viernes, 26 de septiembre de 2014

Réquiem para unas Bases Comiciales



Por Luis Manuel Aguana

Dicen que del apuro solo queda el cansancio y de la improvisación lo único que se puede esperar es el fracaso. Cuando en mi nota anterior (ver Por una Constituyente de todos en http://ticsddhh.blogspot.com/2014/09/por-una-constituyente-de-todos.html) esperaba un proceso decantado de discusión pública de la propuesta de las Bases Comiciales que el partido Voluntad Popular nos ofrecería a los venezolanos luego del anuncio de un proceso constituyente, lo que en realidad ocurrió fue lo mismo a lo que nos tiene acostumbrado el régimen.

En efecto, haciendo el anuncio público el día martes 23 de septiembre, inmediatamente el día miércoles 24 circuló la primera versión de las Bases Comiciales (verla en http://goo.gl/CjWHpR) y el jueves 25 otra versión diferente (verla en http://goo.gl/n29AvB) para un proceso de recolección de firmas que se ha anunciado comienza el sábado 27 de septiembre. Sin anestesia. ¿Y las interrogantes y preocupaciones de los venezolanos en relación a eso? ¿Dónde está la discusión pública de algo tan delicado como un proceso Constituyente? Es posible que el mismo día sábado aparezcan las planillas con unas Bases diferentes a la última versión conocida del documento.

Creo que nos estamos jugando mucho más que Rosalinda con el régimen. Han sido múltiples las preguntas y preocupaciones expresadas en muchas Asambleas de Ciudadanos a las que hemos asistido tratando de explicar cómo se resolverían los inconvenientes y los temores que la gente tiene y que deben seriamente ser debatidos y respondidos por el convocante. Y eso es precisamente porque no es fácil iniciar un proceso como ese. El MID Táchira lleva más de 10 años tratando de explicar a los venezolanos el Proyecto País Venezuela (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/) con unas Bases Comiciales que han sido maceradas y decantadas en ese tiempo y todavía el pueblo venezolano le tiene temor a ese bejuco después de haber sido picado por una culebra en 1999.

No fue para nosotros una sorpresa la propuesta de bases comiciales realizada por Voluntad Popular porque ya se nos había informado extraoficialmente que usarían como marco las Bases Comiciales de 1999, propuesta que nuestra organización rechazó de plano por ser estas las causantes de uno de los mayores engaños hechos al pueblo venezolano en su historia republicana. No solo porque son éticamente incorrectas sino porque estructuralmente están diseñadas para excluir un sector de la población de la discusión de un país en donde todos tenemos el derecho de vivir en paz.

Tenía la esperanza que no echaran mano de ese expediente, y si no estaban de acuerdo con las bases propuestas por el Proyecto País Venezuela expuestas en nuestros documentos, al menos se hiciera discusión pública de ello, habida cuenta que el país NO le pertenece a ningún partido sino a todos los venezolanos. No será solo Voluntad Popular quienes sufrirán las consecuencias de un proceso mal iniciado sino todos nosotros. De allí que indiquemos que TODOS los venezolanos tenemos y debemos discutir el proceso constituyente NO SOLO UNA PARCIALIDAD POLITICA.

La Constituyente es un asunto tan serio que no puede ser la bandera de NADIE. Eso es lo que no ha querido aceptar la joven dirigencia de Voluntad Popular. Y podemos entender el ímpetu propio de esos años de la vida y la particular situación política de ese partido, con su principal dirigencia presa o exiliada. De hecho hemos sido los primeros en respetar e incluso admirar su posición frontal y valiente ante un régimen dictatorial que nos lleva a los venezolanos al abismo del comunismo; y que ha sido la UNICA en medio de tanta cobardía y colaboracionismo político en enfrentar eso como partido.

Pero estamos en una situación donde se deben utilizar las mejores experiencias, las mejores voluntades, lo mejor de lo mejor de todos los venezolanos para no hacer que se agrave aun más, no actuando de manera apresurada, sino actuando inteligentemente, organizándose los partidos políticos y la sociedad civil verdadera-no una construida- para enfrentar una amenaza común.

No entraré aquí en un análisis técnico profundo de la propuesta de Bases Comiciales que ha hecho VP, pero hay algunos aspectos que deben ser destacados y que no fueron modificados de las bases de 1999 (vean y comparen con las Bases de 1999 http://pdba.georgetown.edu/Elecdata/Venezuela/bases.html). La Base Tercera, Aparte No. 1, donde indican que serán 104 Constituyentes por voto uninominal, sin tomar en cuenta que esta Base fue modificada por sentencia de la antigua Corte Suprema de Justicia de fecha 18-03-1999, modificando el número en algunas entidades federales y lo que es más importante, que creció la base poblacional del país significativamente desde 1999. Pero lo más grave es que se dejó el puñal que nos metió Chávez en esa ocasión y que pasó desapercibido: “El elector dispondrá de tantos votos como constituyentes a escoger tenga la circunscripción.”

Esta coletilla destruyó el principio de representación proporcional, que ahora VP intenta remendar en el Aparte No. 2 con 58 Constituyentes en la circunscripción nacional (fueron 24 nominales en 1999, uno por Estado) electos por lista y a través del método de D’Hondt, pero dando a los partidos la supremacía del proceso. ¿Cual fue la trampa de Chávez aquí? Que como había ganado recientemente la elección presidencial, sus mayorías estaban intactas en cada Estado lo que hacía que se quedaran con todos los Constituyentes por voto uninominal. Si cada elector solo hubiese tenido la posibilidad de un voto por cada Estado era imposible que se cogiera la Asamblea, como en efecto hizo al tener 125 Constituyentes del total de 131. La gente cree que fue el Kino lo que le dio esa ventaja.

Al clonar esa posibilidad de nuevo en las Bases Comiciales, VP juega a ser Chávez otra vez, teniendo la presuntuosidad de pensar que el régimen dejará pasar ese strike al saberse en minoría en este momento. La jugada es electoral, no la de incluir a la verdadera expresión del pueblo de ser representantes en una Asamblea que debe ser en esencia la realidad política más ajustada de todos los factores del país, precisamente porque una ANC es PARA CONSTRUIR UN PACTO SOCIAL nuevo y el marco de referencia político por excelencia para vivir todos juntos en paz. Es por eso que en el Proyecto País decimos que si verdaderamente vamos a reconciliarnos mediante este mecanismo, lo ético y lo correcto es abrir el juego plural a todas las corrientes, no a la que sea mayoritaria.

Por otro lado en la Base Cuarta, Aparte No. 3 se discrimina la participación de la sociedad civil al pretender que las organizaciones políticas postulen sin requerir apoyo popular y se obliga a los de iniciativa propia presentar 20.000 firmas para su postulación, privilegiando a las organizaciones políticas por encima del resto del país. Esta observación muy acertada provino de nuestra gente de la Colmena del Guárico del Proyecto País quienes ya hicieron un estudio pormenorizado de las Bases en las pocas horas que nos dio VP para estudiarlas. Al menos en las bases de Chávez en 1999 se aplicaba a todos los postulantes, siendo en eso al menos más democráticas.

La propuesta de Bases Comiciales que se nos presentó el día 24 de septiembre planteó en la Base Décima, Aparte C, la eliminación de las captahuellas del proceso de votación y la apertura del “100% de las cajas en el proceso de auditoría y verificación ciudadana”. Esto ciertamente ha sido una petición electoral permanente que hemos hecho desde la sociedad civil. Sin embargo, alguna mano peluda en VP eliminó la apertura del 100% de las cajas en la versión del jueves 25, supongo que en un intento de no presentarle al régimen algo tan indigesto para ellos. Pero con delincuentes no se puede negociar…

Y eso nos lleva a la esencia del planteamiento de unas Bases Comiciales para la elección de una ANC en la Venezuela de un régimen dictatorial y que tiene preso ilegalmente al principal dirigente de VP. Uno no le pide a un delincuente que respete la ley. Son las fuerzas del orden las que someten en una sociedad a quienes desconocen la ley y estas dejaron de existir en Venezuela, con lo cual solo nos queda llamar al dueño. Hoy por hoy en Venezuela no es posible someter a referendo absolutamente nada. Hay que CONVOCAR a los dueños de la Soberanía, a su sustrato primigenio, que es el pueblo venezolano, para que NOSOTROS MISMOS nos contemos y se imponga en la calle esa mayoría. Nadie más que VP debería saberlo.

Como indica nuestra gente del Guárico, desde el principio se equivoca la intención de estas bases comiciales ya que se pretende invocar la realización de un proceso de consulta nacional vía referendo para la aprobación de las mismas. Aparte de ser un “autosuicidio”, expone a nuestra juventud más inocente y joven-que nunca ha firmado nada- a una persecución por la actualización de las tristemente famosas Listas de Táscon y Maisanta, al indicar que esas firmas se llevarán al CNE en la Base Undécima. Todo esto sin contar con que el proceso que se intenta convocar es para hacer otra Constituyente como la de 1999 para imponer una parte de la sociedad sobre la otra, y eso es inaceptable porque nunca saldríamos de la exclusión y el odio. Por mi parte no aconsejo a nadie firmar esa convocatoria si no está ya en la Lista de Tascón.

No mis estimados amigos de VP, reflexionen. No es así que saldremos del problema. Si de verdad creen que una Asamblea Nacional Constituyente es la vía para imponer la voluntad del pueblo, como en efecto lo creemos firmemente nosotros desde el Proyecto País Venezuela, entonces entiendan su verdadera esencia y su concepto fundamental: solo el pueblo en la calle se puede imponer a una tiranía pero convocado con un propósito que solo puede dar la convocatoria del Soberano a constituirse en Asamblea Nacional Constituyente originaria por encima de los poderes constituidos del comunismo para reconstruir a Venezuela. Es por eso que esas bases que han propuesto han nacido muertas antes de la primera firma porque murieron en 1999…

Caracas, 26 de Septiembre de 2014

Twitter:@laguana