miércoles, 16 de diciembre de 2015

Una solución incluyente

Por Luis Manuel Aguana

Ya la MUD indicó que si el gobierno no deja a la Asamblea Nacional operar conforme esta previsto a partir del 5 de enero, para buscarle soluciones a los problemas del país, se buscara la mejor solución constitucional para resolver la crisis de gobernabilidad en la que el régimen ha puesto a Venezuela como reacción de haber perdido la Asamblea Nacional (ver  http://www.el-nacional.com/politica/diputados-MUD-prioridad-agenda-reivindicacion_0_754724706.html).

¿Será necesario llegar hasta ese extremo? A  mi juicio, ya llegamos. El régimen está decidido a ignorar la decisión plebiscitaria del electorado el 6D, asumiendo una huida hacia adelante de su revolución. Basta ver las reacciones publicas de sus representantes principales (ver Maduro: Hay que defender la revolución… http://www.maduradas.com/como-sea-maduro-hay-que-defender-la-revolucion-no-vienen-por-mi-vienen-por-la-patria/, Diosdado Cabello establece Parlamento Comunal Nacional http://www.notiminuto.com/noticia/diosdado-cabello-establece-parlamento-comunal-nacional/, Tarek El Aissami llama a tomar la Asamblea Nacional https://soundcloud.com/prensa-today/urgente-tarek-el-aissami-llama-a-tomar-la-asamblea-nacional). Firmaron acatar los resultados de las elecciones pero no las consecuencias que se derivan de ellos.

En consecuencia, muy poco podrá hacer la MUD para evitar esa confrontación que amenaza la paz entre los venezolanos, porque el gobierno solo sobrevive en el terreno de la violencia y la confrontación, dirigiendo desde Miraflores la desestabilización necesaria para no permitir que la nueva Asamblea pueda operar como corresponde.

Entonces, las advertencias de buscarle las soluciones constitucionales a ese problema se harán efectivas. La primera de ellas será buscarle el fin constitucional al gobierno de Nicolás Maduro a través de sus diferentes enfoques: renuncia, revocatorio, reforma o enmienda constitucional, todas ellas dirigidas a terminar con la pesadilla de este pésimo  gobierno.

Podría estar de acuerdo con eso, pero todas ellas adolecen del mismo mal: todas CONFRONTAN con la otra parte del país, que querámoslo o no, votó por los candidatos del PSUV. Si le creemos a las cifras del CNE, 5.599.025 electores (41,0%) votaron por el PSUV y 7.707.422 electores (56,5%) votaron por la MUD. Pero la MUD se llevó el 67,07% de los diputados versus el 32,93% del gobierno, en una desproporción que ahora favoreció a la oposición.

Si algo le pedimos a esa nueva Asamblea Nacional es que se tome el triunfo de una manera aplomada y seria. “Calma y Cordura” decía el General Eleazar López Contreras cuando Venezuela salió de la dictadura de Juan Vicente Gómez. Ningún partido de la MUD individualmente sacó más votos que el PSUV, y por eso la oposición oficial indica que es necesario continuar unidos en el mismo barco. Pero no indican que el país sigue montado sobre una bomba de tiempo si se deja que los que viven de la violencia y confrontación permanente sigan alimentando eso.

Debemos pensar entonces urgentemente en una solución QUE INCLUYA a esos casi 5,6 Millones de venezolanos que no votaron por la oposición oficial, que hay que respetar y buscarles una solución que los satisfaga, y que al parecer la MUD no los convenció todavía al no haber votado por sus candidatos el 6D, a pesar de la horrible crisis política, económica y social del país.

Y precisamente porque somos mayoría quienes pensamos que ya basta de violencia, confrontación, escasez y miseria, debemos pensar de una manera inteligente que sobrepase la lectura corta e interesada que le están haciendo a los resultados de 6D.

¿Cómo puede terminar el país después de la caída del gobierno de Maduro? En lo personal yo me sentiría muy feliz, pero tendría a 5,6Millones de personas arrechas en la puerta de mi casa que harían inestable cualquier cosa que venga después, en especial si desde el gobierno se estimula a los más violentos a que ataquen.

Si, es verdad que este gobierno es el peor que hemos tenido en más 200 años, peor incluso que los de Chávez, que ya es bastante decir. Pero por muy constitucional y legal que resulte una solución para darle un término a este gobierno desde la nueva Asamblea Nacional, si algo pudo sembrar exitosamente el Comandante Galáctico fue el odio y el resentimiento de la gente. ¡Hay 5,6Millones de resentidos! que por encima de todos los problemas, la escandalosa corrupción del gobierno, las colas por comida, la falta de medicinas y el infierno de los hospitales, el hambre, la necesidad, la inseguridad, y los 25.000 muertos todos los años en ascenso, AUN ESTAN VOTANDO POR EL GOBIERNO.

Y eso mis queridos amigos es una vaina muy seria que no podemos ignorar. Y que por ignorarla estamos TODOS varados en un hueco sin salida, ellos y nosotros. Entonces, ¿la solución es, según los diputados de la nueva Asamblea, pasarles por arriba? ¿Imponer a un nuevo gobierno sin llegar a un consenso con esa otra parte del país, a pesar de la delincuencia organizada que sabemos que hay detrás de quienes están en Miraflores, que preferirán encender el país por los 4 costados antes de ceder? Creo que sería un error monumental y la estupidez más grande que puedan cometer los nuevos diputados.

Nosotros debemos llegarle a esa parte de Venezuela, y entenderlos y hacernos entender. Que hay un régimen lleno de delincuentes que deben irse, pero con su consentimiento. SI, CON SU CONSENTIMIENTO, para construir entre todos, los 5,6Millones de ellos y los 7,7Millones de nosotros, otro país que no sea ni “escuálido” ni “revolucionario”, sino una sola nueva Venezuela. Hay que meterle inteligencia a esto para llegar a esa solución porque lo otro será un país en convulsión y odio permanente. El problema no es sacar a este gobiernito delincuente y malo para poner otro, como desean hacernos creer. La cosa es mucho más profunda que eso, y eso lo saben quienes dirigen la oposición oficial, que al parecer les es más conveniente tenernos en este brete permanentemente para “ganar” una confrontación en donde todos perdemos.

Debemos acrecentarnos y convocarlos, y convocarnos nosotros mismos, a discutir civilizadamente el país que queremos, con nuestras diferencias y coincidencias. Lo que nos sucede es el resultado de años de politiquería y falta de grandeza. Convoquemos al Constituyente Originario, al pueblo de Venezuela, el Depositario de la Soberanía, sin trampas y transparencia, a discutir Venezuela en una Asamblea Nacional Constituyente. Ese es el UNICO camino constitucional que NO CONFRONTA sino que INCLUYE al otro por encima de su propia dirigencia, quienes solo sobrevivirán si hay violencia, confrontación y odio permanente entre nosotros. La nueva Asamblea tiene una oportunidad excepcional y una responsabilidad histórica de materializar esa solución incluyente ahora. Si lo hacen podremos entre TODOS construir ese país en donde todos quepamos en paz, democracia y reconciliación.

Caracas, 16 de Diciembre de 2015

Twitter:@laguana