viernes, 18 de octubre de 2013

No tienen el software



Por Luis Manuel Aguana

Decir en esta época que no cuentas con una pieza de programación en tu computadora es una frase común que se entiende a la perfección. Sin embargo hubo una época en que eso no era así. El “software”, a diferencia del “hardware” de la maquina es lo modificable, lo que se puede cambiar, la inteligencia, lo que pone a la máquina a funcionar para alguna función en particular. Puedes tener la mejor maquina del mundo pero si no tienes el “software” apropiado, la maquina dará tumbos y será una chatarra tecnológica.

Eso lo aprendimos los viejos especialistas informáticos hace décadas pero ahora la frase es del común dado lo fuerte de la penetración de la tecnología de la información en la vida cotidiana. Pero vale la pena recordar que eso tiene también algunas implicaciones que son interesantes traer a colación.

Leer el símil de Heinz Dieterich donde apuntaba “Que Maduro y Cabello ahora traten de realizar la tarea que el Comandante Chávez siempre evitó, es poco probable. No tienen la estatura de Chávez, ni la voluntad, ni la ciencia para hacerlo. Tienen los dólares, los tanques, los medios y la mayoría del parlamento, para vencer a la oligarquía. Pero, no tienen el software. ¿Habrá alguna fracción del Bolivarianismo que podrá suplirlo?” (El Diario de Caracas - Demoledor análisis de Dieterich sobre el gobierno de Maduro
http://diariodecaracas.com/politica/dieterich-solo-cambio-radical-salvara-al-gobierno-venezolano) me hizo recordar mi buena época de especialista de campo en tecnología.

En aquellos tiempos no había Internet ni ninguna ayuda que no fuera un manual, un teléfono para contactar a quien supiera algo y mucha vocación de servicio. Por más entrenamiento y capacitación siempre había algo que pasaba que requería del auxilio de alguien con mayor experiencia. La gente de soporte técnico siempre debíamos estar a la vanguardia. Imagínense si eso debía ser así que de ello podía depender la operación crítica de algún proceso o servicio de alguna corporación. Cuando veo lo sucedido en Refinería en Amuay por esta administración de PDVSA, entiendo porqué explotó con un saldo trágico de vidas humanas. Es por eso MUY IMPORTANTE tener el “software”. Y como acota Dieterich, no lo tienen.

Sin embargo, es necesario tener el “software” pero NO SUFICIENTE. Te lo puedes “piratear” como ya han hecho muchas veces las fracciones que menciona Dieterich, sino que además debes conocer como configurarlo, operar y además saber qué hacer cuando las cosas no funcionan como deben. Y en algunos casos intervenirlo para lograr que el mecanismo sobre el cual corre dé lo máximo de su capacidad. Eso requiere experticia técnica y mucha paciencia, cosa de la cual carece el régimen comenzando por quien lo conduce, cual autobús perdido.

Sin embargo Dieterich en su explicación no precisó si el software al que se refería sería operativo o de aplicación. Muy importante diferencia. Para los legos, el software operativo se refiere a aquel que hace funcionar físicamente al equipo, como por ejemplo el controlador de tu impresora, tu manejador de comunicaciones o el sistema operativo mismo. Si la cosa es así, sería más grave de lo que explicó porque “los dólares, los tanques, los medios y la mayoría del parlamento” funcionarían de manera errática o no funcionarían. Al juzgar por lo que hemos visto podría ser que se refiera a que les falta ese “software” porque definitivamente todo lo mencionado NO FUNCIONA para beneficio de los venezolanos.

Pero supongamos que lo que no tienen es lo que insinúa este teórico del “chavismo” (solo por identificar la tendencia de alguna manera, porque su principal representante falleció), y es la INTELIGENCIA, la aplicación principal que maneje todas esas partes de la maquinaría- el “hardware”-, para tener éxito en su gestión. Es decir, no tienen el “software” que maneje “los dólares, los tanques, los medios y la mayoría del parlamento”. ¡Naguará!, como dicen en Barquisimeto! ¡Sólo imagínense un banco al que no le funcione el sistema de cuentas de ahorro y cuentas corrientes! ¡Tendría que cerrar!

Entonces caemos en lo que intuitivamente ya hemos notado todos los venezolanos, sin mayores análisis: el “chavismo” nunca ha sabido cómo manejar la cosa pública más allá de robarse los reales de todos los venezolanos. No solo no les funciona el “software”, lo peor es que no saben cómo hacerlo funcionar!

Ante la pregunta: “¿Habrá alguna fracción del Bolivarianismo que podrá suplirlo?”, inmediatamente surge otra, ¿Y es que existió alguna fracción del Bolivarianismo que alguna vez lo hiciera? Este gobierno ha sido persistentemente el principal enemigo de la inteligencia. Todo lo que de alguna manera oliera a conocimiento, experticia técnica, “know-how”, experiencia acumulada, fue automáticamente desechado, enterrado o perseguido. Lo principal siempre fue el arrodillamiento al proceso “chavista”. Y entonces, ¿no es algo tarde para preguntarse por el “software” que maneje no solo ese “hardware” sino hasta la más mínima pieza de la administración pública?

Todas las empresas del Estado que requieren de experticia técnica están sin “software”. Solo algunos ejemplos: PDVSA, CORPOELEC, C.A. Metro de Caracas y todos los sistemas de Metro y ferrocarriles del país, CANTV, CNE. Este último caso es especial porque si tiene un “software”, pero cubano y malicioso que le asigna los votos al régimen.

Al faltar la inteligencia y desecharse el “software” apropiado para manejar la maquinaria del Estado, el régimen esta reventando el “hardware” del país. En el caso de “los dólares” están reventando la economía pero en el caso de “los tanques”, están reventando la estructura de las Fuerzas Armadas. Y ni se diga de lo que han hecho con la industria petrolera.

La conducción acertada del país pasa por tener la inteligencia para hacerlo. El gobierno ha rotado desde hace años a los mismos jugadores para las diferentes posiciones. De hecho, está agotado desde hace muchísimo tiempo en el departamento de la producción de “software” con lo cual esa pregunta del teórico de la revolución difícilmente tenga alguna respuesta positiva. Cabe entonces esperar que se profundice aun más la destrucción sistemática en todos los órdenes de la vida nacional. Al país le urge a la brevedad un nuevo “software” antes de que terminen de destruir la maquinaria sobre el cual correrlo…

Caracas, 18 de Octubre de 2013

Twitter:@laguana