jueves, 17 de marzo de 2016

Alianza Nacional Constituyente

Por Luis Manuel Aguana

Arrancamos. Y como toda iniciativa que comienza, con muchísimo entusiasmo. De ese que se come al mundo porque de verdad cree. Cree, como en ese Credo de Aquiles Nazoa, en las verdades más simples de la vida: “Creo en los poderes creadores del pueblo...”. Porque los que decidimos construir esta iniciativa creemos de verdad y soñamos que podemos tener el mejor país del mundo. Y que ese país lo podemos construir los ciudadanos, sin esperar que otros lo hagan por nosotros.

La Alianza Nacional Constituyente nace en el medio de la crisis más espantosa, pero esa no es la crisis económica como muy bien pudiera pensarse, sino es la crisis de los valores y de las personas. Esa es la crisis que hace que los venezolanos que nos encontramos esperando una respuesta de nuestros dirigentes, desconfiemos de todo y de todos, porque todo se lo han llevado y en nadie se puede confiar. Aterrados, vemos desde afuera que no se lucha por resolver una pavorosa crisis que ya es humanitaria, sino por ver “cómo me acomodo” en lo que nos está pasando, y el “que venga delante que arree”, todo con tal de tener la oportunidad de ponerle las manos al poder.

Esa es la crisis que hace que alguna dirigencia política que se dice opositora prefiera hacer llegar al régimen hasta el 2019 para consolidar su plataforma presidencial y de búsqueda del poder, a expensas de los presos políticos, ya que algunos consideran inconveniente, como el régimen, que Leopoldo López salga en libertad. Tamaña irresponsabilidad política, y más que política, humana, se ha llevado por delante la vida de muchísimos venezolanos. ¿Cómo podemos construir un país así, con tales referentes morales? ¿Cómo podemos confiarles la calidad de nuestra vida y la de nuestros hijos y nietos a tales personas? El país se nos ha salido de las manos.

Pero hagamos un alto allí. Lamentablemente eso es lo que tenemos. Lo hemos evaluado y sentenciado. Y así nunca saldremos de la crisis. Debemos entonces los ciudadanos discutir si eso es lo que queremos para nosotros y las futuras generaciones. Soñamos con un país diferente y creemos que se puede lograr. Hoy, luego de años de profundo análisis, le presentamos al país la solución constitucional, pacífica y electoral por la vía de la iniciativa popular establecida en nuestra Constitución en el Articulo 348, desarrollándola con los mejores constitucionalistas del país, contenida en la propuesta “Bases Constituyentes – Propuesta de los Ciudadanos para la Reconciliación y el Cambio” (ver https://drive.google.com/file/d/0BxhihA5EBbX2U2lMV2czM0lkT00/view?usp=sharing).

¿Cómo se desarrolla nuestra propuesta? La discusión interdisciplinaria aterrizó la solución entregándoles a los representantes de ese mismo pueblo la responsabilidad de conducir el proceso constituyente, siguiendo las reglas que ellos mismos se den. ¿Y cómo se instrumenta (o como se come eso)? De la siguiente manera: se constituyen en todos los Estados de Venezuela, y con venezolanos residentes en el exterior, una entidad llamada Junta Activadora del Poder Constituyente Originario, compuesta por cualquier ciudadano inscrito en el Registro Civil y Electoral dispuesto a participar en el cambio de este país. Estas personas deberán suscribir el documento “Bases Constituyentes – Propuesta de los Ciudadanos para la Reconciliación y el Cambio”, en otras palabras FIRMARLO y responsabilizarse por hacerlo realidad. La Coordinación General de la ANC en cada Estado tendrá a su control ese documento para ser suscrito.

El documento lo puede suscribir cualquiera que esté dispuesto a trabajar por el cambio de la situación del país, pertenezca o no a una organización con fines políticos. El documento contiene el espécimen de la Planilla de Recolección de Firmas que puede imprimirse para comenzar el proceso.

Sin embargo ese proceso debe ser organizado. La idea NO es irse a una plaza pública a ser pasto de los malandros del régimen. NO. Se le explicará EN DETALLE a cada organización de la Alianza cual será el procedimiento y los pasos establecidos para la recolección de firmas. Como verán, aquí no estamos pidiéndole a ningún organismo del Poder Constituido ningún permiso para ejercer nuestra soberanía. Si alguna persona en particular desea hacerlo por su cuenta y con su familia PUEDE HACERLO. La ANC tiene elaborado un procedimiento para que cualquiera pueda participar sin pertenecer a ninguna organización, incluso a través de las redes sociales.

¿Cuál es el papel de las organizaciones de la Alianza, ya sean organizaciones políticas o no? Hacer llegar el mensaje del para qué deseamos un proceso constituyente de carácter originario, MAS ALLÁ de las sustitución de los poderes públicos. Nuestro “para que” está explicado y contenido en el Proyecto País Venezuela Reconciliada Vía Constituyente (ver http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com). Que el proceso constituyente de cuenta del cambio de los poderes públicos una vez instalada la Asamblea Nacional Constituyente, formará parte de todo el proceso constituyente.

Una vez constituidas las Juntas Activadoras en todos los Estados del país y venezolanos activados fuera de Venezuela, estas comenzarán a trabajar activamente para recoger sus cuotas partes correspondientes de ese mínimo necesario del 15% que la Constitución exige. Sin embargo deseamos que sea mucho más que eso para sumar legitimidad de convocatoria al proceso. Se tendrá un sistema de monitoreo y señalización de la contribución de cada organización de la Alianza al esfuerzo conjunto de recolección de firmas, para un control de ellas mismas y se resguardarán en sitio seguro las Planillas llenas con las voluntades de los electores de toda Venezuela.

UNA VEZ ALCANZADA la cifra de 3 millones de firmas, constatadas en el Registro Civil y Electoral por la Alianza Nacional Constituyente, las Bases Constituyentes establecen que los ciudadanos que suscribieron LAS JUNTAS ACTIVADORAS DEL PODER CONSTUYENTE ORIGINARIO se reúnan y elijan un CONSEJO NACIONAL CONSTITUYENTE, de acuerdo a las reglas establecidas claramente en el documento. Ese CNC designará un órgano técnico denominado TRIBUNAL ELECTORAL CONSTITUYENTE quien se encargará, de acuerdo a las Bases Constituyentes, de organizar el proceso de elección de los constituyentistas de acuerdo a las BASES COMICIALES contenidas en el documento y juramentar a la nueva ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE. Ese proceso no debe pasar de 120 días luego de alcanzada la cifra mínima de firmas requeridas por el Artículo 348 constitucional.

Y ustedes se preguntarán, como ya me han preguntado, ¿y a quien se le entregan las firmas? Pues la Alianza le entregara las planillas y documentos al Consejo Nacional Constituyente ya electo, para que este constate con el Registro Civil y Electoral si en efecto se alcanzo o no la cifra requerida para activar el proceso. Ese CNC es el representante de todo el proceso constituyente de carácter originario de los venezolanos. Si por ejemplo todas la Juntas Activadoras suman unas 2.000 personas, se deberán reunir esas 2.000 personas para decidir quién estará en ese Consejo Nacional Constituyente, de acuerdo a lo establecido en el documento Bases Constituyentes, y que a su vez fue suscrito por ellos.

Es claro que la Alianza deberá contar con recursos y control abierto, responsable y transparente de eso. Eso lo garantizarán dos instancias igualmente descritas en el documento denominadas Fondo Financiero del Proceso Constituyente (FFPC) y Contraloría del Proceso Constituyente (CPC). Ambas instancias serán decididas por el CNC al momento de su constitución. Estimamos que TODOS los venezolanos colaboraremos para eso porque en ello se nos va la democracia.

Es importante destacar que todas estas entidades supraconstitucionales nacen porque así lo autorizar y aprueban las 3 millones o más de personas cuando firmen y pongan su huella en la Planilla de Recolección de Firmas, y su legitimidad ES INCUESTIONABLE COMO PODER ORIGINARIO por encima de los poderes constituidos. Es por eso que las Bases Constituyentes y la Planilla SON UNO.

Y algo MUUUUYYY IMPORTANTE: el sistema electoral que se plantea en las Bases Constituyentes para elegir a los constituyentistas será MANUAL, como se hace en todos los países civilizados del mundo. Ya tendremos oportunidad de profundizar acerca de eso pero la idea es que en el TEC se encuentren los mejores expertos electorales del país. Los venezolanos no nos merecemos menos y de eso se encargará el CNC.

Todo este entramado organizativo, técnico, legal y constitucional no fue fácil antes de diseñar, ni será fácil ahora de implementar, pero constituye la primera piedra del edificio que deseamos construir que no es otra cosa que nuestro país, renacido desde sus cenizas. Pueden meter el hombro todos los venezolanos, sin distinción de color político, bienvenidos son.

Comenzaremos a recorrer al país buscando en todos los rincones a esos Activadores por parte de la Alianza Nacional Constituyente. No empezaremos de cero. Ya existen Activadores en Táchira, Zulia, Mérida, Cojedes, Anzoátegui, Bolívar, Guárico, Carabobo, Aragua, Monagas, Nueva Esparta, y estableciendo los contactos formales con las principales parroquias de Caracas y organizaciones en el exterior que ya se han activado. Ya existen organizaciones políticas que desean participar, bienvenidas todas.  Este proceso generará de todas partes muchas preguntas de las cuales ya tenemos respuestas para algunas de ellas, y las que no tengamos las responderemos juntos.

Finalmente, quiero hacer mías las palabras del Dr. Paúl Escovar coordinador de la Alianza Nacional Constituyente del Estado Carabobo en el evento de lanzamiento el día de hoy: “...yo quisiera que mis hijos, que mis nietos, me recordaran como una generación distinta, no como la generación de aquel país que fue un país de fuga, yo quiero dar paso a ese recuerdo y que nos recuerden como esta generación que decidió quedarse en el país, que decidió con pasión luchar por su reconstrucción. Quiero que se sientan orgullosos de nuestra decisión; quiero al igual que nosotros que tuvimos aquel país maravilloso donde los sueños y las realidades parecían convivir, quiero que ellos sientan lo mismo, y que mañana puedan decir con orgullo, mis abuelos, mis antepasados, tomaron la decisión acertada y por eso vivimos en este país maravilloso de hoy...”. Y yo les digo, comencemos desde hoy a construirlo sin perder más tiempo. Hay que seguir creyendo en los poderes creadores del pueblo venezolano...

Caracas, 17 de Marzo de 2016

Twitter:@laguana