sábado, 16 de septiembre de 2017

Hacia una nueva coalición opositora en Venezuela

Por Luis Manuel Aguana

La velocidad de los acontecimientos políticos es atropellante. Pensé que el “dialogo” quedaba congelado luego del comunicado de la MUD del 12 de septiembre, que reiteraba en su primer párrafo: “La Mesa de la Unidad reitera que no hay un reinicio del diálogo e informa a Venezuela y el mundo cuáles son sus condiciones para una negociación seria”, para finalizar diciendo que “Para entrar en una negociación seria, exigimos acciones inmediatas que demuestren verdadera disposición a resolver los problemas nacionales y no para ganar tiempo” (ver comunicado en http://unidadvenezuela.org/noticias/7622=comunicado-mesa-de-la-unidad-democratica#).

A buen entendedor pocas palabras. Al parecer algo cambió desde el 12 de septiembre que sin el régimen haber realizado NINGUNA acción tendiente a demostrar su disposición a resolver los problemas del país, salieran corriendo Julio Borges (PJ), Eudoro González (PJ), Luis Florido (VP), Vicente Díaz (Ex Rector del CNE), Timoteo Zambrano y Manuel Rosales (UNT), a República Dominicana a reunirse al primer grito de Maduro desde una cadena para retomar el “dialogo” con el régimen. ¿Extraño no? En especial cuando algunos de ellos no tenían pasaporte (caso Luis Florido) y prohibición expresa de salida del país (caso Manuel Rosales). El régimen al parecer les agenció lo necesario para que se reunieran con sus representantes y quién sabe si además un avión expreso en la Rampa 4 del aeropuerto Maiquetía.

¿Es con esos representantes “negociadores” que el grueso del pueblo opositor venezolano, conformado por la mayoría de la población que votó el 6D-2015 y el 16J-2017 por un cambio, podemos esperar que Maduro y su régimen delincuencial salga del gobierno, caracterizado así no por mí, sino por el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos?

Hasta el 15 de septiembre ya se habían reunido dos veces pretendiendo que los venezolanos aceptemos cualquier cosa que salga de allí, con la venia de Jorge y Delcy Rodríguez, los personajes más nefastos del régimen. En su último comunicado la MUD recoge las velas del anterior, indicando ahora que ellos “exigieron” en una reunión exploratoria condiciones para iniciar una negociación (ver http://unidadvenezuela.org/noticias/7625=comunicado-exigencias-de-la-mesa-de-la-unidad-democratica-en-reunion-exploratoria-para-iniciar-proceso-de-negociacion) ¿En qué quedamos entonces? ¿No era que el régimen debía demostrar “verdadera disposición a resolver los problemas nacionales y no para ganar tiempo”? Pues no lo ha hecho y hasta donde se ve por todos lados, están ganando tiempo y la MUD se los está concediendo con bonos adicionales.

Las sanciones norteamericanas y europeas se han paralizado como consecuencia de esa nueva “disposición” al dialogo de la MUD, porque los gobiernos de esos países no son locos y están diciendo: “bueno, ya se están poniendo de acuerdo y hay que esperar”. Y los venezolanos volvemos a decir ¿Y esperar que? ¿A que se mueran más niños y madres en los hospitales por falta de medicinas? ¿O que la gente siga pasando hambre producto de la hiperinflación mas horrorosa que jamás haya vivido este país? Ese es el daño criminal que nos está causando la MUD al convenir con el régimen unas negociaciones a espaldas de la población y del sufrimiento de la gente.

Pero veamos con lupa que es lo que quiere el régimen: a) ganar tiempo para llegar al 2018 (cosa que ya están logrando con este “dialogo”); b) paralizar todas las sanciones que le siguen viniendo por delitos de lesa humanidad (cosa que lograron); c) legalizar con la firma de los traidores de la MUD su Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta (cosa que les falta). Solamente con esa última aspiración cumplida, el régimen accede a cualquier cosa que la MUD le pida. Y esa es la clave de ese encuentro en República Dominicana y la razón por la cual no me extraña que todos esos negociadores “opositores” estén cobrando en metálico y/o en especies su participación en ese encuentro, para luego salirnos con que se consiguieron TODAS las “exigencias” a costillas de legitimar la constituyente fraudulenta de Maduro, así lleven esos acuerdos a una consulta popular manipulada.

Porque esto último es lo peor. Si hay algo que los jefes de esta oposición de Vichy y el régimen aprendieron del 16J: necesitan de nuestra aprobación para sellar su supervivencia. De allí que ambos inventaran un referéndum aprobatorio de lo que acuerden en Republica Dominicana. Pero hay algo por lo que los venezolanos no se han paseado: no debió existir esa reunión en Republica Dominicana en primer lugar. Aceptar ese referéndum es aceptar de entrada la legitimación del régimen de Nicolás Maduro y olvidarnos de tres meses de lucha y dolor de la familia venezolana y que produjo el informe del ACNUDH. ¿Se dan cuenta de lo grave de esta traición de la MUD? ¿Vamos a aceptarles eso?

Una vez conseguida esa legitimación, el régimen sobrevive a cualquier cosa que venga del exterior, porque la constituyente de Delcy Rodríguez podrá decidir en cualquier momento posterior cambiar los acuerdos llegados en esa “Mesa de Dialogo” dejando a los venezolanos colgados de la brocha y a merced de los castrocomunistas, todo a cambio de unas billeticos de Monopolio sin valor de Gobernaciones, Alcaldías y Concejos Legislativos que es lo que quieren en la MUD, como el régimen bien lo sabe. En otras palabras fueron a República Dominicana a cambiar a su mamá por un par de chancletas.

De nuevo la MUD deja al Secretario General de la OEA sin discurso. Por un lado el Secretario General Luis Almagro intentando llevar a los principales delincuentes del régimen a la Corte Penal Internacional de la Haya por delitos de Lesa Humanidad y por el otro la representación opositora oficial del país, la MUD, sentándose con esos mismos delincuentes para llegar a un acuerdo de convivencia. ¿Quién en su sano juicio entiende eso? Es por eso que en la comunidad internacional creen que los venezolanos hemos enloquecido, o al menos sufrimos el Síndrome de Estocolmo.

Pues no. Creo que le ha llegado la hora a los venezolanos de romper definitivamente con ese círculo vicioso, llamando al pan, pan y al vino, vino, como se acostumbraba a decir antes. El régimen: son delincuentes, como bien los ha caracterizado el mundo civilizado y hay que salir de ellos con el menor costo posible de vidas. No se negocia con terroristas ni delincuentes como se ha demostrado internacionalmente. La MUD: con sus acciones dejo de representar al grueso de la población opositora venezolana, por lo que como venezolanos rechazamos cualquier acuerdo, dialogo, comunicación, representación que ellos digan tener con el régimen ilegitimo de Nicolás Maduro y su constituyente fraudulenta.

En consecuencia, los venezolanos deberemos encontrar de inmediato las vías para legitimar una nueva y verdadera coalición opositora que efectivamente represente ante Venezuela y el mundo los intereses de quienes nos manifestamos el 6D-2015 y el 16J-2017 para un cambio inmediato de gobierno, y comenzar una ruta nueva que nos sacuda de la mafia delincuente y terrorista que ha secuestrado el poder en Venezuela. Eso es lo racional y coherente con el sacrificio en vidas que este noble pueblo ha dado a favor de la democracia y la libertad.

Caracas, 16 de Septiembre de 2017

Twitter:@laguana