Suscribete a TICs & Derechos Humanos

viernes, 29 de marzo de 2019

No es el 187#11, es el R2P

Por Luis Manuel Aguana

De la información oficial de la rueda de prensa del Presidente Encargado Juan Guaidó el 27 de Marzo, extraigo el siguiente párrafo:

“No crean ese cuento que solos no podemos. Podemos unidos y movilizados, ¡claro que podemos! Y tampoco estamos solos, de cara a la comunidad internacional. Yo les pido confianza, no podemos depositarlo en un tercero. Si lo aprobábamos ayer en la asamblea (187-11) hoy no iba a pasar nada. Estamos siendo responsables con las expectativas y con la protección de los ciudadanos. Hay que evaluar esa línea de protección, *cooperación* internacional, intervención tenemos cubana y rusa y no la queremos.”

Estas palabras resumen el problema en el que estamos metidos los venezolanos: la oposición oficial, con Juan Guaidó a la cabeza insiste, a) que este es un problema venezolano; b) que con calle, calle y mas calle, y por supuesto más muertos y más tiempo, lo solucionaremos; y c) que podemos solos. En este momento ya no sé si lo hacen por interés político porque quieren una elección con el régimen, o por un problema ideológico porque “yo no quiero que me liberen los Estados Unidos”, Gilber Caro dixit, o por simple y pura estupidez, con la cual es imposible razonar.

Veamos:

a) Lamentablemente, el problema que tenemos en Venezuela escapo hacia otras fronteras, ya no es un “problema venezolano”. La magnitud y las implicaciones de la mega crisis que hay en Venezuela excedió desde hace rato la capacidad que tenemos para resolverlo. Y esto no dicho por mi sino por la OEA, los países del Grupo de Lima, los Estados Unidos, la Unión Europea y el resto del mundo. Si eso no lo tiene claro la oposición oficial, tendremos a Maduro para rato y ese “cese de la usurpación” será solo un sueño inalcanzable;

b) La calle, calle y más calle puede ser necesaria pero de ninguna manera es suficiente. Y si se ofrece persistentemente como la “solución” no solo tendremos más muertos, sino más frustración. Es claro que sin una actitud de lucha tampoco saldremos y hay que sostenerla, independiente lo grave de la situación. Pero eso no puede venir solo, tiene que haber un complemento de esperanza cierto para seguir, como la promesa creíble de una ayuda en el cortísimo plazo. Si alguien se cae en un pozo profundo o se queda encerrado en una mina a kilómetros bajo tierra, si no tiene el ánimo de vivir pero con la esperanza verdadera de ser rescatado en algún momento, muere;

c) Si no se le habla claro y con la verdad a la población, actuando con la prepotencia y la autosuficiencia que nos muestra permanentemente la oposición oficial, no se obtendrá la necesaria colaboración y actitud unificada de la gente para salir adelante. Esto lo demostró con creces Sir Winston Churchill con su famosa frase ante el Parlamento británico, “No tengo nada que ofrecer sino sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor”. Me encantaría esa actitud de parte de estos líderes, pero le mienten a la gente indicando una situación que saben que no se corresponde con la realidad. Que infeliz fue esa foto de Guaidó en la tarima de la Operación Libertad con toda esa partida de bates quebrados y corruptos. Me dio muchísima tristeza y me hizo preguntarme, ¿todos los muertos fueron para que quedara esa gente? Eso es lo que le resta credibilidad al Presidente Encargado, no yo escribiendo esta nota. Piensen eso…

Pero lo que me deja realmente indignado de esas declaraciones es la segunda parte: “…les pido confianza, no podemos depositarlo en un tercero. Si lo aprobábamos ayer en la asamblea (187-11) hoy no iba a pasar nada.”. ¡Por Dios! ¿Qué manipulación tan retorcida es esa? Trataré de explicarlo con un ejemplo sencillo.

Usted tiene una situación donde unos delincuentes fuertemente armados se han metido en su casa. Se encuentra desarmado y no tiene manera alguna de cómo enfrentar ese problema (¿le suena conocido?), pero tiene la posibilidad de llamar al 911 de emergencias, y en ese preciso momento se detiene a pensar que al instante que la policía irrumpa en su hogar a tiros, a usted o algún miembro de su familia puede salir herido o muerto. Los minutos son cruciales porque ya los tiene encima y tiene que tomar una decisión de enfrentarlos desarmado.

Tenga en cuenta aquí que ambas opciones no son de ninguna manera excluyentes, es mas son complementarias. Solo que si usted intenta hacerlo solo tiene la altísima probabilidad de salir muerto con su familia. ¿Qué haría? Cualquier persona con dos dedos de frente haría la llamada y dependiendo de la actitud de quien sea el protagonista se enfrentaría o no con los delincuentes esperando a la policía, pero eso es otra cosa porque la posibilidad cierta de ayuda viene en camino.

