viernes, 12 de abril de 2013

Tres Mentiras del CNE: 3ra. 54% de las Mesas



Por Luis Manuel Aguana

La mentira más flagrante con la cual concluyo este ciclo de mentiras del CNE la constituye la Verificación Ciudadana de solo el 54% de las Mesas electorales el día de las elecciones.

La justificación dada por el CNE la primera vez que se instituyó esta manera de contar nuestros votos fue que era “estadísticamente imposible” que si se verificaba el 54% de las mesas electorales, el resultado fuera diferente del total que el CNE nos dijera al totalizar el 100% de los votos automatizados. Esa fue la mentira que el gobierno nos metió al instituir en la Ley Orgánica de Procesos Electorales el voto electrónico por Ley: “Artículo 141. El acto de escrutinio deberá ser automatizado y excepcionalmente manual, cuando así lo determine el Consejo Nacional Electoral.

Del Diccionario de la Real Academia Española-DRAE: Escrutinio: (Del lat. scrutinĭum). 1. m. Examen y averiguación exacta y diligente que se hace de algo para formar juicio de ello. 2. m. Reconocimiento y cómputo de los votos en las elecciones o en otro acto análogo. Por otro lado, del mismo diccionario: Escrutar. (Del lat. scrutāre).1. tr. Indagar, examinar cuidadosamente, explorar. 2. tr. Reconocer y computar los votos que para elecciones u otros actos análogos se han dado secretamente por medio de bolas, papeletas o en otra forma.

Véase que en ambas palabras derivadas constituye un total contrasentido un “escrutinio automatizado” dado que el único que puede hacer “examen y averiguación exacta y diligente” de algo para formarse un juicio de ello es el ser humano. Asimismo, el acto de “escrutar” es “indagar” y “examinar cuidadosamente”, cosa que solo está reservada igualmente a las personas. Podemos contar los votos con máquinas pero escrutarlos solo lo puede realizar el hombre.

Entonces de acuerdo a esa mentira, las máquinas “escrutan” el 100% de los votos y nosotros “verificamos” solo un porcentaje de ellos. Sutil pero decisivamente tramposo. El régimen le cambió el sentido al idioma y al mismo tiempo nos sembró una trampa de incalculables proporciones al permitir que solo contáramos una parte de los votos, dejando a las maquinas hacer lo que quisieran con el resto ¿Qué tal?

Pero la mentira más aviesa en relación a la población votante es la convencerlos de que abriendo solo el 54% de las cajas es suficiente, estadísticamente hablando, para quedarnos tranquilos. ESO ES FALSO.

Simplemente hagamos el ejercicio numérico. Pongamos un ejemplo: Un centro tiene 1000 votos y van todos los electores. Abrimos el 54% y dejamos sin abrir el 46%. Esto es, solo contaremos (Verificaremos) 540 votos. Supongamos, que en esos 540 votos Capriles saca el 55% y Maduro 45% (10 puntos arriba). Esto es, 297 votos para Capriles y 243 votos para Maduro, dando la ventaja a Capriles 55% a 45% de acuerdo al ejemplo.

Ahora veamos los 460 votos que estaban en una caja que no se abrió. En esa máquina el CNE logra ponerle a Maduro conservadoramente el 60º% de esos votos, esto es, de esos 460 votos el 60% se lo ponen a Maduro. Esto es 276 votos para Maduro y los restantes 184 a Capriles. El resultado total del centro sería 519 para Maduro y 481 para Capriles. Como son 1000 votos totales, resultaría el 51,9% para Maduro y el 48,1% para Capriles (3,8 puntos por arriba) en todo el centro.

Esto es, dándole a Capriles de esos 460 votos solo el 40%. Ahora imagínense el escenario que no le den nada, que sea el 100% de esos 460 no verificados. El resultado sería 703 votos Maduro y 297 votos Capriles. Esto es 70,3% para Maduro y 29,7% para Capriles, solo en ese centro, aun teniendo nuestro candidato 10 puntos porcentuales por arriba antes del cambio en las mesas abiertas.

Los expertos en estadística indican que los resultados en todas las mesas del mismo centro deben guardar una distancia porcentual muy baja, con lo cual si existen 10 puntos por arriba en las mesas abiertas eso debe mantenerse aproximadamente en todas las mesas por igual. Pero los resultados de los estudios rompieron ese patrón el 7-O (ver estudio Febres-Márquez Elección Presidencial en Venezuela 2012 – Evaluación de los resultados electorales presentados por el CNE Nov2012 en http://esdata.info/pdf/EP_2012_Febres-Marquez.pdf). ¿Se explican ahora porque se voltean los resultados de los conteos rápidos cuando empiezan los escrutinios electrónicos?

Pero estos cambios en las cajas no abiertas se harían de manera diferente en todas las mesas. Lo único que deben hacer para asegurar una diferencia cercana al porcentaje con el que desean ganar es ponderar en todo el país los números con una computadora. Es muy simple. Solo tienen que mirar cuanto porcentaje le ponen a cada máquina de acuerdo a su trayectoria histórica y aprietan en unas y aflojan en otras. Y no lo tienen que hacer en todas las mesas del país sino en un conjunto de mesas en centros escogidos previamente. Por eso es que no les dió el análisis de Newcomb-Benford (ver La Naturaleza delató al CNE en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/12/la-naturaleza-delato-al-cne.html) ni en el 2004 ni en el 2012, donde los resultados de la curva de Chávez siempre fueron uniformes, atentando contra esa ley natural. Es por eso QUE TENEMOS QUE CONTAR TODAS LAS BOLETAS.

Y aun si no las contamos, es absolutamente importante que el régimen no sepa con anticipación cuales mesas serán sorteadas para el proceso de Verificación Ciudadana sino hasta cuando todas cierren en un centro, cumpliendo a cabalidad la secuencia del Art. 441 del Reglamento Electoral. La MUD no ha podido detectar eso porque nunca han verificado ese 54%, con la respectiva Constancia de Verificación Ciudadana, no yendo más allá del 2.5% de las máquinas el 7-O pasado.

Es por eso que no solo miente el CNE cuando dice que con el 54% basta, sino que hemos llegado al absurdo que también mienten “nuestros” representantes ante ese organismo en su defensa. Solo vean las declaraciones de Vicente Bello a la Prensa de Monagas (ver en http://www.laprensademonagas.info/Articulo.aspx?aid=118086) donde indicó: “En Venezuela se han hecho ocho procesos electorales con proceso automatizado y en todos se han hecho auditorías de las actas, se ha abierto el 54% de las mesas, como está establecido, y nunca se detectó una sola acta que no coincidiera con lo publicado por el CNE. Si en ocho procesos electorales no se ha producido discrepancia en la verificación ciudadana, me preguntó cuál sería el sentido de incrementarlo”, sostuvo Bello, al mostrarse en desacuerdo con las peticiones que desde el punto de vista técnico hacen los estudiantes.”. ¡Por eso es que los llamamos colaboracionistas!

Es absolutamente necesario completar el proceso de Verificación Ciudadana porque los más interesados en hacerla somos nosotros. Por las múltiples razones conocidas por todos (falta de testigos, abandono de las mesas porque el candidato anunció el 7-O que aceptaba la derrota antes de concluir el proceso y los testigos se fueron, agresiones de los factores violentos del chavismo no dejando entrar a los testigos opositores, etc, etc, etc.) lamentablemente no se han tenido esas Constancias. Esperamos que el 14A sea diferente, no solo en el conteo de los votos sino en la actitud de defensa del voto que hagamos nosotros y el propio candidato.

Juan Jacobo Rousseau, padre de la Revolución Francesa y de las bases de la democracia como la conocemos ahora define, en su esencia, el Pacto Social en su obra inmortal “El Contrato Social” de la siguiente manera: “Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, recibiendo también a cada miembro como parte indivisible del todo.” Y agrega: “En el mismo momento, en vez de la persona particular de cada contratante, este acto de asociación produce un cuerpo moral y colectivo, compuesto de tantos miembros como votos tiene la asamblea, cuyo cuerpo recibe del mismo acto su unidad, su ser común, su vida y su voluntad”.

No puedo imaginarme a J.J. Rousseau concibiendo la voluntad general con solo el 54% de los votos de la asamblea, dejando el resto al arbitrio de una máquina, como lo torció este régimen el año 2004 inventando otra manera de contarnos en democracia. La voluntad es solo una y compuesta por tantos miembros como votos tiene la asamblea. Todos TENEMOS el derecho que nuestro voto se cuente, más allá de cualquier condición impuesta por quienes gobiernan. Y solo por construcción conceptual de la democracia HAY QUE CONTAR TODOS LOS VOTOS para restituir el Pacto Social en Venezuela.

Caracas,  12 de Abril de 2013

Twitter: @laguana