viernes, 24 de febrero de 2012

REP: Lo que Sí podemos hacer

Por Luis Manuel Aguana

La discusión que se ha suscitado en relación a la demostración científica de la invalidez del REP me recuerda aquellas viejas controversias entre Racionalistas y Empiristas, según las cuales se debatían en una suerte de confrontación eterna las tesis del conocimiento fundamentado en la razón de la ciencia versus aquel fundamentado en la razón de la experiencia y la indagación. Por un lado estamos aquellos que pensamos que el REP está viciado de acuerdo a los análisis técnicos realizados por científicos y que ello nos conducirá invariablemente a un fraude y por el otro están quienes piensan que aun admitiendo fallas en el REP la experiencia social les indica que una masiva votación y sus consecuencias nos conducirán eventualmente al triunfo, desechando la razón de la ciencia, que conceptualmente es apriorística.

Debe ser que soy fundamentalmente técnico y me es difícil aceptar razones que no provengan del estricto campo de la ciencia o de la lógica, así como tal vez tampoco lo hagan todos los que sostienen la tesis Racionalista. Pero tampoco me cierro a desechar las tesis empiristas porque en muchos casos han demostrado tener la razón. Lo cierto es que ambas posiciones han sido históricamente irreconciliables, con lo cual no me anoto en una discusión interminable. En lugar de eso, prefiero acogerme a la tesis de mi antiguo y recordado profesor de negociación en FACES, Carlos Guerón, que indicaba que cualquier negociación debía conducirse por intereses y no por posiciones. Y no es que aquí estemos “negociando” algo con aquellos que adversan las proposiciones científicas de un REP viciado, sino que debemos de alguna manera conciliar ambas posiciones opositoras en bien de una unidad de criterios que favorezca a todo el mundo, si eso es posible. Y en esa unidad de criterios creo que podemos lograr una conciliación concentrándonos en lo que efectivamente si podemos hacer.

A todos nos interesa lo mismo: ir en condiciones de transparencia al proceso electoral del 7 de Octubre. Aquí hay intereses coincidentes. Pero al parecer esta aspiración luce muy lejana porque como bien dicen aquellos que aquí denomino empiristas, ese proceso escapa de nuestro control, aunque bien podríamos influir en él con la voz de la presión de la opinión pública y la Sociedad Civil. Esto no es muy concluyente ya que el CNE ha demostrado una sordera ante el clamor de los electores (recuerden las captahuellas), que por más que gritemos, poco o nada conseguiremos de él y bien puede concluirse que no se modificará ni se auditará el REP antes del 7 de Octubre. Pero veamos un poco más el problema que da origen a nuestras diferencias.

Eric Ekvall mencionó hace poco en esta discusión, evocando el informe científico de Jesús Iván Rojas (ver http://es.scribd.com/doc/82799189), llegó a la conclusión en algo que me parece muy importante a los efectos de esta reflexión y que pienso que merece un desarrollo más detallado: Los centros de 1 y 2 mesas representan el 55% del total de centros del país, fueron creados a partir del 2004, y allí siempre gana el oficialismo con porcentajes hasta del 100% de los votos. Todos sus miembros de mesa son oficialistas y sus resultados son significativamente diferentes a los obtenidos en centros cercanos, de 5 mesas o más.

El 18% de los electores, concentrado en esos centros de 1 y 2 mesas, produce la tercera parte de las actas de auditoría, mientras que el 45% de la población votante, agrupada en los centros de más de 6 mesas, produce una equivalente cantidad de actas. Como NO HEMOS TENIDO NUNCA TESTIGOS EN CENTROS DE 1 Y 2 MESAS, no sabemos si alguien cuenta los comprobantes de voto de las cajas de resguardo. En realidad no sabemos si tales centros o sus electores, existen.

En resumen, la oposición nunca podrá ganar las elecciones de octubre (si las hay) en igualdad de oportunidades contra Chávez si no tiene controlado estos 55% de los centros de alto riego, cosa que nunca ha logrado hacer. La razón por la cual no han podido desplegar una fuerza suficiente de testigos y miembros de mesa para ganar holgadamente una elección nacional en los últimos 8 años le será develada al leer el Informe Guácharo (ver http://www.box.com/shared/82dijiiu17) hemos tenido y seguimos teniendo zorros cuidando el gallinero.”

