jueves, 13 de noviembre de 2014

Dos poetas y un mensaje a la juventud venezolana



Por Luis Manuel Aguana

Una de las satisfacciones más hermosas que me ha traído escribir este blog en estos tiempos aciagos, ha sido conocer a mucha gente valiosa e interesante. Más aún, aprender de ellas. Algunas se han convertido en amigos entrañables y compañeros de ruta en esta lucha que hemos sostenido todos para contribuir en lo que podamos a un cambio en la situación política del país.

En ese duro trayecto, algunos amigos se han ido de este mundo, otros del país, pero la mayoría se ha quedado dando lo mejor de sí en esta lucha que persiste y que seguimos dando, sin saber lo largo de lo que todavía nos queda. Entre esas figuras que he conseguido en este camino destaca la figura de Don Rafael Grooscors Caballero quien me ha distinguido con su amistad y su sabiduría de muchos años en el quehacer político venezolano.

Don Rafael, como le llamo, fue protagonista de la clandestinidad en la dictadura perezjimenista, y con sus más de 80 años de existencia y más de 60 de experiencia política, es un puente vivo de excepción entre esa generación de la que brotaron las ideas civilistas de la democracia y la actual generación de venezolanos que buscamos de alguna manera salidas para este desastre.

Es uno de los pocos personajes que, a diferencia del resto de su generación política que aun está con vida, aun mantiene los canales de comunicación abiertos, intercambiando permanentemente en las redes sociales puntos de vista, y aportando soluciones para lo que enfrentamos. La frase “La Rebelión de las Regiones” fue acuñada por Don Rafael como un aporte fundamental a nuestra lucha por una Venezuela verdaderamente descentralizada y federal (ver La Rebelión de las Regiones en http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2013/10/rafael-grooscors-caballero-la-rebelion.html).

Cuando menciono que este personaje es un puente vivo me refiero a la rara condición que pocos de su edad tienen de haber conocido e interactuado personalmente, debido a su incursión desde muy joven en la arena política, con protagonistas de la historia contemporánea de Venezuela. Esto hace que hablar con estas personas te retrotraiga directamente al pensamiento de esa generación, con la menor distorsión posible. A eso se le llama un puente vivo con la historia. Y eso es único. Nadie que tenga la oportunidad debe desaprovechar tener ese contacto indirecto con el pasado.

Quise comentar con ustedes esta experiencia porque Don Rafael me hizo el honor de compartir conmigo un documento que considero excepcional, prueba fehaciente de ese contacto con la historia. En sus inquietudes juveniles Don Rafael escribió un poemario titulado “Tres Canciones a la Patria y a Bolívar”. Esto no sería extraño, ya cualquiera de nosotros en los años juveniles escribimos cosas de las cuales solemos alardear después de viejos. Pero esta particularmente enorgullece a su autor: fue prologada por Andrés Eloy Blanco. No creo que algún consumado poeta venezolano haya tenido tal honor… (ver “Tres Canciones a la Patria y a Bolívar” en http://goo.gl/c5gafH).

Este es un documento histórico. Disfruté extraordinariamente ese prólogo, así como los poemas de un Don Rafael veinteañero, cantándole a su país en verso como lo han hecho en la práctica los cientos de estudiantes que han dado la vida por Venezuela en las calles. Allí un Andrés Eloy Blanco experimentado aconseja a un joven escritor y poeta en su primera incursión en las letras. Pero va mas allá, le da un mensaje a la juventud.

No comentaré los poemas de un Don Rafael en su impetuosa juventud libertaria en el exilio. Eso se los dejaré a ustedes, aunque la mezcla de “los padres, la tierra y el destino de un pueblo acongojado”, como indica el poeta Andrés Eloy, siguen siendo un sentir nacional luego de más de 60 años para todos los venezolanos.

El prólogo reviste una actualidad que impresiona: “Llega con sus versos en hora crucial para su patria. Canta, en invocación esperanzada, a su Bolívar redentor. Pero no lo hace en demagógicas llamadas de mitin rimado, sino en concentrada cuita que agrupa a los más nobles motivos- los padres, la tierra, el destino del pueblo acongojado. Tal recogimiento es signo de sinceridad frente al motivo y aleja las sospechas de partidismo político, para dar paso, simplemente, al corazón en latido de angustia.”

¡Pura juventud! ¡Eso es lo que han hechos los jóvenes venezolanos siempre! Y Andrés Eloy lo detectó inmediatamente en un Rafael Grooscors veinteañero. ¡Los estudiantes venezolanos lo han probado una y otra vez en nuestra historia y Don Rafael no es más que una prueba viviente de eso!

Y continúa Andrés Eloy: “Buena es la presencia de estos poemas de Grooscors entre los jóvenes estudiantes de Venezuela. Bueno es su significado frente aquellos de los ardorosos estudiantes de 1928 que hayan torcido suciamente su limpia travesía.” ¡Que premonitoria esta expresión! Notaba el poeta de Venezuela lo valioso que era un joven expresando en sus versos una nobleza que no estaba en venta, poniendo en evidencia a aquellos que en el pasado si torcieron “suciamente su limpia travesía”. Es un consejo ineludible para nuestra joven dirigencia estudiantil y una fuerte reprimenda desde el pasado para aquellos políticos que ya han intervenido en algunas travesías…

Andrés Eloy culmina esta enseñanza a la juventud a través de un joven Don Rafael, indicándole que será mucho mejor de acuerdo a su constancia y “Así recogerá las banderas más puras de las manos de aquellos que han permanecido fieles a la voz juvenil de las jornadas del 28. Así su poesía será labranza al par de Belleza y de Patria. Que es lo mismo para el poeta y el patriota.”

Ojalá que no solo la juventud sea fiel a ese bellísimo mensaje que recibió Don Rafael Grooscors Caballero de uno de los venezolanos más importantes de todos los tiempos. Andrés Eloy Blanco tenía razón: la única manera que consigamos el éxito en nuestra lucha en contra de esta dictadura es permanecer fieles a la constancia y mantener puras las banderas que recibimos de las manos de quienes las entregaron en 1928. De esa manera, no solo la poesía será el fruto de toda esa labranza, sino también la libertad y la democracia, que vendrá como el premio de Belleza y Patria a todos los venezolanos convertidos entonces en poetas y patriotas....

Caracas, 13 de Noviembre de 2014

Twitter:@laguana