viernes, 28 de marzo de 2014

La Formula Arria o cuando en la casa del herrero los cuchillos son de palo



Por Luis Manuel Aguana

¿Porque los venezolanos tenemos esa maldición de ser reconocidos fuera de nuestro país e ignorados adentro? Desde los tiempos de Francisco de Miranda, cuyo nombre esta inmortalizado en el Arco de Triunfo de Paris por sus servicios en la Revolución Francesa y en Venezuela es perseguido por supuestamente haber entregado la Primera Republica, muchos ilustres compatriotas han sufrido de esa extraña y hasta patológica compulsión de sus connacionales de ignorar sus logros. Pocos se han salvado de esa maldición pero no cabe duda que los venezolanos tenemos algo que por alguna razón rechaza a quienes se destacan en el exterior. Sirva esta nota para conmemorar hoy 28 de Marzo el natalicio de este héroe venezolano no suficientemente reconocido.

Algunos de ellos fallecieron fuera del país, como el caso de Humberto Fernandez Morán, el inventor del Bisturí de Diamante quien muere en Estocolmo desterrado de Venezuela donde sus aportes fueron ignorados por razones políticas. Otros como Teresa Carreño solo fueron reconocidos hasta mucho después de su muerte. Esas capacidades siempre fueron por alguna razón ignoradas o desperdiciadas en vida, aunque luego reconocidas después de la muerte, cuando ya no servían sino para discursos y operetas.

Cuando Diego Arria llevo el caso de Hugo Chávez a La Haya, reseñe en este blog esa iniciativa como única: “…Arria participó en el proceso de juicio en contra de Slobodan Milosevic de Serbia por crímenes de guerra, en los procesos de Somalia, Ruanda, Sierra Leona y el Congo, en los conflictos en Bosnia, Croacia y Kosovo. Arria conoce a fondo como se hace y como se instrumenta un proceso de esas características únicas. Ningún venezolano tiene esa experiencia acumulada, por más que no estemos de acuerdo con su posición política o su pasado cuartorepublicano” (ver Nos vemos en La Haya http://ticsddhh.blogspot.com/2011/11/nos-vemos-en-la-haya.html).

Y aun sigo pensando lo mismo. Cuando hoy leí con asombro que Diego Arria informa en su cuenta de twitter Reunión sobre CRIMEA bajo la FORMULA ARRIA en el Consejo de Seguridad de ONU NY. Lunes 31.Invitados representantes DDHH y medios”, me pregunté ¿¿¿¡¡¡Y Venezuela!!!??? ¿Cuál es la razón por la cual nosotros, los venezolanos, no hemos hecho uso de esa Formula inventada por UN VENEZOLANO para discutir nuestro conflicto en el seno del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas?

Diego Arria fue distinguido en las Naciones Unidas por inventar un procedimiento diplomático según el cual los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU pueden interactuar con miembros la sociedad civil, personalidades relevantes de organizaciones de los Estados miembros, aun cuando no tuvieran responsabilidades de gobierno cuando exista un conflicto que convoque al Consejo. Este tipo de reuniones en un marco informal les permite a los miembros del Consejo de Seguridad tener un “franco intercambio de puntos de vista, dentro de un marco flexible procedimental con personas a quienes el miembro o miembros del Consejo crean que podría ser beneficioso escuchar…” (ver Security Council – Working Methods Handbook - Background Note on the "Arria-Formula" Meetings of the Security Council Members http://www.un.org/en/sc/about/methods/bgarriaformula.shtml).

Bajo el marco de este procedimiento, llamado Formula Arria y ahora de uso común en la Naciones Unidas, se han sentado entre otros Nelson Mandela antes de ser Presidente de Suráfrica, Yasser Arafat, el Presidente de la Cruz Roja y el Secretario General de Amnistía Internacional. Todos ellos no tenían el fuero para ser oídos en ese escenario pero esta fórmula les permitió a los miembros del Consejo de Seguridad obtener información vital para resolver o enrumbar conflictos de mucha envergadura (Para una explicación a fondo de esta Formula y su utilidad pueden consultar el Global Policy Forum -The Arria Formula por James Paul http://www.globalpolicy.org/component/content/article/185/40088.html).

¡Ese es precisamente nuestro caso! Y volviendo a mi pregunta inicial, ¿por qué no se ha hecho uso de la experiencia de este venezolano para concurrir a esas instancias de poder internacional, si este es un problema de TODOS? ¿Es que hay algún problema de írselo a pedir? El 14 de Marzo pasado los miembros del Consejo de Seguridad se reunieron en un “Arria Formula Meeting” con los líderes religiosos de la Republica del África Central (CAR) para discutir las tensiones y la violencia religiosa en ese país (ver  Arria-Formula Meeting with CAR Religious Leaders http://www.whatsinblue.org/2014/03/arria-formula-meeting-with-car-religious-leaders.php).

Todo el mundo hace uso de una fórmula que inventó un venezolano para resolver sus conflictos y nosotros no, teniendo al mismo inventor dispuesto y viviendo en este país, con todas las conexiones internacionales necesarias. Repetimos la historia de Fernandez Morán al ignorarlo porque fue Ministro de Perez Jiménez ¡Eso es una vaina de locos!

La política venezolana históricamente ha sido muy mezquina. Acción Democrática prefirió llevar al patíbulo a Carlos Andrés Pérez antes de que su claque perdiera el control del partido. Rafael Caldera prefirió matar a Copei y comerse a sus delfines antes de perder su liderazgo fundamental. Eso está escrito en la historia. Ya es hora de que eso cambie. Es hora que la política venezolana tenga un sentido de grandeza si queremos salir de este atolladero.

Ahora el mundo político reconoce en privado que Pérez no estaba tan pelado al intentar defender la democracia en Nicaragua y que fue un error de proporciones monumentales haber interrumpido su mandato, que resultó ser la Caja de Pandora de donde salió Hugo Chávez. Reconoce igualmente que Caldera erró al masacrar a toda una generación de brillantes jóvenes políticos que pudieron y debieron haberle dado continuidad generacional a la política venezolana. Otro gallo nos cantaría ahora.

La mezquindad política en Venezuela nos mata. Los extraordinarios esfuerzos de María Corina Machado en el exterior deberían estar apuntalados con la voz de la experiencia política y diplomática del inventor de la Formula Arria. Ya estuviéramos desde hace rato hablando en la ONU.

No le corresponde a este escribidor conocer el condicionado para que venezolanos sin la investidura del Estado podamos expresar nuestra voz en las Naciones Unidas, eso lo sabe mejor que nadie Diego Arria. Pero como venezolano reclamo la estupidez política de nuestra dirigencia opositora de no hacer uso de todo lo que tengamos a nuestra disposición para lograr decisiones que comprometan a estos asesinos a respetar los Derechos Humanos en Venezuela.

¿Porque no es así? Muchas preguntas y al parecer una sola respuesta: seguiremos comiendo con cubiertos de palo aunque hayamos inventado la herrería, mientras no reconozcamos que las soluciones a nuestros propios males las tenemos justo allí, en el patio trasero de nuestra propia casa…

Caracas, 28 de Marzo de 2014

Twitter:@laguana