sábado, 3 de noviembre de 2012

A todo Elector Frustrado: Mi respuesta



Nota aclaratoria:
Creo importante publicar mi respuesta al correo anexo que hizo circular por la red el Ing. Roberto Picón, miembro del Grupo La Colina, en relacion a los resultados del 7-O, y que le hice llegar hoy a todos mis contactos.
Luis Manuel Aguana

Estimado Roberto,

Leo con asombro este correo tuyo donde justificas a quienes efectivamente resultamos frustrados el 7 de Octubre, que “perdimos” las elecciones. Y forzosamente requiere de una respuesta ya que los ciudadanos, asombrosamente y a estas alturas, todavía no saben las interioridades de lo que se ha discutido alrededor de este tema previamente a las elecciones y que si lo dejamos pasar, no solo se quedarán con una sola parte de la historia, sino con la parte más tergiversada. Y es por eso que para juicio de la historia, dejemos a la gente que decida por ella misma si esta versión tuya tiene validez.

Posiblemente no me recuerdes. Estuve en la reunión del Grupo La Colina en la Universidad Metropolitana del 21 de Julio, donde conjuntamente con ESDATA y VOTO LIMPIO propusimos un acuerdo de Unidad Técnica como muestra de nuestra buena fe y voluntad para establecer un marco mínimo de referencia técnica para ir con cierta seguridad a las elecciones del 7 de Octubre. Incluso, al conocerte, me indicaste que esa propuesta era tardía pero que con gusto irías a cualquier reunión que se planteara ya que considerabas que se requería mucha gente que les metiera el codo a eso porque el trabajo era fuerte. Y te creí.

Me fui de esa reunión contento, a pesar de las divergencias técnicas, ya que la discusión allí nunca la considere, ingenuo yo, política. La consideré técnica y aunque sabemos que el trabajo de ustedes tenía fuertes implicaciones políticas, hasta que leí la respuesta formal que nos dieron a nuestra propuesta, realmente fue muy decepcionante saber que técnicos de alto nivel como ustedes no tuvieran el criterio independiente para juzgar que era o no era conveniente a los intereses de los ciudadanos.

Despacharnos con el argumento de que no eran ustedes en el Grupo La Colina quienes debían discutir esa propuesta, que no era otra cosa que intercambiar argumentos técnicamente de todos los aspectos de esa elección, porque eran los partidos políticos quienes decidían eso, los hacía responsables ciegos y armas indiferentes de una dirigencia que ahora intenta explicar su fracaso delante de la población argumentando que en realidad perdimos, utilizando la tecnología que ustedes avalaron.

Los resultados reales del 7 de Octubre no los sabrá nunca nadie. ¿Cuánta gente votó a favor de Chávez con esa captahuella amenazante cuando en realidad no lo quería hacer porque tenía que darle de comer a sus hijos? ¿Cuánto chavista arrepentido quería quedarse en su casa cuando les fueron a tocar la puerta amenazándolos, lista en mano, con quitarle lo que le había otorgado el gobierno en un programa social? ¿Cuánta gente opositora dejo de votar por Capriles porque cuando todavía estaba en la cola por culpa de la “Operación Morrocoy” cuando Henrique estaba aceptando su “derrota”?

No Roberto, los resultados del CNE no son reales. Y no es porque nosotros estemos convencidos de un fraude técnico, que ya habrá tiempo de demostrar matemáticamente, sino porque se manipuló, se violó y se tergiversó la voluntad popular. Nadie puede decir que no fue así. ¿Vistes el lunes 8 de Octubre a alguien del chavismo celebrar esa “victoria” que dices que tuvieron?

Indicar que tuvimos más votos que en elecciones pasadas es un argumento que no le corresponde a un técnico de tu especialidad sino a un profesional de la estadística. Es obvio que debería ser así como correspondería a un crecimiento natural de la población, aun cuando ustedes se negaron revisar y auditar a fondo ese Registro Electoral, a todas luces inflado como lo indicaron los estudios del Dr. Genaro Mosquera, al que ustedes como Grupo colegiado negaron la posibilidad de discutirlo debidamente con los técnicos de la UCAB, cuyo informe este eminente científico refutó (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2012/07/el-informe-de-la-ucab-consistencia.html) y que fue utilizado inescrupulosamente por todos los políticos de la MUD y el Comando Venezuela para ir a ese matadero electoral justificándolo criminalmente.

Ese argumento maniqueo de la dirigencia del Comando Venezuela y que utilizas en tu comunicación “No podemos decir que la elección fue justa y equilibrada, porque los recursos del Estado estuvieron al servicio de Hugo Chávez y el CNE” no es excusa y me parece sorprendente que aun lo usen. Toda Venezuela sabía que eso era así. ¿Entonces porque fuimos a esas elecciones? Nadie puede ir a una guerra pensando que lo van a matar porque ya está muerto de entrada. Lo siguiente sale como inferencia matemática: ¿Es que ustedes sabían que iban a perder?

Luego de todo lo que pasó ese día todavía indicas que las elecciones fueron “libres porque cada votante frente a la máquina tuvo la posibilidad de ser más que el miedo, la extorsión o la intimidación y depositar el voto de acuerdo a su conciencia”. Es posible que en tu caso no sea así, Roberto, porque no vives de una Misión, o del sueldito del gobierno. ¿Es que no vistes los videos en Petare de los periodistas O´Globo? Obsérvalo en YouTube en http://youtu.be/4DPzN92Hefk. No es algo que inventamos nosotros. Los malandros del gobierno intervinieron asegurándose que esos pobres votaran por Chávez. No digas desde la cumbre de La Colina “que cada votante frente a la máquina tuvo la posibilidad de ser mas que el miedo”. Es difícil con un malandro como el del video a tu lado decir eso.

Tu aseguras “que los resultados de los votos corresponden a lo que expresó el pueblo ese día, no cabe ninguna duda”. A menos que tengas el don de la infalibilidad Papal, nadie en este planeta puede decir eso, ni aun siendo técnico. Cualquiera con iguales o mejores credenciales técnicas podría perfectamente decir lo contrario. Lo que ustedes posiblemente si tenían eran las Actas que salían de las máquinas. Pero esos eran los resultados del CNE, no verificados por el elector.

Esta confesión que realizas en el correo podría considerarse como muy grave: “El Conteo Rápido del comando desde las 7:20 pm  (cuando habían cerrado muchas mesas en toda Venezuela que no tenían cola ya) tenía un resultado preliminar que apuntaba a una diferencia de por lo menos un millón de votos y que nunca se revirtió”. Esa era una razón de mucho peso para asegurarse a esa hora de realizar en TODAS las mesas sorteadas las Auditorías de Verificación Ciudadana que nos dieran certeza de que el gobierno no nos estuviera haciendo fraude. ¿Y qué hicieron ustedes? Corrieron a avisarle al candidato a las 7:20pm que las maquinas con sus Actas automáticas lo daban perdedor sin la verificación ciudadana correspondiente, porque de haberlas hecho nunca eso podía haber ocurrido antes de las 10pm.

Esto trajo como consecuencia una declaración antes de tiempo del candidato que logró que se desvanecieran nuestros equipos electorales en las mesas y la gente que aún hacía las colas que eran en su mayoría de oposición, impidiendo la verificación ciudadana correspondiente. Nunca se les habló a nuestros testigos de la IMPORTANCIA de esas Constancias de Verificación Ciudadana porque si hubiera sido así ustedes ya nos hubieran restregado esos documentos a la cara.

Lo correcto a los ojos del país opositor era que Henrique anunciara a toda Venezuela que él tendría que esperar que el pueblo verificara si Chávez tenía esa diferencia sustancial de la que hablas en tu correo porque legalmente unas maquinas solas no pueden cantar un resultado definitivo. De eso es lo que se trata, Roberto. Un sistema por más automatizado y seguro que esté NO PUEDE DECIDIR QUIEN ES EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA. Y eso fue lo que ustedes hicieron, sin que se verificara si esos votos de las urnas se correspondían con las actas de las maquinas.

