jueves, 27 de marzo de 2014

Caída inevitable

Por Luis Manuel Aguana

Han estado circulando con cada vez mayor frecuencia, correos y textos de celular indicando en diferentes tonalidades que si toda Venezuela no se une a las protestas cívicas entonces se levantaran aquellas que ya han comenzado. Que se ha dejado al Táchira solo con la protesta. Otros mensajes apuntan a que el venezolano es indolente y que la única “salida” que hay es la de Maiquetía.

Lo cierto es que ya están empezando a aparecer mensajes desmoralizantes, no todos ellos atribuibles a la oposición sino a los servicios de inteligencia del régimen buscando destacar el cansancio de la población y retornar a la “normalidad” que todos conocemos: escasez, colas, inflación, inseguridad, ineficiencia pública, apagones, malos servicios, descarrilamientos del Metro…y pare usted de contar.

Pero esto ya no tiene vuelta atrás. No les voy a decir aquí que se abstengan a darle eco a este tipo de mensajes, que forman parte de la fauna que nos rodea. No. Solo intentaré analizar porque creo que esto que nos está pasando ya alcanzó el Rubicón, el punto de no retorno, y aunque en el supuesto negado de que todas las protestas se apagaran en el momento en que usted lee estas líneas, nadie podría garantizar que no se levanten de nuevo y de peor manera después de que las termine de leer. Recuerden, Venezuela es un cuero seco…

Por eso creo que ese es el peor error del régimen. Pensar que con la violencia y la represión por delante podrán “domar” a la población de este país. Ese es un error a todas luces cubano. Los viejos Castro y su gerontocracia le dieron palo y masacraron a su pueblo, y todavía piensan que una situación semejante podrá importarse a Venezuela, en un tiempo y en unas condiciones de cultura, población y desarrollo completamente diferentes. No seré yo quien les explique que se están pisando una bola. A estas alturas deberían saber que no todos los venezolanos somos como Chávez, que se creyó el cuento de la medicina cubana al punto que le costó la vida. Habemos muchísimos en este país que actuamos con mas inteligencia…

Y es allí donde debemos profundizar en el tema de la Lucha No Violenta y explicar porque pensamos que los Castro no solo pierden su tiempo en Venezuela sino que saldrán esquilmados al haber venido por lana a nuestro país. Mucho tiempo ha pasado desde 1959 y la Sierra Maestra. Veamos…

Las investigaciones acerca de lo que ha pasado en el mundo en relación a los regímenes que sucesivamente han ido cayendo como consecuencia del levantamiento y las protestas de los ciudadanos, ya son del conocimiento público, aunque en Venezuela el tema sea conocido solo superficialmente. Estamos dando nuestros primeros pasos en eso de la Lucha No Violenta. Sin embargo, somos un pueblo que aprende muy rápido, aunque luego olvidemos a la misma velocidad.

Desde esta modesta tribuna comenzamos el aprendizaje de la Lucha No Violenta hace más de un año, con los Apuntes para una Lucha No Violenta, dirigido a la población en general pero especialmente a los estudiantes que se iniciaban esa lucha (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta.html, http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-ii.html, http://ticsddhh.blogspot.com/2013/02/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-iii.html, http://ticsddhh.blogspot.com/2013/02/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-iv-y.html).

Los estudiantes han sido los pioneros en la Lucha No Violenta en Venezuela y el éxito que han tenido en el desenmascaramiento del régimen no ha sido por casualidad sino porque lo han estudiado, aunque todavía falte lo principal que es llegar a su salida definitiva. Son los jóvenes quienes están informados y al día de cómo han caído otros regímenes de la misma calaña en este mundo globalizado.

Y precisamente por tratarse de un tema novedoso, no creo probable que los viejitos Castro conozcan de los estudios de la Dra. Erica Chenoweth, PhD en Ciencias Políticas de la Universidad de Colorado en Boulder, quien realizó una investigación acerca de todas las insurgencias Violentas y No Violentas en todo el mundo para el derrocamiento de un gobierno o la liberación de un territorio, desde 1900 hasta el 2006 (recomiendo ver Nonviolent civil resistance-Resistencia Civil No violenta, de Erica Chenoweth en http://youtu.be/y4xcimkAFNc, está subtitulado al español).

La investigación de la Dra. Chenoweth arrojó que durante el período estudiado las insurgencias No Violentas de todo el mundo tuvieron dos veces más probabilidades de triunfar completamente que aquellas donde hubo violencia. De hecho, esta tendencia se ha venido incrementando en el tiempo y durante los últimos 50 años las insurgencias No Violentas se han vuelto cada vez más exitosas. La investigación indicó que esto sigue siendo cierto “aun en condiciones extremadamente brutales y autoritarias”.

¿Qué significa esto? Que los hermanitos Castro y sus marionetas se han perdido 50 años de desarrollo e investigación en cómo acabar con gobiernos como los que hay en Cuba y los que se quiere imponer en Venezuela. El mundo no se detuvo en 1959 y Bahía de Cochinos. Pero hay algo más importante: la investigación reveló que NINGUNA insurrección fracasó durante ese período (1900-2006) después que se llegara a una participación activa y constante de solo el 3,5% de la población, e históricamente se contabilizaron insurrecciones exitosas con mucho menos porcentaje que ese.

Si consideramos ciertas las cifras del INE del Censo 2011, la población venezolana asciende a aproximadamente 27 millones de personas. En consecuencia, si en las calles de todo el país se manifiestan al menos 945.000 personas de una manera activa y constante y No Violenta, el Ilegitimo y su régimen tienen inevitablemente sus días contados. Las poblaciones de algunos Estados en donde ya se han desarrollado manifestaciones pacíficas importantes, como Zulia, Miranda, Carabobo y Táchira contabilizan más del 35% de la población venezolana. Y solo se necesita el 10% de eso manifestando activa y consistentemente en las calles…

Entonces aquellos que dicen que solamente se caen si salen a la calle todos los venezolanos no están en lo cierto, de acuerdo a las últimas investigaciones serias en relación a ese tema. ¿Que deberían salir más? ¡Por supuesto que deberían salir mas personas! Siempre será necesaria la presencia de más personas en la calle pero no todos piensan ni actúan de la misma manera, ni es realista pensar que va a salir todo el mundo. Las investigaciones apuntan a que igualmente caerán ya que superamos de largo ese 3,5% a partir del cual ningún gobierno puede sobrevivir.

Visto lo anterior, la caída del régimen ES INEVITABLE y lo menos que debemos hacer aquellos que ahora si conocemos esta realidad es dejar las calles manifestando-y exigiendo-, su salida por corrupto, violento y asesino. Las estadísticas y el pueblo de Venezuela están a nuestro favor…

Caracas, 27 de Marzo de 2014

Twitter:@laguana