Suscribete a TICs & Derechos Humanos

lunes, 27 de julio de 2015

La Primacía de las Libertades Políticas

Por Luis Manuel Aguana

Como suele suceder en un país donde lo importante se reduce a una consigna electoral, pasó desapercibida la nota de Diego Arria dirigida a Fedecámaras en atención a las propuestas para reactivar al país expresadas por ese organismo empresarial durante su 71 Asamblea Anual (ver Diego Arria, La Capitulación de Fedecámaras en http://www.lapatilla.com/site/2015/07/20/diego-arria-la-capitulacion-de-fedecamaras/).

Y en cierta medida es hasta comprensible. No es la primera vez que lo económico sustituye cualquier planteamiento, aunque el común de las personas piense lo contrario. Cualquiera diría que si los empresarios reunidos en su conclave le están dando al gobierno las recomendaciones para salir de la crisis, cualquier cosa que se diga en contrario entorpecería ese planteamiento, por mas justificado que este sea.

Sin embargo pocos conocen que el planteamiento que hace Diego Arria se encuadra dentro de las teorías más avanzadas del Desarrollo que se han hecho en los últimos tiempos, al punto que le merecieron un Premio Nobel de Economía en 1998 a Amartya Kumar Sen, filósofo y economista bengalí (ver  https://es.wikipedia.org/wiki/Amartya_Sen/).

Es por esa razón que no quiero dejar pasar esta oportunidad de la respuesta del Embajador Digo Arria a Fedecámaras para expresar desde esta modesta tribuna de la red, y en especial a aquellos que anteponen lo económico a la político, que si queremos tener comida en la mesa del venezolano, lo primero que debemos garantizar es un sistema político que respete las libertades civiles y los Derechos Humanos, y que entiendan que sin tener eso resuelto antes no es posible que resolvamos el problema económico. No dicho por mi persona, sino por un Premio Nobel de Economía.

En efecto, en su obra fundamental “Desarrollo y Libertad”, Amartya Sen se pregunta y responde: “¿Es razonable esta manera  de enfocar los problemas de las necesidades económicas y las libertades políticas basada en una dicotomía elemental que parece que socava la importancia de las libertades políticas debido a que las necesidades económicas son urgentes? Yo diría que no, que es una manera errónea de ver las necesidades económicas o de comprender la importancia de las libertades políticas. Las verdaderas cuestiones que hay que abordar se encuentran en otro lugar e implican prestar atención a las extensas conexiones que existen entre las libertades políticas y la comprensión y satisfacción de las necesidades económicas. Las conexiones no sólo son instrumentales (las libertades políticas pueden contribuir de manera extraordinaria a dar incentivos y a suministrar información para solucionar las necesidades económicas acuciantes) sino también constructivas. Nuestra conceptualización de las necesidades económicas depende fundamentalmente de las discusiones y debates públicos abiertos, cuya garantía requiere la insistencia en las libertades políticas y en los derechos humanos básicos.” (1)

Entonces difícilmente una dirigencia, ya bien sea económica- como la de Fedecámaras- o política-como la de la MUD-, podría hacer caso omiso al orden de cómo debe enfrentarse el grave problema político por el que atraviesa el país. Amartya Sen llamó a esto la Primacía de las Libertades Políticas, y de allí el título de esta nota.

El enfoque de Sen de las capacidades básicas del ser humano, que le valiera un Premio Nobel, indican que “las acuciantes necesidades económicas se suman a –no se restan de- la urgente necesidad de reconocer las libertades políticas. Hay tres consideraciones distintas que nos indican la primacía general de los derechos políticos y liberales básicos: 1) su importancia directa en la vida humana relacionada con las capacidades básicas (incluida la de la participación política y social); 2) su papel instrumental en la mejora de las posibilidades de los individuos para expresar y defender sus demandas de atención política (incluidas sus exigencias de que se satisfagan sus necesidades económicas); 3) su papel constructivo en la conceptualización de las necesidades (incluida la comprensión de las necesidades económicas en un contexto social)”.