Dices que hubiera habido violencia. Aquí la única violencia fue la que mostro el gobierno al sacar los tanques a la calle. ¿Contra quién eran esos tanques, Roberto? ¿Contra la población desarmada que solo tiene un arma que es el voto? El cobarde del Museo Militar difícilmente se hubiera atrevido con toda la prensa internacional en Venezuela. Y aunque lo hubiera hecho, la solicitud que hubiera realizado Henrique de esperar hasta ver todas las Constancias de Verificación Ciudadana era un pedido legal y procedente. Solo con el consejo de técnicos como tú pudo haber hecho lo que hizo porque los únicos defensores a ultranza de esas maquinas-más que el mismo CNE- fueron ustedes. Ahora nadie sabe ni contó lo que había en esas urnas. Tenemos un Presidente Electo solo porque lo dicen unas máquinas. Es por eso que solicitamos la anulación de esas elecciones.

Es importante la aclaratoria que haces en relación a lo que circula por las redes sociales y los medios de comunicación:

a)      Es verdad que la oposición tiene testigos en la Sala de Totalización. Pero lo que no dices que quien tiene la única clave para totalizar es la Presidente del CNE y quien sabe a la postre que es lo que en realidad sucede allí. Allí ningún testigo opositor puede ver nada además de las actas que van llegando. Deberías aclarar que es lo que puede y no puede hacer alguien de la oposición en esa Sala y así todos los venezolanos sabríamos que aunque tengamos testigos, es como si no estuviera nadie nuestro allí;
b)      Deberías también precisar que quién hace esa “auditoria” que mencionas es la empresa cubana ALBET INGENIERIA Y SISTEMAS de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, contratada por el ministerio de elecciones del gobierno, donde el CNE se paga y se da el vuelto. ¿Hacemos nosotros esas auditorías, Roberto? ¿El CNE te puede decir misa y ustedes la creerían? No es posible que ustedes, que son nuestros representantes, avalen esa sinvergüenzura del CNE y del gobierno y luego trates de convencernos “que se hacen auditorías”;
c)      Los “exit polls” son mediciones estadísticas, que al igual que las encuestas tienen sus interpretaciones. Lo interesante allí es que nos daban ganadores hasta que empezaron a salir las actas automáticas. ¿No te parece raro que el público dijera una cosa y luego las maquinas los desmintieran? ¿No era esa una razón de importancia para esperar la Verificación Ciudadana?
d)     El análisis estadístico de lo que sucedió en las mesas lo está realizando ESDATA. Supongo que oportunamente ellos publicarán sus resultados. Sin embargo puedo decirte que la importancia del testigo no solo residía en su presencia en el centro sino en su conocimiento del tema electoral. Si estaban todos los testigos como dices ¿por qué razón tenemos menos de 1000 Constancias de Verificación Ciudadana? ¿Por qué no la hicieron? ¿Por qué no ha explicado nadie del Comando Venezuela porque no aparecen las 20000 que faltan?
e)      Cuando hablamos del respeto al Art. 441 del Reglamento Electoral no solo hablamos de la Verificación Ciudadana sino del ORDEN de la realización del cierre de las mesas. La gente del Táchira les demostró (ver Informe “Algo bueno pasó en el Táchira” en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/08/algo-bueno-paso-en-el-tachira.html) a los políticos del Comando Venezuela la importancia de ese orden en reuniones privadas que sostuvieron con ellos y prometieron tomar las previsiones correspondientes pero a última hora fueron misteriosamente desestimadas. ¿Por qué ustedes no se han preguntado porque la oposición no solo gano sino que aumentó su porcentaje en Táchira y Mérida?

Haces mención al tema de las maquinas y su software y hardware. Nadie, en especial mi persona, puso en duda la calificación de ustedes como técnicos electorales. Tal vez lo hayan hecho otras personas pero no en mis escritos. Mi énfasis siempre fue en la transparencia técnica del grupo que ustedes manejaron. Siempre le solicité a Mario Torre, y te consta porque volví a insistir en ello cuando te conocí personalmente, que todos debíamos conocer las especificaciones técnicas de esos equipos.

Solo porque tú digas, con todo respeto, que son seguros, no es suficiente razón para que lo sean para mí y el resto de la comunidad técnica venezolana. No entendí porque ustedes no compartieron esa información, si de verdad la llegaron a tener. De esa opacidad y poca transparencia surgieron todas las dudas no solo técnicas sino de integridad moral del equipo que ustedes manejaron. Esto lo digo sin ninguna pretensión de insultar o poner en duda la integridad de ustedes. De la poca transparencia surge la duda y la trampa.

De mi parte nunca los insulté pero si puse en tela de juicio cualquier trabajo técnico si no se sometía al escrutinio de un equipo interdisciplinario de personas que le dijera sin ambages a la sociedad venezolana que íbamos con seguridad a ese proceso. Los partidos les dieron a ustedes “la patente de corso” para representarnos técnicamente ante el CNE y ante una propuesta de Unidad Técnica ustedes se escondieron detrás de una representación que no compartieron. ¿Cual crees tú que podía ser la respuesta? Duda y desconfianza.

Nadie puso en duda el tema del secreto del voto. Pero el voto además de serlo debe parecerlo. Una captahuellas de la que ustedes indicaron estar en desacuerdo en su presentación técnica, la avalaron plenamente para el proceso electoral. Nadie podrá nunca contabilizar cuantos votos que debían ser nuestros fueron del gobierno porque la gente pensó, con toda razón, que conocerían su voto porque ese equipo pegado a la maquina los amenazaba.

Decir que sólo porque las maquinas llevan un precinto hecho por el CNE no se ha violado la seguridad es ingenuo de una persona de tu calificación técnica. Una maquina se puede precintar, luego abrir y volver a precintar si tienes acceso a la máquina que hace los precintos. ¿Ustedes tenían el control de esos precintos? ¿O era el CNE? ¿Llegaron los mismos seriales que partieron de los galpones a los centros? ¿Existen Actas de entrega de eso que ustedes manejen? Ese proceso fue, como sabes, enteramente controlado por el CNE. Nosotros NO HACEMOS AUDITORIAS, las hace el CNE y ustedes son los testigos. Esa es la verdad. Las elecciones de Venezuela son completamente controladas por el CNE.

No es necesario, aunque si posible, cambiar las máquinas. Solamente necesitan tener acceso a ellas para cambiar cualquier cosa. Y esto lo digo no porque haya sucedido sino porque creo que cualquier procedimiento técnico puede ser violentado sin que ustedes se den cuenta ya que la oposición no posee los recursos para estar en todas las partes de un proceso completamente dominado por un árbitro con mucho dinero que ha demostrado su parcialidad. Lo que me asombra de ustedes es esa defensa a ultranza de algo que creo posible visto todo lo que hemos presenciado en el 7-O.

Ciertamente la Verificación Ciudadana es como el cierre de un cajero. Si haces esa comparación también debes saber que en un cajero automático se han presentado los casos más inverosímiles de descuadre del dinero que debiera haber versus la cinta de diario de las operaciones de la máquina. Los bancos aun tratan de establecer mecanismos seguros y todavía no llegan al 100%. Te lo digo con la propiedad de haber trabajado muchos años en eso. Imagínate con una máquina de votación que no tiene la experiencia de tratamiento de un cajero automático de un banco. Por eso es que técnicos serios alrededor del mundo rechazan elegir gobernantes con máquinas.

Desestimar y hacer burla de que un gobierno de las características del que tenemos pueda  tener un procedimiento para cambiar votos no solo es ingenuo sino muy peligroso viniendo de una persona con tu responsabilidad. Esto te lo digo porque si eres el técnico que creo que eres sabes que con una maquina se pueden hacer churros si el que la programa tiene la habilidad técnica para eso. Y creo que con los millones que maneja el CNE eso es perfectamente válido. Las denuncias de supuestos operadores de máquinas del CNE amenazados por el SEBIN y de operadores cubanos en varios Estados durante el 7-O, dan cuenta de algo que merece ser investigado. Burlarte y desestimarlo no ayuda a resolver el problema sino a agravarlo.

La excusa que argumentas que las Actas de Verificación Ciudadana “demoran más de una hora en realizar” para no tenerlas, es de una gravedad tal que amerita un examen con cuidado. Esa, Roberto, es la UNICA manera que el ciudadano pueda constatar con certeza que el gobierno y sus maquinas no lo estén estafando. Y es la UNICA forma en que cualquier candidato a un cargo de elección popular pueda decir que en realidad ganó o perdió una elección. El CNE de Jorge Rodríguez deformó el concepto de escrutinio al atribuirle solo a las maquinas esa responsabilidad y ustedes con esa actitud reafirman ese despojo a la voluntad popular.

