sábado, 14 de febrero de 2015

El fin de una Era o ¿de qué vamos a vivir?


Por Luis Manuel Aguana

“La edad de piedra terminó antes de que se acabaran las piedras,
y la edad del petróleo se terminará antes que se acabe el petróleo”
Ahmed Zaki Yamani, Ex Ministro de Petróleo de Arabia Saudita

Ciertamente Yamani tenía razón. La edad de piedra no se acabó porque se acabaron las piedras. Cuando digo en el título de la nota que se acabó una Era, la del petróleo, no me estoy refiriendo a que se haya acabado el bitumen-que ciertamente sigue bajo la tierra y en cantidades asombrosas-, sino que la Era del petróleo se terminó tal como la conocemos los venezolanos y hay que encararlo. Lamentablemente las últimas cosechas se las comieron los pájaros y los ladrones-HSBC dixit-. Precios de más de 100 dólares tal vez no lo veamos estas y posiblemente las próximas generaciones. Ya es hora de pensar que hacer. De hecho vamos demasiado tarde, posiblemente 30 años tarde.

En mi nota pasada (Del Plan de Barranquilla al Proyecto País Venezuela http://ticsddhh.blogspot.com/2015/02/del-plan-de-barranquilla-al-proyecto.html)  me atreví a indicar que el único Plan conocido en Venezuela databa del año 1931 y que un grupo de venezolanos estábamos proponiendo uno nuevo para las próximas generaciones. Pero eso pasa por entender bien porque es necesario. Pues bien, una de las razones, podría decirse que la principal, es que ya se acabo la edad de piedra para un país lleno de piedras.

A muchos venezolanos se les pasó que en el año 2008, el candidato presidencial norteamericano Barack Obama propuso un Plan energético para su país a ser ejecutado en 10 años de ser electo Presidente de los Estados Unidos. El año 2019 era la meta estimada para la cobertura de ese Plan. El nombre del Plan: “New Energy for America” (Nueva Energía para los Estados Unidos de America). Obama fue electo Presidente y va por su segundo período que concluirá el año entrante 2016, el Plan está siendo ejecutado y ya estamos empezando a ver los efectos.

El Plan de Obama “New Energy for America” contemplaba las siguientes líneas principales de acción (ver http://change.gov/agenda/energy_and_environment_agenda/):

  • Creación de cinco millones de nuevos empleos invirtiendo 150 billones de USD en los próximos 10 años para catalizar los esfuerzos privados en la creación de energía “limpia” para el futuro;
  • Ahorrar en los próximos 10 años mas petróleo del que se importa del Medio Oriente y Venezuela combinados; (subrayado y negritas nuestras);
  • Poner en funcionamiento 1 millón de automóviles híbridos (eléctricos/gasolina) con un rendimiento de 150 millas/galón para el 2015, y  asegurar que serán construidos en los Estados Unidos;
  •  Asegurar que el 10% de la electricidad provendrá de fuentes renovables para el 2012 y 25% para el 2025;
  • Implementar un amplio programa económico para reducir las emisiones de gas en un 80% para el 2050.

Llama poderosamente la atención que el liderazgo del régimen esté llorando ahora por la recuperación de algo que ya se perdió producto que un país de la importancia de los Estados Unidos ESTA EJECUTANDO UN PLAN EXITOSAMENTE y ellos ni se hayan percatado de eso. Ni decir que esperan sentados en una acera que el precio del barril suba. Se podría pensar que la ineptitud de un régimen como este es suficiente razón, pero no se podría decir lo mismo de una oposición oficial que tampoco dijo nada, pensando igual que siempre seguiremos viviendo de esa renta, que en términos prácticos ya se acabó…

Aún siendo estas líneas de acción norteamericanas públicas, notorias y comunicacionales, en las que Venezuela aparece explícitamente mencionada, no se estableció ninguna estrategia de protección, dada la importancia de esos anuncios en el 2008 y el fuerte impacto que una baja en las importaciones de crudo desde los Estados Unidos ocasionarían a la economía venezolana, en virtud de la ampliación de la actual dependencia de las exportaciones de petróleo en las que se incurrió irresponsablemente en los últimos 15 años. El problema entonces no es solo que el precio del petróleo bajara, es que no habrá más petróleo que exportar a ningún precio en los próximos años. Antes que nosotros vendamos un barril, ya lo habrán colocado Arabia Saudita y el resto de los países árabes, que les basta solo con escarbar un poco en la arena para conseguirlo a un precio de regalo.

Todos los puntos de ese Plan de los Estados Unidos apuntan a enterrar la Era del Petróleo. Si el régimen ha destruido, no solo la principal industria del país-PDVSA-, sino prácticamente la mitad de la base industrial de Venezuela, la pregunta presente y futura no es otra: ¿De qué vamos a vivir?

El planteamiento que deberíamos estar discutiendo los venezolanos, no solo en materia energética sino en el de la pura y simple supervivencia, es cual deberá ser el siguiente modelo de desarrollo, porque este de vivir de la renta ya expiró. Ya no le servirá a un super poderoso Presidente de la República, con todas las atribuciones de Rey que le otorga la Constitución vigente, repartir reales a montón para hacer ricos a sus seguidores, porque no habrá nada que repartir sin antes haberlo producido. Llegarán algunos recursos de lo poco que vendamos de petróleo pero eso no será suficiente para mantener a esta nación. Entonces, en ese momento, nos daremos cuenta que el actual modelo político no le sirve al país.

¿Porque debemos esperar a que eso ocurra? Desde el Proyecto País Venezuela ya hicimos un planteamiento que contempla desde ahora un cambio en las estructuras políticas y provocar el desarrollo necesario para producir los ingresos regionales y nacionales que requerirán las nuevas generaciones de venezolanos.

Si bien es cierto estamos en una coyuntura que exige de una transición política urgente, CUALQUIER gobierno futuro no será estable ni sostenible política y  económicamente sin un Plan que implique un cambio sustantivo de cómo se ha concebido el poder en Venezuela desde su fundación. Ese Plan existe y se llama Proyecto País Venezuela Reconciliada Vía Constituyente (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/). Responde no solo a la pregunta que titula esta nota, sino también a la inquietud fundamental del final de una Era: ni lo de ahora ni lo de antes, sino algo completamente nuevo y por construir…

Caracas, 14 de Febrero de 2015

Twitter:@laguana