de Octubre para un nuevo gobierno de la democracia venezolana. Hay que deshacer el Gerrymandering de las llamadas circunscripciones electorales. Hay que depurar inmediatamente el Registro Electoral o hacer uno nuevo. Hay que regresar a la Fiscalía de Cedulación. Hay que volver al financiamiento público de los partidos políticos y regresar al CNE al estatus de equilibrio tan necesario para la salud de la democracia.

Algunos me dirán: ¿cómo podemos hacer eso si todavía no hemos ganado? Y yo le respondo a eso que aun cuando no ganemos, la insistencia seguirá siendo válida. Solo que será mucho más difícil porque será a contracorriente de la democracia. Eso dependerá de los electores el 7 de Octubre.

Y aquí introduzco un concepto que deseo comenzar a desarrollar desde ahora porque va en la dirección post 7-O: El Punto de inflexión. En las ciencias físicas se define como Punto de inflexión el punto preciso donde una función cambia de ser cóncava a ser convexa y viceversa. Me gusto mucho la definición que da un blog en la red que lo define como a esos momentos en que un solo hecho cambia toda tu vida. Por tanto cuando en un texto periodístico se habla de punto de inflexión, se está hablando de un hecho que de repente hace que todo cambie.” (ver Punto de inflexión como expresión coloquial y uso en el lenguaje periodístico http://area--12.blogspot.com/2009/04/punto-de-inflexion-como-expresion.html).

Pues bien, de acuerdo a eso definitivamente el proceso electoral del 7 de Octubre será un Punto de inflexión en la historia republicana de Venezuela. Ese hecho electoral en particular cambiará la vida del país mas allá de indicar socialismo-totalitarismo versus democracia. Definirá que es lo que hará cada uno con su vida a partir de ese momento en adelante. El 7 de Octubre no se va a acabar el mundo, se va a acabar la manera en que todos viviremos en este país, sea esta cual sea.

Sabemos que con Capriles tendremos garantizado el juego democrático y ya sea que lo haga bien o mal podremos tener la opción de dejarlo o cambiarlo en 6 años, esto sin contar con la posible rectificación del tema de la reelección indefinida que todos sabemos que hay que hacer. Con el Saliente sabemos con seguridad que no se irá hasta que se muera, ahora o después.

¿Qué hará cada uno con el resultado del 7 de Octubre? Eso solo lo deberá responder la conciencia de cada elector. Lo que sí puedo decir es que si algún venezolano-no digo cubano, chino o iraní- va a colaborar con la trampa que el gobierno intentará consumar, que lo piense dos veces. Nadie, ni él ni sus familiares, estarán exentos de las consecuencias de esos resultados. Con lo cual ese Punto de inflexión será como una suerte del Fin del Mundo conocido del Calendario Maya para cada persona.

Solo hay dos posibilidades: si gana Henrique, que es lo que dice la calle, las encuestas serias, el ambiente del país, habrá mucho trabajo para recuperar los 30 años de atraso y destrucción que habrá dejado este régimen. Habrá también que enfrentarse a los factores que nos llevaron a esta pesadilla de 14 años y que estarán vivitos y coleando todavía, así como muchos que se habrán pasado de la sombra actual del régimen al cobijo del nuevo gobierno. La Oposición Civil tendrá mucho trabajo en denunciarlos. No será un trabajo fácil pero se hará en democracia.

Ante la victoria de un fraude (porque no digo la “victoria” del Saliente porque doy por descartado de que perderá las elecciones) mucha gente se ha preparado para huir del país, repitiendo la diáspora cubana de los años cincuenta. Otros, la mayoría, nos quedaremos. Algunos seguiremos en la denuncia hasta donde nos sea posible porque el régimen acentuará la persecución. Con el tiempo este blog y muchos otros desaparecerán y la lucha se realizará por otras vías. Solo ver lo que sucede en Cuba nos dará la respuesta de un posible destino de aquellos que nos quedaremos a dar la pelea aquí.

Como verán pues, después del 7 de Octubre tendremos un Punto de inflexión. No será solo un cambio de Presidente, será un cambio en la vida de todos los venezolanos. ¿Se habrán todos percatado de eso?

Caracas, 19 de Septiembre de 2012

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

jueves, 13 de septiembre de 2012

El Flaco, el nuevo intérprete

Por Luis Manuel Aguana

En junio del año pasado publiqué en la red un artículo titulado “Chávez: ¿Boves del Siglo XXI?” (ver en http://webalia.com/articulos-de-opinion/chavez-boves-del-siglo-xxi/gmx-niv98-con4960619.htm). La intención de ese entonces no era comparar al Saliente con las características destructivas del histórico personaje, aunque muchos dirían que se lo merece, sino colocarlo en el contexto de nuestra realidad sociopolítica de aquellos últimos años del periodo que terminó con su elevación a la primera magistratura del país.

Deseo traer de nuevo el tema porque para el tiempo en que escribí esa nota no se visualizaba aún quién sería el candidato que se colocaría al frente de ese encantador de serpientes. Dada la cercanía del proceso electoral creo indispensable recordar de nuevo a Leoncio Martinez, mejor conocido como Leo, editor del Semanario Fantoches, publicación venezolana de principios del Siglo XX. Traigo a Leo para recordarles a los venezolanos que de tiempo en tiempo repetimos la historia y que cíclicamente aparecen en la vida del país intérpretes que la cambian, ya bien sea para mal o para bien. Y creo que este es uno de esos momentos.

En 1998 los venezolanos, y lo digo en términos generales, seguimos a quien interpretó mas adecuadamente el momento histórico del país. Y la mayoría votó por ese intérprete pensando que sería el comienzo de la solución de los problemas. Venezuela se equivocó, como lo hemos visto luego de 14 años de destrucción sostenida. Pero las masas no se equivocaron al seguir a su mejor intérprete del momento, como bien lo escribió Leo, hace 76 años el próximo 26 de septiembre. En el editorial de Fantoches titulado “El Significado de las Masas Populares” (verlo completo en http://ticsddhh.blogspot.com/2011/06/el-significado-de-las-masas-populares.html), que publicara Leo el 26 de septiembre de 1936, se describe esto para los venezolanos de todas las generaciones posteriores:

“Alguien ha dicho que “los pueblos son como los niños que no saben lo que quieren”, y esta ha sido otra afirmación empleada para constatar la teoría que ahora interesa a algunos; pero con esta afirmación ocurre algo tan descabellado como con la anteriormente expuesta. Puede que los pueblos no sepan lo que quieren, pero sí conocen sus necesidades, y cuando hay alguien capaz de traducir en palabras ese sentimiento popular, alguien que redacte y relate esas necesidades, el pueblo le acompaña decididamente, como acompañó a Boves primero y a Bolívar después. No queremos decir con esto que el ideal de Boves es tan importante como el del Libertador, puesto que bien sabemos que el sanguinario español era simplemente un profesional de la guerra y del asalto, mientras que el plan de Simón Bolívar era toda la construcción de un pueblo fuerte y libre e invencible; pero sí queremos demostrar que la masa popular persiguió siempre el éxito de sus reivindicaciones sentidas, ya siguiendo a un bárbaro como a un genio.” (Subrayado nuestro).

Y continúa más adelante:

“Los pueblos no siguen a sus agitadores sino a quienes encarnen a una aspiración unánime de la mayoría. Los pueblos no conocen agitadores sino intérpretes, por eso siguen a quien les promete alimento cuando tienen hambre, a quien les habla de justicia cuando se sienten oprimidos, y hasta a aquellos que les prometen venganza cuando se sienten victimas. Siguieron a Boves porque Boves les prometió vengar el engaño de que les hacían victima las incumplidas promesas de quienes firmaron el Acta de 1811, porque Boves les ofreció el saqueo y la batalla en represalia contra “el mantuano” y contra el “criollo blanco” que se había adueñado de todo lo que se suponía debiera pasar a manos del pueblo. Pero luego siguieron a Bolívar, porque el Libertador concretaba mucho mejor las aspiraciones, definiéndolas con palabras de una doctrina bien formulada y ya reinante en Europa, que se llamaba Democracia. Boves, como interprete, no tradujo sino la cuestión pasional, bárbara, casi animal, que se agitaba en el alma de la masa; Bolívar, llegó más a fondo, más a la raíz del espíritu público y, en vez de invitar para la intentona descabellada y sin horizonte, expuso programa total y concreto, fiel intérprete de todo cuanto se deseaba.” (Subrayado nuestro).

