domingo, 6 de octubre de 2013

El río está revuelto



Por Luis Manuel Aguana

¿Se acuerdan del famoso dicho “en rio revuelto ganancia de pescadores”? Definitivamente todos los venezolanos sabemos que el río está revuelto pero la extraña particularidad aquí es que no sabemos quiénes son los pescadores, si son del gobierno o son de la “oposición”. Y la enmarco deliberadamente entre comillas porque muchos que dicen pertenecer a la oposición en realidad cohabitan con el gobierno, prefiriendo que las cosas sigan como están. Por eso es que el río esta oscuro y revuelto.

Entonces lo que cabe aquí es identificar bien a los pescadores para saber quiénes sacarían alguna ganancia de este río oscurecido y revuelto. ¿Pero cómo se podría hacer eso? No es fácil pero me voy a arriesgar a dar una guía de reconocimiento que les puede servir para identificar quienes están jugando encubiertos para el otro equipo dándonos señas falsas para que el score del nuestro no se mueva.

Desconfíe de todo aquel que aun dice que el fraude electrónico es una tontería o no existe. Luego de años de trajinar el tema, ya el fraude electrónico para nosotros es un hecho cierto y comprobado. Desde el año 2004 ninguna elección en Venezuela es confiable en ese aspecto. Los resultados electorales de todos los procesos estudiados mesa a mesa rompen todos los moldes en materia estadística (ver estudio Febres-Márquez Elección Presidencial en Venezuela 2012 – Evaluación de los resultados electorales presentados por el CNE Nov2012 en http://esdata.info/pdf/EP_2012_Febres-Marquez.pdf). Entonces ¿por qué algunos políticos y analistas insisten en eso?

Existe un interés de algunos opositores en esconder este hecho con la intención de preservar este sistema electoral perverso que ha arruinado la posibilidad de relevo político en el país, razón por la cual algunos no descansaremos hasta que exista un cambio a fondo en el modelo que permita unas Elecciones Auténticas en Venezuela

Desconfíe de todo aquel que insista que “ganaremos” el “plebiscito electoral” del 8D. No existe ninguna razón para pensar que el 8D los resultados sean diferentes que el 7-O/2012, el 16D/2012 y el 14A/2013 sin que hayan cambiado ni un milímetro las condiciones electorales con las que concurrimos a esos tres procesos. Mismas captahuellas pegadas a las maquinas, amenazando a los electores, mismo RE “puyao” con no menos de 4 millones de electores fantasmas listos a ser contabilizados en máquinas con auditorías chimbas (ver Genaro Mosquera - La Depuración del Registro Electoral en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/07/el-informe-de-la-ucab-consistencia.html), mismas maquinas a la entrada de los centros indicándoles al gobierno como van las votaciones de su gente para movilizaciones.

Entonces ¿cuál es la razón de insistir en esto, rezado como un mantra por la gente de la MUD? Si al menos hicieran el amague para meter mejor el embuste que están pidiéndoles condiciones dignas al ministerio de elecciones del gobierno. Pero no, ya perdieron esa vergüenza. Nos piden ir a votar sin condiciones y esperar el milagro de ganar un “plebiscito”- ¿Por qué eso?

Desconfíe de todo aquel que insista que “hay que esperar” porque el gobierno se caerá solo y que va en camino a una segura “implosión”. Si bien es cierto que la situación económica del país se ha agravado de una manera espeluznante, y las protestas diarias van en crecimiento exponencial- aunque ahora se encuentren ahogadas y escondidas porque no hay medios de comunicación que las reflejen-, ningún gobierno “se cae solo”. Solo las condiciones políticas y militares, la actitud que tenga la oposición, la gente en la calle, y un sinfín de variables más hacen que eso pueda suceder. Y los UNICOS que tumban gobiernos son los militares, nadie más.

Hasta ahora quienes han jugado al juego de esperar a ver qué pasa, es la oposición congregada en la MUD. Todos los demás opositores QUEREMOS HACER ALGO pero siempre nos dicen: “hay que esperar al 8D” o esperen que “esto se caerá solo”. “No salgan a la calle porque los pueden matar”. Con todo el respeto que pueda merecer esta postura, esta va en el sentido de congelar cualquier sentimiento opositor de protestar por lo que está pasando, dejando al “juego electoral”- trampeado por lo demás-, cualquier cosa que vaya a suceder en el país. Este país no ha saltado antes por los cuatro costados porque la oposición lo ha metido en el siguiente carnaval electoral que no resolverá absolutamente nada.

Desconfíe de las distracciones del gobierno y más aun las respuestas “opositoras” a estas distracciones. En días recientes el Ilegitimo expulsó del país a la principal representación diplomática de los Estados Unidos en Venezuela. Como saben, ya no existía embajador de los Estados Unidos y solo quedó el encargado de negocios. El principal vocero de la MUD lo consideró como “un acto de propaganda” del gobierno dejando el tema hasta allí al llamar “irresponsable que se culpe a ciudadanos de otro país por problemas que se registren en el país” (ver http://noticiaaldia.com/2013/10/aveledo-se-pronuncia-por-expulsion-de-diplomaticos-estadounidenses/).

Sin embargo este hecho fue magnificado hasta el punto de un pronunciamiento de la Asamblea Nacional, incluyendo declaraciones de Correa en Ecuador. A la oposición no se le ocurrió que este hecho no fue fortuito. Que respondía a un acto de retaliación política del Ilegitimo porque las autoridades norteamericanas estaban informadas que llevaba cubanos con pasaporte venezolano perfectamente identificados en el avión de Cubana de Aviación que debía aterrizar en los Estados Unidos para la 68º Asamblea General de la ONU. Se hubiera echado un buen chasco al bajar porque todos hubieran sido detenidos- con la vergüenza consiguiente-, y por eso canceló la visita con una excusa que nadie se tragó. ¡Imagino la tremenda arrechera que cogió que llegó a Venezuela a vengarse!

No puede ser que la “oposición” formal esté tan poco enterada de la magnitud hemisférica de este problema que tenemos los venezolanos. ¿O está enterada y piensa que este es un problema que se corrige con votos municipales? En ambos casos estaríamos en presencia de una oposición criminal no acorde al problema que tenemos.

En efecto el río está revuelto, pero viendo quienes se acercan a la orilla podremos identificar entre ellos quienes son los que están esperando para pescar en ese río. Los venezolanos debemos pasarles por arriba a esos pescadores y al hacerlo seguramente tendremos un rio y una visión más clara para salir del problema.

Caracas, 6 de Octubre de 2013

Twitter:@laguana