Nos estamos ahora enterando entonces que “El desarrollo exige la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad: la pobreza, la tiranía, la escasez de oportunidades económicas y las privaciones sociales sistemáticas, el abandono en el que pueden encontrarse los servicios públicos, y la intolerancia o el exceso de intervención de los Estados represivos…” (2)

¿Les suena conocido? Pareciera que el Premio Nobel de Economía de 1998 nos retrata a los venezolanos con tanta precisión que pareciera que su obra habla de Venezuela. Muy poco que agregar a cómo y en qué orden debemos ciertamente plantearnos este problema desde la oposición. Sin embargo vemos a nuestra dirigencia económica y política completamente desenfocada. La primera, proponiendo la aplicación de medidas que no tienen lugar en dictadura y la segunda planteándose medirse electoralmente con ella sin absolutamente ninguna condición, y sin la presencia de organismos internacionales que garanticen la pulcritud del proceso. ¿Cuál creen ustedes que puede ser el resultado de eso?

Estoy seguro que Venezuela llegará a salir de esta tragedia, pero necesitará más que buenas medidas económicas, necesitará un nuevo sistema político. No es la primera vez que nos referimos a esto. Y cuando hablamos de un nuevo sistema político, no se trata de volver a aquel que estaba gravemente enfermo y que provocó la mencionada tragedia que ahora experimentamos en su máxima expresión. Deberemos discutir un sistema político completamente nuevo, que garantice lo que Amartya Sen expuso, a fin de poder alcanzar el desarrollo. Estamos condenados, quiéranlo o no aquellos que piensan bajo las viejas premisas que lo económico está antes que lo político, a regenerar al Estado a través de una Asamblea Nacional Constituyente y conseguir para Venezuela ese nuevo sistema político. Y mientras más se posponga eso, más duro será llegar a lo inevitable.

Para eso deberemos contar con una dirigencia a la altura de ese compromiso, y que además esté bien enterada de por dónde anda el mundo en materia de desarrollo, no con liderazgos quemados y perdidos que repiten como loros recetas económicas que difícilmente entienden. Si queremos desarrollo para este país se “exige la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad…”, Sen dixit. Pero eso no se logra haciendo propuestas irrealizables en este contexto político y/o colaborando con el régimen que te cercena esas libertades. Luego entonces, conociendo ya el orden correcto, ya es hora de poner los caballos delante de la carreta. Nunca es tarde para hacer  las cosas bien…

Caracas, 27 de Julio de 2015

Twitter:@laguana

(1)     Amartya Kumar Sen, Desarrollo y Libertad, La importancia de la Democracia, La Primacía de las Libertades Políticas y la Democracia, Cap 6, Págs. 184-185, Ed. Planeta, ISBN 84-08-03524-X, 1999
(2)     Ibid, Introducción. Págs. 19-20

lunes, 20 de julio de 2015

La Edad del Obscurantismo

Por Luis Manuel Aguana

Si entra basura, sale basura (“Garbage in, garbage out”). Así rezaba una de las sentencias más emblemáticas de nuestra profesión, en aquellos tiempos cuando la tecnología era solo el terreno de unos pocos. Si a un proceso le metes basura a la entrada, solo obtendrás basura a la salida. Y eso fue lo primero que me vino a la mente cuando leí con estupor que los únicos que entraran a la UCV serán los “egresados” de la Misión Ribas (El Nacional, 12/07/2015 Privilegian Misión Ribas en la asignación de carreras en UCV http://www.el-nacional.com/sociedad/Privilegian-Mision-Ribas-asignacion-UCV_0_662933789.html).

Y si, ¡basura! Porque como bien reseña el editorial de El Nacional del 13 de julio de 2015 (Infiltrar las universidades http://www.el-nacional.com/opinion/editorial/Infiltrar-universidades_19_663723622.html) no se puede comparar estudiantes que dedican 40 horas semanales durante un quinquenio para graduarse de bachilleres del sistema educativo nacional, con ese curso de medio pelo de formación express de dos años que insulta el nombre de uno de nuestros próceres mas estimados, a pesar de todas las deficiencias que pueda tener el sistema público de educación secundaria.

En esta época de globalización y conocimiento, cuando los principales valores que se veneran en los países más desarrollados son la excelencia y la calidad de sus universidades, quienes gobiernan en Venezuela se esfuerzan porque del traumado sistema universitario salga basura. Lo único que les falta a estos “revolucionarios” es apilar los libros de la Biblioteca de la UCV y prenderles fuego, emulando lo que hicieron los nazis en 1933.

Y lo más grave es que no lo hacen para democratizar el ingreso de los que menos tienen sino con fines de someter a nuestras universidades a su control, violando una vez más la Constitución y la autonomía universitaria.

Si ya el sistema universitario a duras penas funcionaba y en algunas partes ya dejo de funcionar, con la educación media en crisis, ahora definitivamente colapsará. Esa es la mentalidad atrasada de quienes en mala hora llegaron al poder en Venezuela.

¿Cómo parar esta destrucción sistemática de lo que se había construido desde la extinción de la malaria en Venezuela? Si se sigue por esta vía llegaremos a las condiciones existentes a la llegada de los españoles. Mucho daño producto de la ignorancia y apetito de poder...

Podría bien decirse sin equivocarnos mucho, que esta época podría ser llamada la "Edad del Oscurantismo" venezolano. Un salto atrás de muchos años en nuestro desarrollo. Inclusive, esta época es mucho más oscura que la que se vivió con Juan Vicente Gómez, donde al menos los ministros eran los más educados pero al servicio del dictador ¿Que hacían los que más sabían en las épocas de barbarie del mundo? Se encerraban en monasterios, que no era otra cosa que aislarse de tanto horror e ignorancia.

Pero en esta época de barbarie a la venezolana, los que más saben no se aíslan como en la edad media, huyen. Y en este caso por el aeropuerto de Maiquetía (ya habíamos reseñado que han salido más de millón y medio de personas del país, Estudio de la Comunidad Venezolana en el Exterior, UCV-Infografía de El Universal, https://twitter.com/RobertoSmithP: “180.000 PhDs y 700.000 con maestría se ha ido porque Venezuela no les da un futuro. Así se arruina un país”).

En este punto ustedes me dirán: ¿y entonces? ¡No estás diciendo nada nuevo!... Es verdad. Tal vez lo nuevo deba ser la actitud que tengamos aquellos que creemos que el conocimiento es la base del desarrollo de cualquier país para el futuro. Que sin gente educada, por más que el petróleo llegue a 1000 dólares el barril este país no tendrá ese futuro. Que sin importar las  riquezas que tenga Venezuela, sin gente que no sepa cómo aprovecharla, vendrán otros de afuera a hacerlo por nosotros pero para su beneficio. Ese es el daño más grave que nos está causando ese drenaje de personas educadas hacia el exterior y ahora aumentado con la producción de nuevos y deficientes productos de la educación.

Apelo entonces a la necesidad urgente de plantearnos un nuevo modelo de país donde la educación sea de verdad el eje central. Eso es lo que proponemos en el Proyecto País Venezuela (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/) como uno de los ejes de la nueva Venezuela descentralizada y autosustentada. Vuelvo a repetir y repetir (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2013/09/doce-ejes-y-un-destino-7-educacion-para.html): A mi modo de ver, el Eje MAS IMPORTANTE de los Doce del Proyecto País
Venezuela ES LA EDUCACION PARA EL DESARROLLO. Simplemente porque los demás no se pueden ejecutar sin gente con educación. El Proyecto lo resume de esta manera La Educación para el desarrollo permite formar una conciencia de ciudadanía democrática integral en cada venezolano y asumir su responsabilidad social, en sociedad democrática, en la lucha contra el subdesarrollo y la pobreza.”

No se puede esperar que si no se ha tomado en cuenta a la educación como algo en lo que se debe invertir consistentemente, y cuidar celosamente como un buen padre de familia el producto de lo que se ha invertido, traducido en las mejores condiciones para los estudiantes y docentes en todos los niveles, y fomento del conocimiento en todas las áreas, se pueda tener una conciencia de permanencia para asumir la responsabilidad que implica una lucha contra el subdesarrollo y la pobreza. Nadie lucha por una familia que lo trata mal.

No es sólo que las condiciones han empeorado por causa de un sistema de gobierno que rechaza la mayoría de los venezolanos. Es que las condiciones ya eran malísimas antes que ese sistema llegara. Los chavistas lo que hicieron fue agregar la gota necesaria para derramar un vaso que se encontraba lleno. Entonces, estamos siendo testigos de un resultado previsible. Es por eso que ir a las causas vivas del problema es una prioridad insoslayable que no se resuelve con un simple cambio de gobierno. Hay que excavar más hondo.

Por eso cuando hablamos que es necesario un nuevo pacto que reordene nuestra vida política en todos los órdenes, creando las condiciones necesarias para que cada región decida su destino con los recursos y la gente que tiene, no estamos hablando de los delirios de soñadores empedernidos, sino de soluciones concretas a nuestras realidades, siendo la educación la principal de ellas para nuestro futuro. Debatamos ese pacto en una Asamblea Nacional Constituyente Originaria. Debatamos un Nuevo Modelo de país para Venezuela y salgamos de una buena vez de la Edad del Obscurantismo.

Caracas, 20 de Julio de 2015

Twitter:@laguana