domingo, 21 de octubre de 2012

De analistas y análisis de resultados



Por Luis Manuel Aguana

He leído montones de artículos de los más variados analistas, desde los menos conocidos hasta articulistas de mucho renombre, tratando de explicar la "victoria" de Chávez el 7-O, sobre la base que gano por más de millón y medio de votos, y no he conseguido ni un solo párrafo que analice cual fue en realidad el resultado verdadero de esas elecciones.

¿Cómo se pueden analizar los resultados de estas elecciones partiendo de lo que dijo el CNE? ¿Es creíble el CNE? ¿Es que alguien puede decir que allí se reflejó verdaderamente la voluntad popular, cuando la GNB sacó a la gente bajo amenaza de sus casas para votar por MicomandantePresidente? ¿Es que toda la gente que votó por Chávez pensando que se conocería su voto por la captahuella del CNE, se puede contabilizar como voto válido? ¿Cómo es posible que la dirigencia política de la oposición diga "no tenemos todavía conexión con las masas populares" utilizando como punto de partida los resultados chimbos del CNE para sus análisis?

En mi carrera decíamos cuando procesábamos datos de programas que "garbage in implies garbage out". Si entra basura, sale basura. Si partes de insumos basura no puedes llegar a conclusiones reales. Si la oposición parte del análisis que Chávez en realidad saco en buena lid más de millón y medio de votos, cerremos la santamaria y el último que apague la luz.

Cualquier análisis que se haga del 7-O debe empezar por calcular, o al menos estimar, cual fue el resultado VERDADERO de esta elección y en base a eso generar las estrategias correspondientes. Es posible que el resultado de esa aproximación todavía arroje a Chávez como ganador, no lo sé. Pero sería un mejor punto de partida para analizar lo que paso quitando el sesgo del fraude continuado de la ecuación.

En base a esto he comentado muchas veces y lo he dicho en reuniones a las que me han invitado: YO NO SE CUAL FUE EL RESULTADO DEL 7-O. PUEDE HABER GANADO CHAVEZ COMO PUEDE HABER GANADO CAPRILES. EL CNE Y EL GOBIERNO ALTERARON LOS RESULTADOS DE LA VOLUNTAD POPULAR Y LA OPOSICION LO PERMITIO. Entonces, ¿cómo pueden los políticos, analistas políticos y demás opinadores sacar conclusiones de ese proceso sin pasearse por ese hecho fundamental?

En ese sentido, lo único exigible aquí es la repetición del proceso, impugnando las elecciones del 7-O, simplemente por todas las irregularidades cometidas a los ojos de todo el mundo.

Cuando en el 2004 se les vendió a los venezolanos "el mejor sistema electoral del mundo" se les dijo a aquellos que protestaron que la población vería el 54% de los votos contados en una Verificación Ciudadana donde se constataría que los votos de la caja coincidían con lo que arrojaba la máquina del CNE en esa proporción.

Para poder hacer potable que no se abrieran el 100% de las cajas, el Poder Electoral acudió al expediente estadístico de que si aleatoriamente se escogían el 54% de las urnas y se contaban los votos en ese porcentaje, el proceso estaría refrendado. El CNE cambió el significado de la palabra “escrutinio” por totalización automática de una máquina electrónica. Y se cambio un proceso humano de verificación de votos por lo que dijera una máquina. Pues eso fue un error que todos estamos pagando muy caro ahora.

Y ahora vimos que a todas luces y deliberadamente ese proceso de verificación de votos no se efectuó el 7-O. Por cualquier razón que den, tanto la oposición como el gobierno y su ministerio de elecciones, los venezolanos NO VIMOS LA VERIFICACION CIUDADANA DE LOS RESULTADOS DEL 7-O.

Hasta la fecha ni el CNE, ni el gobierno, ni la oposición han podido mostrarle a la población las Constancias de Verificación Ciudadana que nos vendieron como el único mecanismo para asegurar que una elección es válida. En consecuencia ese proceso es írrito pues Hugo Chávez ganó las elecciones por lo que dijeron unas maquinas sin que nadie verificara realmente que los votos fueron así, más allá de lo que dijeron las Actas automatizadas del CNE.

Lo esperable del candidato al momento de aceptar “su derrota” era que le dijera a sus seguidores y al CNE que esperaría por las Actas de sus testigos así como los Certificados de Verificación Ciudadana que confirmaran esos resultados. Era de esperar que como no lo hiciera surgieran las más variadas dudas acerca de la responsabilidad del Comando Venezuela, al preguntarnos todos los que votamos por él como iba a aceptar de buenas a primeras y a esa hora, cuando todavía habían opositores en las colas- porque eran opositores, retardados por culpa de esa estación inicial tramposa del CNE-, que había perdido si no tenía las Actas en la mano.

Esa conducta entreguista originó que hubiera una desbandada de electores de esas colas y dentro los centros preguntándose porque iban a darle un segundo más de su tiempo a una dirigencia que no había sabido defender su voto.

Por todo lo anteriormente expuesto no acepto que se diga que el venezolano voto masivamente por este estado de cosas. Que los venezolanos nos volvimos locos y votamos por más inseguridad en las calles y en los barrios y que se votó por el desastre de los hospitales, sin hacer un análisis real de lo que ocurrió.

Pongo en duda aquellos análisis de todos los políticos, sociólogos, encuestadores y analistas que esta última semana han desfilado por Globovisión tratándonos de convencer que Venezuela se volvió loca y votó por Chávez, al menos en esa proporción grotesca, y de paso desechando la posibilidad del fraude después de todo lo que vimos los venezolanos el 7-O.

Algunos dirán que como opositor extremo no deseo aceptar, como parte del duelo, que Chávez haya ganado. Nada de eso. Lo que digo es que esos resultados NO SON EL REFLEJO DE LA VOLUNTAD POPULAR y desde el punto de vista primario y conceptual esas elecciones son inválidas porque se alteró la voluntad del venezolano de emitir su voto libremente y sin coacción. Eso sin añadir las presunciones de fraude técnico que tenemos algunos acerca de ese proceso.

Y como les indiqué en una nota previa (“Propuesta a los que dicen que ganó” en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/10/propuesta-los-que-dicen-que-gano.html) exigimos que se nos muestren a los venezolanos los 9.556.558 votos auditados con su correspondiente Certificación de Verificación Ciudadana, donde se exhiba que Chávez ganó con ese 54% o parecido que indicó el CNE. De otra manera esas elecciones son tan válidas como un billete de 15, y no solo para mí sino para todos los venezolanos.

Caracas, 21 de Octubre de 2012

Twitter:@laguana