El Artículo 187, numeral 11 funciona como si usted autorizara a la policía después de haber hecho la llamada al 911 (aprobación de la Asamblea Nacional) para que entrara a su casa como sea para auxiliarle. Pero también es posible que la policía no llegue a tiempo o no llegue por alguna razón. Pero seguramente NUNCA llegara si usted no llama, es decir si no manifiesta su voluntad abierta de ser ayudado.

Pero suponga que usted no hace esa llamada y decide enfrentarlos solo. Además se ser estúpido, es su prerrogativa como dueño de su casa. Pero los vecinos se dan cuenta que hay delincuentes dentro de su casa y eso les afecta. Entonces son ellos los que deciden llamar al 911. La policía puede, como en el caso anterior, decidir no venir a auxiliar. Pero existe una normativa vecinal que les obliga moral y políticamente a intervenir (R2P), aun si el dueño de la casa no llama al 911 (Art. 187#11). Y aquí la cosa cambia radicalmente y el problema escala a otro nivel.

Los vecinos (y también usted internamente) saben que si no viene la policía los delincuentes no serán desalojados de su casa. Pero usted le está diciendo a su familia que se meterá a “héroe” y desalojará por “sus propios medios” a unos delincuentes fuertemente armados. ¿Qué diría su familia? Que usted se volvió loco.

Guaidó nos está diciendo “les pido confianza (para sacar a los delincuentes armados), no podemos depositarlo en un tercero (la policía)”. ¿Qué clase de mensaje es ese? ¿Qué diferencia hay en ese discurso con esa realidad del ejemplo? Y además agregando “Si lo aprobábamos (llamar al 911) ayer en la asamblea (187-11) hoy no iba a pasar nada (no vendría la policía)”. ¿Y porque no iba a pasar nada? Por el contrario, no pasará nada si no llama al 911.

Pero el remate es lo mejor (o peor): “Estamos siendo responsables con las expectativas y con la protección de los ciudadanos. Hay que evaluar esa línea de protección, *cooperación* internacional, intervención tenemos cubana y rusa y no la queremos”. Pues no están siendo responsables con la protección de los ciudadanos. La familia venezolana que está metida en la casa del ejemplo está siendo masacrada todos los días por los delincuentes fuertemente armados que se metieron, y están ejecutando crímenes en contra de los Derechos Humanos de la población.

Si no quieren llamar al 911 (autorizar el 187#11 en la Asamblea Nacional) eso no quiere decir que no exista la Responsabilidad de Proteger (R2P) del vecindario para que la policía se meta sin que se haya producido la llamada al 911 que irresponsablemente no están haciendo. No son ellos los que deben “evaluar la cooperación internacional” para determinar si la policía entra o no. DEJO DE SER UN PROBLEMA DE SOBERANIA PARA CONVERTIRSE EN UN PROBLEMA DE DERECHOS HUMANOS.

La Soberanía de los Estados queda subrogada cuando se ejecutan crímenes en contra de los Derechos Humanos de una población. Queda de lado cuando de hecho se conoce que se está produciendo un exterminio deliberado en contra de las personas en cualquier lugar del planeta. Y en Venezuela está plenamente comprobado. La actitud de los políticos al negarse a dar la autorización lo que hace es esconder la responsabilidad de las naciones de auxiliar a Venezuela  porque le envía al mundo un mensaje de una autosuficiencia inexistente. Porque entonces el vecindario diría “si sus representantes políticos dicen que pueden, ¿por qué habríamos de arriesgarnos nosotros?”. ¿Cuántos muertos más necesitan para comprenderlo?  ¡Más irresponsabilidad imposible!

Los venezolanos deben entender que la aplicación del Artículo 187, numeral 11 es meramente accesoria y que la Comunidad Internacional está en la obligación moral y política de intervenir, así no la hayan llamado, en atención al Principio de Responsabilidad de Proteger (R2P), para detener que se sigan cometiendo los crímenes plenamente tipificados en el Estatuto de Roma, que Nicolás Maduro Moros y su pandilla de criminales están cometiendo en contra de los venezolanos, así Juan Guaidó y la Asamblea Nacional aun no hayan acabado de entender este problema, subrogándolo a la estupidez nacionalista de Gilber Caro o el populismo condescendiente de la oposición oficial que insiste en ocultar la gravedad del problema para ir a unas elecciones.

Cuando insistimos en que sean los venezolanos los que decidan, no es por un simple capricho. Dada la gravedad de lo que ha ocurrido en Venezuela creemos que la restitución de un mínimo orden en el país no solo pasa por recibir la ayuda humanitaria del exterior en medicinas y alimentos, sino para reconstruir a Venezuela, como pasó en Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Aquí hará falta de todo, desde bombillos hasta repuestos para maquinaria agrícola e industrial. Todo fue destruido. Y hará falta especialmente ayuda en la reconstrucción de unas nuevas Fuerzas Armadas destruidas institucionalmente por el comunismo castrista.

Y esas nuevas Fuerzas Armadas deberán hacerse cargo de poner orden al caos que vendrá después de la caída de Maduro. Y esa decisión no es de Guaidó ni de nadie de esa Asamblea Nacional, entre otras razones porque no nos representan, en virtud de que nosotros no votamos por ellos, votamos en contra del régimen el 6D-2015. Por lo tanto, y dada la gravedad de la situación planteada, esa decisión es de cada venezolano. De allí que solicitemos esa Consulta Popular para autorizar a la Comunidad Internacional, ejerciendo directamente nuestra soberanía, para que ingrese en nuestra casa porque es su obligación en base a una responsabilidad asumida por ellos en el 2005, y de paso autorizar el 187#11 como requisito constitucional (ver Manifiesto para la Consulta Mundial, en http://ancoficial.blogspot.com/2019/03/comunicado-anco-manifiesto-ciudadano.html).

De modo que esa Consulta NO ES PARA AUTORIZAR EL 187#11 sino para autorizar la liberación de Venezuela por la vía de la fuerza, para impedir inmediatamente que se sigan cometiendo delitos en contra de los Derechos Humanos, al exigir a los países el cumplimiento del R2P. El 187#11 sale como una consecuencia posterior de esa decisión. Nótese muy bien la diferencia. Así que NO es el 187#11, es el R2P.

Si la oposición oficial y sus seguidores fanáticos insisten en seguir recetando aspirinas a un cáncer, tergiversando el clamor de los venezolanos, lo seguiremos pagando con más sangre de la que ellos afirman no desear derramar. Los venezolanos ya estamos en un problema de derramamiento de sangre, solo que queda en manos de quienes son responsables si se derrama más de la que se debería por ambiciones de poder, inexperiencia o simplemente estupidez.

Caracas, 29 de Marzo de 2019

Twitter:@laguana

8 comentarios:

  1. Certeras razones, muy lógico su planteamiento. Experimento el común de que lo sabía pero no podía explicarlo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Espero haber podido llegar a muchas personas con ese mensaje.
      Fuerte abrazo,
      LMA

      Eliminar
  2. Pero vamos a montarlo Sr. Aguana en una página de estas donde se hacen este tipo de solicitudes, obviamente requerimos que se divulgue, porque lo importante es que la gente se registre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo(a),
      Efectivamente podríamos hacerlo como una encuesta en la red. Pero no tendría los efectos politicos vinculantes necesarios. Hay que hacer un plebiscito dentro y fuera de Venezuela para que la gente se pronuncie en relacion a ese tema tan controversial que solo el pueblo debe decidir.
      Saludos cordiales,
      LMA

      Eliminar
  3. Muy bueno Luis, yo personalmente no entiendo esa posición de "nosotros podemos", cuando tenemos 20 años sufriendo esta debacle y pagando con sangre de jóvenes que luego nadie recuerda. Es muy triste sabernos a merced de estos "arrimaos al poder" lo que nos deja claro que en la MUD hay mucho de Aristóbulo, tipejo que militó en todos los partidos hasta que consiguió quien le llenara el bolsillo y allí se quedó, esa es una buena representación de la oposición venezolana, sólo defienden sus intereses sin importar quien muera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo(a),
      Hasta que los politicos no acepten la verdadera situación del país y actuen de acuerdo a esa verdad, limpiamente y de cara al pueblo, no saldremos del problema. Dificilmente alguien sigue a quien no ve creible. Si no hay un giro de 180 grados en esa politica suicida y perniciosa de la ex MUD-Frente Amplio no saldremos del problema. Escriba lo que voy a decirle: muy pronto nos ofreceran elecciones porque no se ha podido lograr el famoso quiebre del régimen con el "cese de la usurpación", con un CNE negociado con el régimen. Y la gente cansada lo aceptará...
      Reciba un cordial saludo,
      LMA

      Eliminar
  4. No estoy de acuerdo , váyase a la época de la segunda guerra mundial cuando tuvieron que tomarse la foto Roosevelt, Stalin y Churchill, se odiaban periodo tuvieron que hacerlo para lograrlo el objetivo trazado !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Sra Quiroz, al hacer la referencia de la Segunda Guerra Mundial, especificamente la de Churchill y su llamado al pueblo en el Parlamento británico, me referia a la verdad a la que esta obligado todo politico con su pueblo en momentos de mas necesidad. No es lo que esta pasando ahora en Venezuela. Los politicos de la exMUD Frente Amplio lo menos que están haciendo es eso. Esa es la referencia. Lo que Ud menciona del Acuerdo de esos líderes para repartirse al mundo en la reunion de Yalta es otra cosa completamente diferente y no aplica al contexto de mi nota.
      Saludos cordiales,
      LMA

      Eliminar