Decía en mi artículo de hace más de un año que esta exposición no podía ser más premonitoria y acertada. El primer párrafo se percibe dirigido a nuestro liderazgo político: si el pueblo consigue a alguien capaz de traducir en palabras un sentimiento popular, el pueblo le acompañará decididamente. Aquí cita específicamente porqué el pueblo venezolano siguió a Boves por venganza de promesas incumplidas de una clase dirigente del pasado y luego, al encontrar en otro interprete, el Libertador, que llego más a fondo y expuso un programa, total y completo que culminó con éxito, como lo indica Leo, lo siguió también pero con un resultado enteramente diferente y opuesto.

El Saliente no ha hecho otra cosa que haber encarnado el resentimiento de las masas al exigir venganza de las promesas incumplidas de una generación política. De allí la acertada exposición de Leo al contrastar a Boves con Bolívar. El Saliente en 1998, interpretó el sentimiento de venganza hacia una dirigencia política, el odio del pueblo, “la cuestión pasional, bárbara, casi animal, que se agitaba en el alma de la masa”, y que se agitaba en alma del venezolano en 1998 por el desafuero de expoliación del país que sufrimos de los partidos tradicionales. Sin embargo “el vengador” tampoco cumplió sus promesas, la generación política a la que dirigió su odio ya no está en la escena, y otra generación de venezolanos se abre paso para el futuro; y a pesar que el “vengador” aun grite su odio a los cuatro vientos, agitando a las masas a una guerra civil, ya su tiempo se agotó.

Pero como dijo Leo, el pueblo no conoce agitadores sino intérpretes. Y ya el tiempo del agitador terminó. El país ya encontró quien interpretara el sentimiento de cambio. Solamente ver las calles por donde pasa el candidato de la Unidad, da cuenta de la interpretación que ha hecho el Flaco Capriles de lo que la gente desea: paz, progreso y unidad. Ya el tiempo de la venganza de Boves terminó para abrirle paso a la paz y al raciocinio constructivo.

Como nunca, y como dijo Leo de Bolivar, “… llegó más a fondo, más a la raíz del espíritu público y, en vez de invitar para la intentona descabellada y sin horizonte, expuso programa total y concreto, fiel intérprete de todo cuanto se deseaba”. Y no es que aquí hagamos una interpretación adulante y maniquea de la historia, ni pretender decir que El Flaco es el “nuevo Bolivar” de Venezuela, como lo intentó acuñar el Saliente de él mismo en todos estos años. Es que los acontecimientos han colocado al candidato en ese punto mágico donde se vuelve a repetir la historia.

Si bien el Saliente fue el Boves interpretador del sentimiento popular de venganza en 1998, Henrique Capriles Radonski es el nuevo intérprete de la realidad venezolana que anhela paz y progreso después de tanta destrucción y odio. ¡Qué extraños suelen ser los designios de la historia! Se repite dejando en las manos de un familiar lejano de El Libertador un nuevo sentimiento de cambio en positivo, agigantándose en la campaña como siguiente intérprete de ese sentimiento de todos.

Concluyo con un párrafo al final del editorial que cierra magistralmente Leo, de una vigencia especial para todos los venezolanos de hoy, a esta hora cuando decidiremos en pocos días el destino del país:

“A nombre de ese pueblo que sabe lo que siente y sabe lo que quiere, a nombre de esa masa que es la misma que luchó y venció al lado del Libertador hasta lograr implantar las doctrinas de la democracia y la igualdad social, a nombre de ese conglomerado conciente que no ha servido de pedestal para la gloria de nadie sino para su propia gloria, ya que el Libertador era a la vez hombre y masa, porque dentro de él dormía el pueblo libre a que aspiraba, pedimos para Venezuela la legitima apreciación de la democracia, de esa democracia siempre reñida con quienes pretenden imponer sin oír, gobernar sin acatar. (Subrayado nuestro).

El Saliente es sin duda de los que “pretenden imponer sin oír y gobernar sin acatar” y nuestra democracia está reñida históricamente con eso, como bien señaló Leo. Y también dijo que Venezuela era capaz de seguir tanto a un bárbaro como a un genio. Pues bien, ya tuvimos 14 años del primero. Y conseguimos al segundo pisándole los talones a la gloria de la genialidad como el intérprete cabal de esa legítima apreciación de la Democracia venezolana…verdaderamente ¡Hay un Camino!

Caracas, 13 de Septiembre de 2012

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana