domingo, 17 de abril de 2016

La hora del Constituyente

Por Luis Manuel Aguana

Cuando uno sale del infiernito que nos hemos fabricado en Caracas a respirar otro aire en el interior, es como si cambiáramos de planeta. Se piensa diferente, se sintoniza uno con el sentimiento de otros venezolanos que no disfrutan de las “ventajas” de no vivir en la capital, y a la vez se siente en carne propia el derecho que tienen de no solo disfrutar de ellas sino que te haces militante de sus demandas. Sería bueno que todos los caraqueños alguna vez nos quedemos un rato largo en el interior para notar esas diferencias.

Pero de alguna manera ya les había relatado esto de la vida en el interior de Venezuela  por provenir de una familia que se vino a la capital desde principios del siglo pasado al no existir alternativas de estudio ni superación personal en su tierra (ver Entierro de pueblo en http://ticsddhh.blogspot.com/2011/10/entierro-de-pueblo.html y La Rebelión de las Regiones en http://ticsddhh.blogspot.com/2013/08/la-rebelion-de-las-regiones.html).

Pero lo que sí es importante repetir hasta el cansancio es que eso seguirá siendo así si no cambiamos las estructuras institucionales del Estado, repitiendo el ciclo interminable de un Presidente tras otro, de un Gobernador tras otro y un Alcalde tras otro, que NUNCA PODRAN CAMBIAR ESO. Y eso es lo que nos tratan de volver a vender los partidos en cada siguiente elección. Que estaremos mejor simplemente cambiando el ocupante de un puesto público. No sé quién es más ingenuo, o ellos o nosotros que se lo compramos.

Actualizando las cifras del Situado Constitucional de Venezuela en la  presentación que suelo hacer del Proyecto País Venezuela noto que del 2014 al 2015 el gobierno vendió un aumento del 46 por ciento en su entrega anual a las regiones. Esto es, se paso del monto total entregado a las gobernaciones y municipios de BsF. 70.379.2 millones en 2014 a BsF. 102.644.6 millones en 2015. Pero lo que no se ve en esas cifras es que el porcentaje REAL del total del presupuesto nacional entregado a los municipios, que son las entidades que al final deben responder a los ciudadanos por su calidad de vida, es de un pírrico 3,46% y a los gobernadores se les entregó un exiguo 13,83%, totalizando lo que el Poder Ejecutivo le entrego el 2015 a todas las regiones del país en un 17,29%. Y lo más increíble es que esa loquera ESTA ESCRITA EN LA CONSTITUCION en el Art 167.4, “…El Situado es una partida equivalente a un máximo del veinte por ciento del total de los ingresos estimados anualmente por el Fisco Nacional…”.

En otras palabras NOSOTROS (porque somos nosotros quienes votamos ese exabrupto constitucional) le dejamos en el contrato fundamental el restante 80% como mínimo al Ejecutivo para que este disponga del dinero que es de todos como le venga en gana, ¿qué tal? No en vano Chávez repartió esa fortuna sin ningún control, simplemente PORQUE PODIA CONSTITUCIONALMENTE HACERLO. Y así lo sigue haciendo el Ilegítimo.

Esa macrocefalia ha permitido que TODOS los Presidentes que han pasado por Miraflores hayan dilapidado a su discreción el ingreso petrolero, impuestos, etc., etc.,  etc., y todo lo que le entra a la República por cualquier concepto. Y no contentos con eso, si usted vende su casa en el Municipio José Félix Rivas del  Estado Aragua a una persona que vive EN EL MISMO lugar, el impuesto generado por esa transacción NO SE QUEDA ALLI sino que se lo apropia la autoridad impositiva (SENIAT) para la disposición plena del gobierno nacional, quedando los ciudadanos de José Félix Rivas del Estado Aragua a la espera de que algún funcionario de Caracas se apiade de sus necesidades. Entonces, ¿cómo se hace ciudadanía en ese o cualquier otro lugar? ¿Como protesta alguien con cierta probabilidad de éxito por sus necesidades no satisfechas de salud, vialidad, educación, escuelas destruidas por falta de mantenimiento, etc., si los Alcaldes y Gobernadores apenas pueden pagar la nómina de unos funcionarios que tampoco tienen la posibilidad de hacer nada?

Entonces, ¿de que vale que usted elija a alguien, si ese alguien no está en la capacidad de resolver los problemas de su diario vivir, por muy buena disposición que tenga? El único que podría sería el dueño constitucional de la chequera del país, el todopoderoso Presidente de la República. Cualquiera que nos mirara desde afuera diría “que pendejos esos venezolanos que todavía permiten eso”…

Pueden entonces imaginar el porque los partidos se matan entre sí por manejar esa chequera. El sistema de gobierno en Venezuela está construido muy convenientemente para quien gobierna pero no para quienes somos gobernados. Esto nos da también respuesta  a la voracidad como la corrupción ha carcomido las bases del Estado porque es virtualmente imposible que un Ministro, un Presidente de Instituto Autónomo, un Director de Ministerio tenga un poder de manejo de dinero tan descomunal sin que lo primero que haga sea acomodarse el y a los suyos, dejando de último las necesidades de la gente.

Entonces LO PRIMERO que debemos hacer es una reingeniería completa de este sistema que está al revés, distribuyendo constitucionalmente los recursos que son de todos a donde deben estar que es CERCA DE LA GENTE y eso no se puede lograr sin cambiar el contrato que nos damos a través de una Constitución para que los gobiernos no sigan haciendo de las suyas con lo que es de todos.

La lógica nos indica que obviamente lo inmediato que debemos hacer es voltear la relación del Art 167.4, colocando un 80% a las Regiones y un 20% para el Poder Ejecutivo, estableciendo en la Constitución a los Gobernadores y Alcaldes el poder de resolverle los problemas a la gente. Incluso esa relación absurda de darle el 80% al Gobernador y 20% a los Municipios del total del Situado por Estado, como ocurre en la actualidad, es el ejemplo más palpable de cómo NO deben hacerse las cosas.

Los Municipios son el Poder más cercano a las necesidades de la gente, por lo tanto ellos deben tener el 80% de lo que ingrese a la región. ¿Cómo es posible que TODOS los Municipios de Venezuela solo tuvieran acceso a un 3,46% del Presupuesto Nacional? Eso explica el desastre total de la calidad de vida de los ciudadanos de todos los municipios del país.

Todo esto está contemplado en la propuesta que hacemos en el Proyecto País Venezuela Reconciliada Vía Constituyente (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/). Una Constitución no sirve para dar mejores servicios públicos o controlar a los corruptos pero si define las reglas para que eso se controle, dándole el poder a quien debe tenerlo que no es otro que el CIUDADANO. La Constitución de 1999 privilegia en un 80% al gobierno, no a los ciudadanos. Y eso URGE cambiarlo.

Para darles una buena idea del porque son importantes las Constituciones para mejorar la calidad de vida de la gente solo vean este video de solo 6 minutos del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA) (¿Porqué son importantes las Constituciones? en https://youtu.be/Kz0boxZ5co0). Allí verán que ese país imaginario que pintan allí llamado Ruritania es el ejemplo vivo de la Venezuela actual. IDEA indica que en una buena Constitución el Estado es controlado por sus ciudadanos. Y eso es exactamente lo que NO pasa en Venezuela, con lo cual debemos cambiar la Constitución.

Ya es hora que los venezolanos tomemos conciencia que no es cambiando personas en los cargos públicos, comenzando por el Presidente, que saldremos de esta espantosa crisis. No es revocando al Ilegitimo y poniendo otro que maneje nuestra chequera a su leal saber y entender, que se resolverán los problemas, cualquiera sea su color político. Es solo construyendo una nueva estructura para el Estado que privilegie al ciudadano acercándole el Poder  político y económico, haciendo exigir a los gobernantes de turno sus obligaciones para con su pueblo, como comenzaremos a ver la luz al final de este  interminable túnel. Ya es hora de convocar al Constituyente.

Caracas, 17 de Abril de 2016

Twitter:@laguana