Suscribete a TICs & Derechos Humanos

lunes, 1 de abril de 2019

Quién decide una intervención militar

Por Luis Manuel Aguana

Las redes sociales están escandalizadas con el tema de la intervención militar extranjera en Venezuela. Las opiniones van desde la negación (nunca habrá una intervención militar extranjera en Venezuela) hasta la fundamentación de la inconveniencia para el país de dicha intervención porque agravaría nuestra ya comprometida situación.

La mayoría de los argumentos en contra de una intervención militar extranjera en el país, y en especial de los Estados Unidos, tienen un alto componente ideológico. En un continente que tiene un siglo rechazando “el imperialismo”, no es para nada fácil asimilar culturalmente semejante propuesta. Y mucho menos aceptar de buena gana que la restitución de la normalidad en el país pasa necesariamente por la aplicación de la fuerza de las armas al servicio de la democracia para contraponer la que nos ha impuesto el régimen para someter a los venezolanos a una dictadura.

Lo primero que debemos considerar aquí es en donde nos encontramos hoy en Venezuela. En una nota pasada (ver Intervención militar o rescate en una guerra no declarada, en http://ticsddhh.blogspot.com/2019/03/intervencion-militar-o-rescate-en-una.html) destaqué de un informe publicado por Adam Isaac, experto en seguridad  y defensa (ver Adam Isaac, Pensando en lo impensable: la intervención militar estadounidense en Venezuela, “Thinking about the unthinkable: US Military Intervention in Venezuela”
https://adamisacson.com/thinking-about-the-unthinkable-u-s-military-intervention-in-venezuela/) que es lo que hay aquí ahora: “…Mira a las "milicias bolivarianas" solo. Tienen entre 500.000 y 2 millones de miembros. Muchos están mal entrenados, y probablemente indisciplinados. Aún así, si incluso el 10 por ciento de la estimación baja opta por la guerra clandestina, eso es 50,000 combatientes solo de esta fuerza. En su apogeo, las FARC de Colombia tenían la mitad de eso. Y nuevamente, agregue a los matones armados en los " colectivos ", el FAES y otras unidades policiales, el SEBIN, el FPL, el ELN y cualquier otro elemento radical que opte por la violencia...”.

En una interesantísima entrevista realizada por la periodista venezolana Idania Chirinos a Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura, en NTN24, y publicada el 26 de Marzo pasado (ver ¿Por qué una guerra en Venezuela beneficia a Rusia e Irán? https://youtu.be/BgP0RGjK54I) el experto revela datos poco conocidos de este mundo de la inteligencia militar que cambian los lugares comunes que se suelen argumentar en esta discusión de si es o no posible una intervención militar norteamericana en Venezuela.

Ante el señalamiento de la periodista Chirinos, “Los rusos estarían entrenado las milicias que en Venezuela van a superar el numero de los propios activos de la Fuerza Armada”, Humire contesta algo sumamente crítico:

“Es muy importante eso porque lo que vemos en Venezuela como país democrático muchas veces es que tratamos de usar nuestro sistema democrático para mirar al país. Miramos el Presidente, Vicepresidente, Ministros, pero te aseguro que no funciona así. Hay un Estado paralelo que está hecho con la estructura cívico paramilitar criminal y eso controla territorios más que controla funciones, y dentro de allí hay que entender que los rusos se están fortaleciendo. Y porque van a hacer esto? Supongamos que todos los militares van a respaldar al presidente Constitucional de Venezuela Juan Guaidó. ¿Qué va a pasar allí? Esos militares se van a enfrentar con las fuerzas irregulares que están mejores equipados, mejores entrenados, y ya comprobados en combate. Te aseguro que las Fuerzas Armadas venezolanas no están entrenadas para el combate. Yo era militar estadounidense y te aseguro que no es que día a noche me pongo mi uniforme y me voy a Irak a agarrar un rifle y comienzo a pelear. Hay pruebas que tengo que pasar para ser aprobado y listo para operaciones de combate. Los militares venezolanos no fueron mantenidos de esa forma por mucho tiempo. Y si podemos apreciar que instituciones como PDVSA es una institución energética no funciona porque fue descuidada y metida en el crimen organizado, debemos apreciar que la institución militar también tiene esa misma debilidad que no está listo para un tipo de enfrentamiento con estas fuerzas que tienen experiencia.”

De allí se desprende que de acuerdo a este experto, no existe en Venezuela la capacidad militar para enfrentar LO QUE YA EXISTE como consecuencia de la profundización, no solo del régimen socialista de Hugo Chávez, y ahora de Nicolás Maduro Moros, sino de toda la estrategia comunista de apropiación del poder en toda la región por la vía de las insurgencia y la fuerza de las armas, con la ayuda de países como Rusia, China, Cuba, Turquía e Irán. Esos son los hechos. Ya nos encontramos en manos de ese Estado paralelo del que habla Humire “que está hecho con la estructura cívico paramilitar criminal y eso controla territorios más que controla funciones”. Y la decisión de Estado realista que hay que tomar como venezolanos es como resolveremos eso con la menor cantidad de muertos posible.

Ya un especialista internacional como Joseph Humire nos está diciendo que a esos países les conviene un escenario de guerra en Venezuela:

“Hay dos factores que están impulsando para que esta guerra se lleve a cabo por parte de los rusos, los iraníes y los turcos. Uno es el factor económico. Estos países no tienen mucho más vida. Sus regímenes están débiles en el factor económico. Irán tiene hiperinflación, Rusia también, el precio del petróleo ha bajado demasiado y son países petroleros. Todos sabemos ese impacto en Venezuela pero Venezuela es un proxy de ellos, entonces lo que quieren hacer es aprovechar este momento para poder impulsar una guerra para sacar los recursos de Venezuela y utilizarlos para estabilizar sus monedas…” “..Ellos están aprovechando esta situación para mejorar sus propias economías porque no son economías basadas en el libre mercado, son economías basadas en la guerra. ¿Cuál es la primera exportación más que petróleo de Rusia? Armas. Esta es una razón. La otra razón es que yo creo que ellos ven una oportunidad con el gobierno de Trump de deslegitimizar a los Estados Unidos de una forma que nunca pudieron hacer”.

Pero yo me pregunto: ¿y de qué otra manera se puede hacer una tortilla sin romper los huevos? De que otra manera se puede neutralizar semejantes grupos sin la presencia de militares altamente entrenados que solo tiene una potencia como los Estados Unidos y otras internacionalmente? La situación avanzó demasiado. ¿Será posible un escenario en que los Estados Unidos y la Comunidad Internacional presionen de tal manera a esos países para que se retiren de Venezuela, sin disparar un tiro? No lo sé. No fue lo que vimos en la frontera con Colombia y Brasil el 23F. Todo lo que ha pasado indica que no desean hacerlo, en primer lugar porque ya han llegado demasiado lejos. Tienen el control de un país con extraordinarios recursos y una población sometida por las armas. Afirmar que eso lo resolvemos con elecciones o diplomacia, conviviendo con el enemigo en una suerte de gobierno de transición con enclave autoritario del régimen –como es la propuesta de oposición oficial-, sin tener en cuenta toda esta situación de guerra es vivir en la Isla de la Fantasía. Desconocer o no tomar en cuenta el componente de la fuerza militar extranjera en esta ecuación es querer ignorar deliberadamente este escenario geopolítico continental.

Viendo las cosas desde una perspectiva realista, ya deberíamos estar asimilando lo que ha pasado en Venezuela como un hecho consumado. Ya hay más milicia comunista entrenada desde el exterior, y por Rusia principalmente, para combatir a favor del régimen que la misma Fuerza Armada aunque toda ella se pronuncie a favor de la democracia. Veamos de nuevo a Humire:

“Y Rusia es parte de la tragedia de Venezuela…Rusia está fortaleciendo a Nicolás Maduro no solo con sus militares sino extraoficialmente con sus contratistas  Ese grupo que reportó Reuters hace dos meses, el Wagner Group. Hay que entender que es el Wagner Group. Ese grupo está involucrado muy fuerte en Siria trabajando conjunto con Hezbolah para entrenar milicias para proteger a Bashar al-Asad y ellos son expertos de operaciones clandestinas. Y si algunos de Wagner Group llegan a Venezuela es preocupante. Yo diría que más preocupante que lleguen estos técnicos de Rusia oficial”.

Lo otro es quien peleará esta guerra que ya está aquí y que nos la trajeron (ver Una guerra ajena, en http://ticsddhh.blogspot.com/2017/02/una-guerra-ajena.html). Es claro para mí que solo serán los venezolanos a quienes nos tocará encarar ese problema. ¿Pero lo haremos solos y sin ayuda, como lo sugiere estúpidamente la dirigencia opositora? Imposible. Si el régimen tiene a Rusia y expertos en operaciones clandestinas entrenados en el Medio Oriente, sería impensable no contar en el país con militares venezolanos entrenados para pelear esa guerra en contra de la milicia del régimen, pero formados por los Estados Unidos y otras potencias del mundo occidental.

Y esa es la verdadera ayuda que necesitamos ahora, además de la humanitaria. Por eso la necesidad urgente que tenemos que los países asuman a la brevedad la Responsabilidad de Proteger (R2P) a los venezolanos para detener ya los crímenes en contra de los Derechos Humanos en los que el régimen ha incurrido en esta labor de dominación ideológica continental por medio de la guerra. Ya esa guerra comenzó en contra de nosotros por parte del régimen. Solamente ver como ya ni se preocupan por aplacar las manifestaciones pacíficas por agua y luz, utilizando bombas lacrimógenas, sino que envían a milicias armadas a disparar a mansalva en contra de la gente que protesta, les da una idea de cómo está encarando la revolución castro-chavista-madurista la resistencia de los venezolanos.

¿Quiénes entonces deberían decidir en relación a que venga una fuerza armada extranjera a ayudarnos? ¿Los políticos? ¿La Asamblea Nacional? ¿El Presidente Encargado Juan Guaidó? A estas alturas y el nivel de agravamiento del problema creo que a quien le correspondería decidir eso es a los venezolanos porque es el pueblo quien ha puesto los muertos de esta tiranía homicida y a quien le tocará pagar las consecuencias, malas o buenas, de esa decisión.

Caracas, 1ro de Abril de 2019

Twitter:@laguana

No hay comentarios:

Publicar un comentario