sábado, 15 de febrero de 2014

Retomando #LaSalida

Por Luis Manuel Aguana

Con los sucesos en pleno desarrollo en toda Venezuela del pueblo en las calles protestando por su derecho a una mejor calidad de vida bajo un gobierno democrático, no quiero que se deje de lado esta discusión que iniciaron Leopoldo Lopez y Maria Corina Machado el 23E y que es en el fondo el motivo principal del régimen para su persecución política.

Muchos han entendido a su manera esta iniciativa de la convocatoria al pueblo venezolano para buscarle una salida constitucional al gobierno y a su vez a la crisis en todos lo ordenes que sufre el país.

El régimen lo ha entendido como un ataque, como una conspiración golpista de estos dos dirigentes políticos. Algunos en la oposición MUDista lo han entendido como un llamado oportunista por parte de una dirigencia que desea “dividir” a la oposición, en un intento de sustituir el liderazgo de Henrique Capriles. Otros incluso son pesimistas y vaticinan que este llamado a buscar La Salida fracasará, no siendo más que una versión renovada del “Chávez Vete YA” del 2002. Pero la mayoría lo ha entendido como un llamado a protestar en las calles por una situación insostenible.

A mi modo de ver todos tienen y no tienen la razón. Pareciera un contrasentido y no lo es. Y paso a explicarles cuál es, a mi modesto modo de ver, cual debiera ser el sentido correcto que debió tener esta iniciativa y que lamentablemente no fue convenientemente explicada por la dirigencia política que convocó al acto el 2F en la Plaza Brión.

Es por eso que en la confusión todo el mundo le da una interpretación diferente y a la final si las cosas salen mal entonces una iniciativa que pudo haber tenido un sustento teórico correcto termina siendo una mueca mal parida de una dirigencia que no termina de interpretar su momento político.

Veamos. En primer lugar el régimen tiene la razón en que el planteamiento busca salir de él. Es CONSTITUCIONALMENTE SUBVERSIVO. Llamar a Asambleas de Ciudadanos para discutir la salida del régimen ES LEGITIMO porque la SOBERANIA RESIDE EN EL PUEBLO. Y es allí donde el régimen no tiene la razón. Se plantearon las tres salidas constitucionales: la Renuncia del Presidente, El Revocatorio Presidencial y la Asamblea Nacional Constituyente.

El liderazgo opositor el 2F debió señalar la vía que ya se tenía previamente estudiada y que habían esgrimido Leopoldo Lopez y Maria Corina Machado en el documento publicado el 7D-2013,  “Venezuela debe convocar a una Constituyente” (ver http://www.ventevenezuela.org/venezuela-debe-convocar-una-constituyente/).

Pero ELLOS NO HICIERON ESO. Prefirieron dejarlo “políticamente” en manos de las Asambleas de Ciudadanos en todo el país para que ellos llegaran a esa conclusión. CRASO ERROR. Explorar esos caminos en una Asamblea puede ser objeto de una discusión interminable que a la postre terminará en una sampablera inmanejable que inequívocamente concluiría en el “Chávez Vete YA” que indican los detractores.

Esta dirigencia debió convencer a los ciudadanos que esa era la vía que la Constitución nos daba, por encima de las otras dos, argumentando porqué habían llegado a esa conclusión y sometiendo a la votación de los ciudadanos esa propuesta ya formulada. Si en la Asamblea de Ciudadanos surgían argumentaciones a favor de las otras dos salidas constitucionales, estas igualmente debían ser puestas a la consideración de los ciudadanos y ser votadas correspondientemente.

Eso es DIRIGIR. Eso es PROPONER UNA SALIDA. Lo otro es convocar un mitin político que no llega a ningún lado. Es por eso que muchos de aquellos que asistieron a la Plaza Brión se fueron decepcionados, sin nada en la cabeza y más confundidos y molestos, indicando que esta era otra estratagema para inflar liderazgos y en realidad no era así.

Estos dos jóvenes dirigentes tienen muy claro que la MUD no está interpretando cabalmente lo que está pasando en el país y tienen razón. Tienen claro que con la gente en la calle ejerciendo su soberanía se puede cambiar el curso de la historia de Venezuela y tienen razón. Ese sentimiento los hace separarse políticamente, porque aunque ellos hablen de “Unidad”, en el fondo el interpretar correctamente el sentimiento de la gente los hace diferentes de aquellos cuyas actuaciones han atornillado cada vez más al régimen. Tan simple como eso.

Sin embargo andan divagando. Saberse intérprete del sentimiento ciudadano ES NECESARIO PERO NO SUFICIENTE. Y como indica la famosa regla del cálculo, para hacer una prueba matemáticamente completa, se requiere que ésta también sea suficiente. Y para eso es necesario que los dirigentes DIRIJAN. ¿Qué significa eso? Que completen el círculo que se inició el 2F y no se concretó posteriormente. Retomar las Asambleas de Ciudadanos y explicar convincentemente la vía que se tiene en mente para salir constitucionalmente del régimen, invocando lo que ha sido la premisa fundamental desde que comenzamos a invocar una ANC, el Art. 5 Constitucional: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo…”.

Se puede convocar al Pueblo Venezolano a ejercer su Soberanía, no solo convocando a una ANC sino también para consultarle el sistema político con el cual desean ser gobernados. Si desean ir al Mar de la Felicidad cubano o desean un sistema democrático de libertades. Eso sí sería algo claro y concreto a debatir en Asambleas de Ciudadanos en todo el país, cuyas reglas y métodos para realizar esa consulta llevada a cabo nivel nacional DEBEN SER IMPUESTOS por el pueblo soberano convocante al Poder Constituido, NO AL REVES, invocando el principio del dueño de la soberanía.

Y una vez que se haya votado por esas propuestas simples y concretas, si esto no es aceptado por el régimen entonces salir a las calles a pedir pacíficamente por lo que se haya decidido. Eso le daría un claro sentido a la protesta en las calles más allá del que ya se ha esgrimido, invocando el derecho soberano del pueblo a decidir su destino, porque sería el pueblo ejerciendo su soberanía el que decide como quiere vivir en paz.

Caracas, 15 de Febrero de 2014

Twitter:@laguana