De acuerdo a esta conclusión de Ekvall, basado en los informes de Jesús Ivan Rojas y Ludwig Moreno (Informe Guácharo), hay varias cosas que si se encuentran bajo el control opositor. La primera de ellas es el cambio inmediato de nuestros representantes técnicos en el CNE. Eso no depende del organismo electoral sino de la MUD. Y digo NUESTROS representantes porque la MUD tiene gente allí que supuestamente representa técnicamente los intereses electorales de todos los que hacemos oposición al régimen y que contabilizamos por la medida inferior, más de 3 millones de personas, de acuerdo a los resultados del 12F. Según las cifras arriba señaladas los actuales representantes de la MUD ante el CNE objetivamente no han hecho su trabajo. Y si alguno cree que no es suficiente lo que indica el Informe Guácharo, concéntrense en los resultados de su gestión. Creo que, como en cualquier organización, los ejecutivos de la MUD deben revisar inmediatamente este rendimiento y despedir a aquellos cuyos resultados dejan mucho que desear. En consecuencia, desde aquí propongo formalmente a la Mesa de la Unidad Democrática, como uno de esos 3 millones de votantes, la remoción de estos representantes y el nombramiento de una Comisión compuesta por ESDATA, SUMATE y la Comisión Electoral Técnica de Primarias encabezada por la Dra. Teresa Albanez, para que nos representen técnicamente en el CNE. Esta última demostró el 12F ser lo suficientemente confiable a favor de los electores, con una eficiencia que todos compartimos.

La siguiente conclusión que se desprende allí es la ausencia de testigos y miembros de mesa de la oposición en esos centros electorales de 1 y 2 mesas. ¿Por qué ocurre eso? ¿No se le extienden credenciales a los partidos de la oposición para estar en esos centros? Como una consecuencia lógica, unos nuevos representantes técnicos deberán determinar cuáles son y en donde están ubicados todos los centros de 1 y 2 mesas a los que alude Ekvall y movilizar desde cualquier parte del país a los contingentes que sean necesarios para que sean testigos en esos centros (estos centros estarán seguramente localizados en lo más recóndito de la República) y trasladarlos, sin importar el costo, ya que nos estamos jugando aquí el futuro de varias generaciones de venezolanos. No creo que la Unidad Democrática tenga problemas con esta cobertura, ni tampoco los posibles testigos. Y si esos centros son virtuales, lo sabremos inmediatamente con gente de reconocida confiabilidad.

Entonces, si podemos hacer algo. Y además ese algo es completamente independiente a que revisen o no el REP. Los análisis realizados del REP inflado entre 3 y 5 millones de electores virtuales necesitan que la oposición no esté en ese 55% de las mesas, ya que la Sala de Totalización podrá contabilizar los votos virtuales pero solo podrá asignarlos a los centros en donde no podamos comprobar la presencia física del elector y consecuentemente no tengamos copia de las Actas. Si se atreven a hacerlo será comprobable, estando allí, en TODAS las mesas, contrastando los resultados con las Actas en todo el país. Cuando en el pasado hemos indicado que ese REP viciado nos va a montar todos los millones de votos virtuales que el régimen necesite, lo hemos hecho con la convicción expresa que la oposición NUNCA ha cubierto ese 55% de centros mencionados. Ahora DEBE Y TIENE que corregirse ese problema, so pena de ir de nuevo al matadero del 2006, porque el REP, como afirmamos los científicos racionalistas, ya tiene esos votos virtuales a la espera que no estemos donde debemos estar.

Entonces, sí existe una manera de conciliar esas posiciones encontradas entre Racionalistas y Empiristas, enfocando solo nuestros intereses. Pero esta conciliación pasa por aceptar que la oposición está cometiendo en este momento graves errores que es necesario que subsane urgentemente para este próximo proceso electoral y luego, al ser gobierno, se depure sin demora el REP en el marco de un Poder Electoral realmente independiente para un sano desarrollo democrático del país. Y coincidiendo con el slogan de la dupla Capriles-Leopoldo: Si se puede!

Caracas, 24 de Febrero de 2012


Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana