jueves, 24 de enero de 2013

Manifiesto y Elecciones Auténticas



Por Luis Manuel Aguana

El impacto causado en el país por el “Manifiesto a la Sociedad Democrática Venezolana y a su Fuerza Armada Nacional” firmado por un inmenso grupo de venezolanos (ver y firmar el Manifiesto en http://www.gopetition.com/petitions/manifiesto-a-la-sociedad-democr%C3%A1tica-venezolana-y-a-su.html) ha sido de una importancia trascendental, no solo por su contenido y su exhortación, sino porque el llamado ha removido la fibra esencial del venezolano en relación a invasión manifiesta del régimen castrocomunista cubano a nuestro país. Ha sido un campanazo que está despertando conciencias. El régimen no perdonará eso.

Se han escrito toneladas de papel acerca de la injerencia de Cuba patrocinada por el gobierno y pareciera que hasta hoy nos estamos desayunando con eso. Tal ha sido el despertar de conciencias. El Movimiento que comienza a partir de este momento, de rescate, en primer lugar de nuestro país caído en manos extranjeras, luce como de prioridad absoluta frente a cualquier otro problema. Hay que salir primero de la invasión comunista de los Castro para luego ocuparnos del resto de los problemas, pareciera ser la consigna. Y cuidado si con salir del primero se empiezan a resolver los segundos.

Esto pone de manifiesto un juego político enteramente distinto al que se había jugado hasta ahora. Convoca a la sociedad venezolana a organizarse frente a un invasor que, cual parásito, se ha adosado a la yugular del país y no la soltará tranquilamente porque en ello se le va la vida. Es por eso que a partir de ahora las cosas no seguirán iguales en Venezuela.

Ante esta perspectiva muchos venezolanos se están organizando en todo el país, lo que tarde o temprano obligará al régimen a quitarse la careta democrática que han lucido internacionalmente y a comenzar la persecución de personas. Y aunque digamos que nuestra protesta siempre será pacifica, ellos buscarán la manera de endilgar violencia a nuestras acciones.

No deseo ser aquí profeta del desastre. Es simplemente la dinámica de este nuevo escenario: un gobierno entregado, un invasor claramente descubierto, al punto que da directamente órdenes desde su país a partir del 10E, una oposición “formal” postrada, esperando la migaja electoral que le puedan entregar y pensando en los pájaros preñados de ganar una contienda electoral presidencial en ese tablero.

La mesa servida pues para una insurgencia, manifiesta por un lado y clandestina por el otro, porque alguien le tiene que hacer oposición real al régimen del invasor, como constitucionalmente TODOS estamos en el DEBER de hacerlo, de acuerdo al Art. 333 de la Constitución.

Y en medio de todo eso varios salimos a exigir Elecciones Auténticas. Algunos dirán, ¿Pero bueno, y si estamos en un régimen de facto, invadidos por un país extranjero, con las autoridades controladas, que caso tiene exigir Elecciones Auténticas? A esos les digo que ese podría ser Talón de este poderoso Aquiles y la solución posible de este complicado problema.

Si bien es cierto que Chávez ha importado el modelo cubano de gobierno no ha socavado todavía nuestro modelo constitucional completamente. Los venezolanos hemos sido duros de cambiar. Por más mensajes comunistas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por parte del Sistema de Medios Públicos, aun los venezolanos no han perdido su quintaesencia democrática. Aun protestamos democrática y pacíficamente en las calles. Aun quienes dicen estar con “El Comandante” y se visten de rojo en sus protestas, mantienen un alto grado de conflictividad y no se creen las soluciones comunistas del gobierno. Estaremos invadidos pero no hasta el grado de creer que ese sistema “socialista” nos resolverá los problemas.

Sin embargo, la exigencia de Elecciones Auténticas no puede funcionar sola. Amerita de un movimiento político nacional que crea en ella. Si la MUD y la oposición “formal” defiende a capa y espada lo que ha hecho el CNE, desestimando y descalificando a quienes nos hemos atrevido a indicar que el sistema electoral y el CNE están en manos cubanas, y que se ha hecho fraude técnico continuado con complicidad opositora,  entonces la solución de este problema se halla muy lejos. La oposición seguirá “perdiendo” elecciones infinitamente, tal vez de una manera deliberada.

Entonces si unimos el Manifiesto que expresa una lucha opositora real y verdadera en contra de la invasión castrocomunista en nuestro país y en nuestras instituciones,-en especial el CNE- con la reconstrucción del sistema electoral, expresado en los documentos publicados ayer por los integrantes del Proyecto EVA (ver “NO a un nuevo Proceso Electoral Viciado” en http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2013/01/no-un-nuevo-proceso-electoral-viciado.html y “Elecciones Auténticas – Una Exigencia Impostergable”, en http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2013/01/elecciones-venezolanas-autenticas-una.html puede bajarse este documento completo desde https://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDYVdjanFORjdrVlU/edit) entonces se puede forzar una salida pacífica con la confluencia de todos los factores políticos del país. ¿Qué es difícil? ¡Claro que lo es! Por ello se requiere que TODOS los factores democráticos del país asuman e internalicen que existe el problema expresado en el Manifiesto y actúen en consecuencia de una manera única.

En ese sentido, el día de hoy, durante el Foro de El Nacional “La Injerencia Indebida de Cuba en Venezuela”, el Dr Enrique Aristiguieta Gramcko, personalidad que encabeza el Manifiesto a la Sociedad Democrática venezolana, expresó que el gobierno de transición que nace el 23 de enero de 1958 se constituye con la intención de llamar a un proceso electoral limpio y transparente, cosa que ocurrió en 1959 con la elección de Rómulo Betancourt como primer Presidente de la democracia.

No quiero terminar esta nota sin referirme a los tiempos que viviremos después del campanazo del Manifiesto, que al parecer hizo despertar a todo el mundo, aunque ya algunos habíamos madrugado. Durante el mismo Foro mencionado, una voz de la experiencia de la Venezuela contemporánea como la de Hector Perez Marcano, protagonista de la clandestinidad de Acción Democrática, indicó que los únicos partidos que hicieron resistencia clandestina al régimen de Perez Jimenez fueron AD y el Partido Comunista de Venezuela, pero que recibían línea de su fundador desde el exterior de actuar solo con URD y COPEI, partidos que hacían vida política abierta en Venezuela, ya que AD estaba proscrito.

Sin embargo, Perez Marcano indicaba que los únicos que se restearon en eso fueron AD y el PCV, porque el primero solo conseguía apoyo en el segundo para esos difíciles menesteres, al margen de que puntualmente hubiera dirigentes de los otros partidos presos por el régimen militar. Tal vez eso se debió a las raíces comunistas originarias de AD que hacían que ambos partidos compartieran riesgos comunes.

Lo interesante de esa aseveración histórica es que cuando se presenta una situación de crisis como esta no todo el mundo la enfrenta de la misma manera, siendo necesario encontrar desde donde antes no existían, las entrañas necesarias para abordar el lance. Alguien una vez me dijo que el venezolano es del tamaño del compromiso que se le presenta y nuestra historia lo ha validado una y otra vez. Esta vez no será diferente…

Caracas, 24 de Enero de 2013.

Twitter:@laguana