El recurso introducido al Tribunal Supremo de Justicia por un grupo de ciudadanos, dentro de los que me honro de estar, pedimos la nulidad de ese proceso porque, de nuevo, nadie puede ser electo por lo que digan unas máquinas, así tu te dejes matar por ellas. Y no solo fue por eso, que ya es bastante, sino por todas las violaciones a los Derechos Humanos que se dieron el 7-O y el amedrentamiento a los ciudadanos de parte del gobierno.

Lamento que todavía no hayas entendido el fondo de esta controversia. Los ciudadanos NO ESTAMOS NI ESTAREMOS de acuerdo con elegir a nuestros gobernantes por lo que digan unas maquinas y menos aceptar a un Presidente Electo sin la Verificación Ciudadana correspondiente. No es un mero acto técnico como lo quieres hacer ver. Esas Actas de las maquinas NO SON VALIDAS SIN QUE LOS CIUDADANOS HAYAN CONSTATADO SU VERACIDAD. Ese es el punto Roberto, no otro.

 En relación a si se impidió o no la auditoría en muchos sitios, ese no fue en realidad el problema. El problema fue Roberto que ustedes anunciaron al país SOLAMENTE CON LAS ACTAS AUTOMATICAS Y SIN VERIFICACION que Henrique había perdido. En consecuencia los equipos se retiraron de los centros SIN HACER LA VERIFICACION CIUDADANA DE LEY. Se desbocaron a confiar en las Actas automáticas. ¿A ti te consta que esas Actas dirían lo mismo que las papeletas? ¡No distes el tiempo para eso! Y se equivocaron. El proceso no es solo ver las Actas de las máquinas sino CONSTATARLO TAMBIEN. Ese es el fondo del problema y entre otras cosas por eso impugnamos el proceso pidiendo su nulidad.

Finalmente vuelvo a decir lo que le he dicho a muchas personas: Nunca sabremos lo que en realidad pasó el 7 de Octubre. Lo que si te digo es que Chávez pudo haber ganado pero también que pudo haber perdido. Ustedes, solamente por el hecho de que influyeran para que no se tocara el Registro Electoral y no se retiraran las captahuellas, tienen una responsabilidad inmensa en lo pasó el 7-O. Solamente la historia los juzgará y eso de por sí es bien grave y serio.

Por mi lado, y estoy seguro por el lado de muchos venezolanos, seguiremos luchando porque las elecciones en Venezuela sean Auténticas y eso incluye de que ustedes como Grupo no continúen siendo nuestros representantes técnicos ante este gobierno y CNE oprobiosos. No porque dude de su capacidad técnica sino porque aun no han comprendido a cabalidad cual debe ser la posición de un técnico ante una situación como la que vive el país. Cuando tengamos a alguien allí que realmente lo comprenda, no necesitara tener los galones técnicos o académicos que ustedes tienen para hacer que los resultados sean diferentes.

Recibe un cordial saludo,
Luis Manuel Aguana

PD: Estoy igualmente haciendo pública esta comunicación de la misma manera porque me considero, como indicas, un “Elector Frustrado”


De: Roberto Picón <rpiconh@gmail.com>
Fecha: 28 de octubre de 2012 09:55
Asunto: Distribuir si les gusta!
Para:

A TODO ELECTOR FRUSTRADO
Roberto Picón
Tres semanas después de las elecciones algunos siguen cabizbajos preguntándose que pasó. Tratan de buscar explicaciones y las encuentran fácilmente en un fraude que no fue, pero que perniciosamente se mantiene como posibilidad y socava nuestra esperanza de alguna vez poder triunfar con los votos.
Se construyó mucho: un liderazgo nacional que logró un crecimiento de más de un millón de votos con respecto a la elección de 2010, una red de testigos que alcanzó recabar mas del 90% de las actas de votación y que permitió que en las zonas más apartadas del país los venezolanos más humildes votaran por Capriles. Mejoramos el resultado en Delta, Guarico, Cojedes y Trujillo. Pero no fue suficiente. Reconocer que perdimos y hacer lo que haga falta para recuperar una verdadera democracia es la prioridad a escasas 7 semanas de las elecciones regionales.
La campaña y el proceso electoral constituyen un todo. No podemos decir que la elección fue justa y equilibrada, porque los recursos del Estado estuvieron al servicio de Hugo Chávez y el CNE, responsable de la equidad de la elección, no hizo nada para impedirlo.
Las elecciones sin embargo fueron libres, porque cada votante frente a la máquina tuvo la posibilidad de ser más que el miedo, la extorsión o la intimidación y depositar el voto de acuerdo a su conciencia.
Les aseguro que los resultados de los votos corresponden a lo que expresó el pueblo ese día, no cabe ninguna duda. El Conteo Rápido del comando desde las 7:20 pm  (cuando habían cerrado muchas mesas en toda Venezuela que no tenían cola ya) tenía un resultado preliminar que apuntaba a una diferencia de por lo menos un millón de votos y que nunca se revirtió.  La movilización al final de la tarde que la hubo, pero no tuvo la magnitud que se apunta, no fue la causa de la derrota. Las mesas que cerraron oportunamente a las 6PM y que ya habían transmitido sus resultados al comando a las 7:20 PM nos dieron los números, y nos los continuaron dando hasta las 10PM cuando el CNE emitió el primer Boletín.
Cuando Henrique Capriles reconoció su derrota, no había dudas que el resultado reflejaba la voluntad de la mayoría de los venezolanos.  Decir otra cosa hubiera significado un retroceso a los peores momentos de nuestra historia reciente y generado violencia en las calles que todavía estaríamos lamentando.
Hay varios rumores que circulan en los medios y en las redes sociales que es necesario aclarar.

A) La Mesa de la Unidad sí tuvo testigos en la sala de totalización, como los ha habido siempre desde 2006. En la rueda de prensa que ofreció el Comando Venezuela el viernes 26-10 a los medios se hizo pública el acta firmada por nuestros representantes y los del CNE.
B) Sí hacemos auditorías sobre el RE. Justamente esa revisión detallada es la que nos permitió identificar esta semana en forma oportuna la reubicación extemporánea de 109 personas, favoreciendo a candidatos del oficialismo y a sus relacionados.
En el caso de auditorías mayores donde hay millones de nuevos inscritos y de reubicados la auditoría se hace de otra forma, pero también se hace. Se aplican métodos de muestreo estadístico ante la imposibilidad de acceder a información detallada del Registro Electoral. No hay miles de chinos, cubanos o iraníes inscritos recientemente en el registro electoral.
C) Cuando se dice que a las 6PM Henrique Capriles estaba ganando, se habla de encuestas a boca de urna (“exit polls”) que circulaban. Desafortunadamente, estos instrumentos pocas veces han sido concluyentes en Venezuela. El 7O había varios y uno de ellos, diseñado por la UCAB, dio durante todo el día ventaja a Chávez. Como es normal en estos casos, cada equipo de campaña disemina la información que mantiene alta la moral de su equipo.
D) Hay 45 mesas donde Capriles no logró obtener votos. Son centros muy pequeños en donde nuestros testigos no votaban pero si estuvieron presentes. Los centros de votacion donde Capriles gana 90/10 o mejor tienen prácticamente el mismo resultado en numero de votos que los centros donde Chavez gana 90/10.
E) Con respecto al artículo 441 del reglamento de la LOPRE sobre la realización de la verificación ciudadana y las actas correspondientes: La verificación ciudadana sí se realizó en muchísimos casos aun cuando el Comando Venezuela no priorizó la consolidación  de estas actas por varias razones. Sin embargo tenemos en nuestros archivos alrededor de 1000 actas que los testigos nos han hecho llegar por distintos medios. Invitamos a quien quiera a revisarlas en la sede del Comando.
En cuanto a este último punto hay que ampliar:
1) El software y hardware de las máquinas de votación han sido revisados exhaustivamente por un equipo muy calificado, comenzando desde el 2005.  En esta oportunidad se hizo una auditoría especialmente profunda ya que el sistema tuvo cambios importantes a raíz de la integración del dispositivo SAI (captahuellas).  NOSOTROS SABEMOS QUE EL SISTEMA NO CAMBIA LOS VOTOS, Y EL VOTO ES SECRETO.  Hay personas y grupos que sistemáticamente se han dedicado a socavar la confianza en quienes hacemos estas auditorías y a desacreditarnos como ingenuos o vendidos. Para contrarrestar estos insultos solo es posible ofrecer nuestro testimonio, nuestra experiencia y abrirnos a conversar sobre nuestro trabajo.
 2) La producción de las máquinas de votación se audita para garantizar que el programa y configuración que se instala en esas máquinas es igual a lo que se auditó previamente. Las máquinas son precintadas y distribuidas a nivel nacional.
 3) Durante la instalación de las mesas, los testigos verifican que los precintos de las máquinas no se hayan violado.  Creer que es posible una sustitución masiva de las máquinas desde que parten de Mariches hasta que llegan a cualquier centro de votación, es creer que es posible mantener un secreto en el que participen mas de 100 mil personas (son  más de 39 mil mesas). Es parecido a decir que el hombre no llegó a la Luna, o que Bush fue cómplice en los ataques terroristas del  11 de Septiembre
4) La verificación ciudadana esta diseñada para que electores, miembros de mesa y testigos confirmen que las actas de escrutinio impresas al cierre representan correctamente la voluntad de los electores, cotejándolas contra las papeletas depositadas en la urna. Es mas o menos equivalente a contar el dinero que entrega un cajero automático y compararlo contra lo que imprime el papelito que da el cajero al final.  El cliente del banco, como el elector o el miembro de mesa, no tienen que entender el sistema y el proceso que lleva las máquinas hasta el centro de votación.
Pensar que hay un proceso diseñado para saber cuándo se va a obviar este procedimiento y ejecutar una instrucción "cambia-votos"  que modifique el acta impresa es complicar aun más el escenario tipo "James Bond" que esbocé anteriormente.
5) Las actas de verificación ciudadana que los miembros de mesa elaboran a partir de esta auditoría manual, demoran más de una hora en producirse, son impresas en papel químico y nuestro testigo se queda con una tercera o cuarta copia que es difícilmente legible. Como las actas muchas veces identifican en forma incompleta al centro es complicado (pero posible) compararlas contra los resultados. Tratar de impugnar la elección porque faltan estas actas es como tratar de impugnar el estado de cuenta de un banco porque nos faltan los comprobantes de retiro del cajero automático. Todos los comprobantes que tenemos coinciden y por eso no procede el reclamo. Los que no tenemos deben coincidir también ya que si no alguien hubiera reclamado que le robaron, como naturalmente uno reclama cuando los billetes que entrega el banco no coinciden con el papel impreso.
Se ha alegado que se impidió hacer la auditoría en muchos sitios. No es verdad: nuestro monitoreo señala que nuestros testigos fueron removidos forzosamente solo en 4% de las mesas. Esto no lo justificamos y ya lo hemos reclamado.
6) Las actas de escrutinio impresas sí fueron recabadas masivamente. Contamos con más del 90% de las mismas y se han publicado en la pagina WEB  http://hayuncamino.com/actas/  No hay ningún caso en que estas actas difieran de los escrutinios publicados, ni algún caso en que las actas de escrutinio no coincidan contra las actas de verificación ciudadana que tenemos en nuestro poder.  Los casos en que tenemos las dos actas corresponden a mesas de todo el país, de todo tipo de centros y confirman el resultado electoral.

En conclusión. Perdimos, sin excusas perdimos. Perdimos porque suficientes venezolanos no creyeron que pueden tener un mejor país donde no se sientan obligados a votar por un candidato populista y autoritario que de cuando en cuando les ofrece algo de dignidad y algún beneficio, sometiéndolos a una extorsión permanente.
Perdimos a sabiendas de que enfrentábamos un estado donde las leyes solo se cumplen cuando conviene al gobernante.
Creemos que cuando logremos convencer a suficientes venezolanos no habrá fuerza capaz de callar la voluntad de la mayoría.
Solo nos queda insistir en el mensaje, no ceder un palmo del terreno ganado y continuar profundizando en toda Venezuela. Eso solo es posible desde el camino electoral, que afortunadamente sigue abierto.