lunes, 20 de agosto de 2012

La incomible Sociedad Civil Electoral

Por Luis Manuel Aguana

¿Sociedad Civil? ¿Con qué se come eso? Así nos insultaba un ministro del Presidente Saliente al comienzo de su primer periodo constitucional. La respuesta que se le debió dar inmediatamente fue: ¡Como se la comió el Libertador! Ya les explico más abajo porque lo digo.

Han pasado años de ese lamentable episodio y aun la Sociedad Civil le resulta incomoda a todo el mundo, al gobierno y a la oposición. Es algo así como una oposición que no es oposición formal y es a su vez la oposición de la oposición. No es un juego de palabras, resulta ser la realidad. Por eso acuñe el término Oposición Civil (ver Oposición Civil en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/08/oposicion-civil.html) porque esto explica la situación que estamos viviendo con los técnicos del Comando Venezuela.

Cuando un grupo de profesionales, con nombre y apellido, militantes activos de sus propias organizaciones de la Sociedad Civil, ponen en tela de juicio el sistema electoral del país, los partidos en lugar de acoger sus palabras y recomendaciones para su debida discusión técnica, nos atacan y descalifican sin refutar el fondo de sus argumentaciones. Esta Sociedad Civil Electoral está allí, no la pueden desestimar. Decir, por ejemplo, que el RE está bien solo porque lo dice un estudio de la UCAB, desestima al resto de los investigadores y universidades del país que dicen que está mal. ¿Será que la estadística y la técnica demográfica de la UCAB resultan diferentes? ¿Es que son mejores que la del resto de las universidades? ¿O es que inventaron una nueva, u otra disciplina y el resto del mundo no lo sabe? Aquí no se trata de descalificar ningún estudio sino de discutirlo y llegar a conclusiones comunes.

Los partidos, al haber echado a la basura las consideraciones técnicas de destacados investigadores, "agarrándose" de un estudio no contrastado técnicamente con el resto del país académico, lo que nos dijeron fue que no solo despreciaban a la Sociedad Civil que tiene algo también que decir, sino que sembraron de dudas razonables la legitimidad de todo ese proceso. Ahora estoy convencido de que están ocultando algo. Antes no podía aseverarlo abiertamente porque no era correcto hacerlo sin agotar todas las instancias de acercamiento y de saber si eran sinceras y de buena fe sus posiciones técnicas. Ahora digo, porque su actitud así lo ha demostrado, que ocultan algo, y algo grande.

Cuando de buena fe solicite a los técnicos del Grupo La Colina las especificaciones de esas maquinas SAI para hacerle un análisis técnico y publicar eso al mundo para que la gente viera si se podía o no se podía hacer lo que indicó el General Peñaloza en su artículo, lo que les estaba pidiendo era transparencia. Me dijeron que no tenían problemas en compartir públicamente esa información porque la conocían y no tenían nada que ocultar. Todavía la estoy esperando. ¿Qué paso? Recibí el mismo tratamiento displicente que nos espetó Don Luis Miquelena a la Sociedad Civil el año 2000: ¿Con qué se come eso?

Cuando todo el equipo técnico-electoral del Comando Venezuela se ha dedicado a realizar una campaña por radio, prensa y televisión diciendo que el proceso está blindado, que esos locos que hablan de fraude no tienen ni idea de lo que dicen y que todo está seguro, ¿que está en realidad haciendo nuestra oposición? Haciéndole la mejor campaña y el mejor favor que se podía imaginar este CNE parcializado pro gobiernero, ¡Y gratis! (de acuerdo a algunos no es gratis) ¡El mejor propagandista del CNE es el Comando Venezuela! ¡La oposición apuntalando a un CNE que nos ha revolcado por el piso con esas maquinas! ¿¡¡¡Qué es eso!!!? ¿Cual será el resultado de esa estrategia? Que le pondrán desde ahora al candidato las manos atadas porque no podrá decir que los sistemas lo fregaron, poniéndole al gobierno en las manos cualquier resultado que el CNE le de la gana de dar; porque si tú tienes todos los indicios, un RE “puyado” y unas maquinas que no garantizan lo que dicen garantizar, entonces no te puedes echar para atrás si las cosas no te salen como crees y el gobierno te mete la estaca. Si tiene rabo de cochino, oreja de cochino, patas de cochino, definitivamente no es un chiguire...

La realidad es que los políticos de la MUD ni el Comando Venezuela no tienen ni idea de donde vendrá el palo que nos dará el gobierno con esas maquinas y el SAI. Y estos técnicos, si en lugar de asesorar convenientemente al candidato le dicen que esta blindado, ¡acabazón de mundo! ¡Pero cómo va a estar blindado nadie si las condiciones no son buenas de entrada! ¿Leyeron el informe de los investigadores del Táchira? (Algo bueno paso en el Táchira, ver en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/08/algo-bueno-paso-en-el-tachira.html). Allí se demostró que si los chavistas aplican el sorteo primero y después la transmisión, hay cambio de resultados. ¿Por qué pasa eso? ¿No sería bueno que alguien se ocupe de investigar o al menos de hablar con esa gente del Táchira? No digo que ese sea el fraude generalizado pero demuestra que HAY INDICIOS serios y demostrados que hay algo oculto que no sabemos pero que los técnicos opositores tampoco están deseosos de averiguar que es. ¿Como se los digo, pues? Por eso mi insistencia: CUANDO NO HAY TRANSPARENCIA HAY FRAUDE.

Por eso es que la Sociedad Civil Electoral es difícil de tragar por ambos bandos. Somos molestos. No nos pueden comer. Los técnicos electorales del Comando Venezuela deben estar de acuerdo con Don Luis Miquelena que esta Sociedad Civil Electoral es incomible, no se puede tragar. Y eso será así hasta que las elecciones en Venezuela sean AUTENTICAS.

El Libertador reconoció a la Sociedad Civil en la Carta de Jamaica de septiembre de 1815. Al decir “Nosotros somos un pequeño género humano; (refiriéndose a los habitantes del Nuevo Mundo) poseemos un mundo aparte, cercado por dilatados mares; nuevos en casi todas las artes y ciencias, aunque en cierto modo viejos en los usos de la sociedad civil”. La Sociedad Civil de acuerdo a ese concepto fue primero porque los “usos de la sociedad civil” no son más que el comportamiento civil y ciudadano que todos llevamos para la construcción de una sociedad mejor y más justa. Y aquí no quiero hacer una interpretación maniquea de lo que escribió Bolivar como hace El Saliente todo el tiempo. Solo invito a leer de primera mano los documentos del Libertador en su sentido más amplio.

No se nos puede dejar de lado en nuestras exigencias al derecho de unas Elecciones Auténticas, como quien hace desprecio de la Sociedad Civil en su conjunto, Miquelena dixit. Tarde o temprano eso le costará mucho a la democracia. En la medida que los políticos hagan digerible a la Sociedad Civil, y en especial a la Electoral, todos saldemos beneficiados, ellos en especial. De lo contrario muy pronto veremos las terribles consecuencias.

Caracas, 20 de Agosto de 2012


Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana