miércoles, 9 de abril de 2014

MUDopoly


Por Luis Manuel Aguana

¿Se acuerdan del juego de Monopoly (Monopolio)? ¡Te cambio dos casas por un hotel! O compro una Avenida, o te vendo una propiedad. Cada jugador comienza con una cantidad de dinero y gana el que mejor estrategia negociadora tiene, el que al final se queda con todo. Yo siempre fui muy malo jugando ese juego. ¡Además es larguísimo! Podías pasar horas en eso y siempre resultaba vencedor aquel que más ingenio de negociante tenía. En cierta medida el juego mide quien tiene madera para eso que llaman los negocios.

Pues bien, esa habilidad de ver la política como un negocio nos la muestran los viejos jugadores, Henry Ramos Allup y José Vicente Rangel al trajinar en un juego que perfectamente podríamos llamar MUDopoly al intercambiarse las “propiedades” institucionales de este malogrado país. Y así como en Monopoly se cambian casas por hoteles, Rangel y Ramos se intercambian Rectores del CNE y Magistrados del TSJ, cual propiedades, por votos aprobatorios para el régimen en la Asamblea Nacional.

De acuerdo a Luis Felipe Colina en su columna Carrousel, de “fuentes absolutamente confiables nos confirmaron que el Secretario General de AD, Henry Ramos Allup, en las negociaciones que adelanta con el gobierno nacional, con la intermediación del ex Vicepresidente Jose Vicente Rangel, se aseguró la designación de un miembro principal al CNE y dos del TSJ a cambio de los votos de su fracción para que el oficialismo designe al resto y conserve su mayoría. La posición del negociador Ramos es considerada por el resto de los partidos representados en la MUD como una traición que solo busca beneficios personales para Rangel y HRA”. La Razón, 6 de Abril 2014.

Lo espectacular de este juego es que los demás integrantes de la MUD consideran a Ramos un traidor, no porque esté negociando algo que es absolutamente reprochable a los ojos de cualquier venezolano con un mínimo de decencia. O en otras palabras, que este político se encuentre COMPRANDO puestos para que luego ese Rector o Magistrado SUYO atienda sus llamadas telefónicas y obedezca lo que le de la gana de ordenarle porque ese puesto fue comprado por él. NO. Eso no es lo que le escandaliza a los restantes jugadores de MUDopoly. Les escandaliza que LO HAGA EL SOLO!!! Que no los comparta con ellos!!!

Pero ese es el tipo de cosa que se ha estilado hacer siempre en Venezuela, no es propiedad de estos 15 años de oprobio. Ellos lo consideran NORMAL. De acuerdo con la impresionante inversión de valores del país, ese es el juego de la POLITICA, su política, entendida como la entienden estos viejos jugadores. ¿Les interesa entonces a estos jugadores de MUDopoly que haya eso que llamamos “independencia de poderes”? ¿Qué alguno de esos representantes del resto de los poderes públicos hagan lo que sus conciencias les dicten para el mejor funcionamiento de la cosa pública? Obviamente que NO.

La opinión pública venezolana no solo debe repudiar ese proceder de Ramos Allup y al resto de los jugadores de MUDopoly sino ni siquiera considerarlos para ningún puesto de representación popular en lo que les reste de vida porque están desnaturalizando la quintaesencia de la democracia e insultándonos al vernos la cara de pendejos haciéndonos creer que luchan por sacar al régimen y son parte de él.

Y esa precisamente es la basura por la que los golpistas justificaron el 4 de Febrero de 1992 y por lo que ahora mismo el Movimiento Estudiantil se encuentra en las calles recibiendo plomo en la cabeza. ¿Cómo es posible que esa noticia pase por debajo de la mesa y no haya un escándalo en el país? Y se dice más por los caminos verdes. Que negociaron no un solo Magistrado como dice La Razón, sino uno por cada una de las Salas del TSJ para la “oposición” y dos Rectores del CNE a cambio de votos en la AN para el régimen. Definitivamente esta “oposición” es repugnante…

¿Cómo les va a interesar a los jugadores de MUDopoly que cambie el régimen ni el “status quo” vigente, para que siga el juego que de por si es larguísimo? Saben que si cae el gobierno, ellos también caen con él…

“Nosotros no estamos luchando aquí por harina Pan ni porque Nicolás Maduro rectifique. Nosotros estamos en la calle y vamos a seguir en la calle por CAMBIAR EL SISTEMA POLITICO DE ESTE PAIS…”. Estas palabras las pronunció Gaby Arellano, dirigente estudiantil de la ULA y miembro de la Junta Patriótica Estudiantil y Popular en la presentación en El Nacional el 20-03-2014 del Mensaje a la Nación venezolana (http://ticsddhh.blogspot.com/2014/03/mensaje-la-nacion.html), en nombre del Movimiento Estudiantil. El compromiso de los estudiantes por cambiar el SISTEMA POLITICO de este país y acabar con los jugadores de MUDopoly, adecentando las instituciones es entonces indeclinable porque están derramando sangre inocente por ello. Es por eso entonces mucho mayor el compromiso del resto de los venezolanos decentes también.

No podemos menos que decir como los muchachos, Libertad o nada…

Caracas, 9 de Abril de 2014

Twitter:@laguana